print
 
AYUNTAMIENTO

El alcalde de Huesca, abierto a acuerdos puntuales con PP y Ciudadanos tras el fracaso de la moción de censura


Luis Felipe convocará el viernes a los portavoces para comunicarles la estructura del equipo de gobierno



JORGE ORÚS
19/06/2019

HUESCA.- El alcalde de Huesca, Luis Felipe, está abierto a acuerdos puntuales con los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos. Por el momento, gobernará en solitario aunque no descarta más adelante algún acuerdo global que dé mayor estabilidad al gobierno consistorial. Este objetivo queda, no obstante, pospuesto sine die porque entiende que es demasiado por la tensión vivida los tres días posteriores al pleno de constitución del Consistorio. Luis Felipe ha señalado que antes, populares y naranjas deben serenar sus ánimos.

El regidor ha agradecido a la portavoz popular, Ana Alós, su ofrecimiento de este miércoles para un acuerdo que dé estabilidad al gobierno consistorial y ha señalado que va a mantener contactos con todos los grupos salvo Vox, recordando que la gran mayoría de los acuerdos del Ayuntamiento se adoptan por unanimidad y que ya tiene experiencia en gobernar en minoría, como ocurrió los últimos meses del pasado mandato, tras la destitución de los ediles de Cambiar Huesca y la ruptura del acuerdo de gobierno de 2015, un periodo de ocho meses en los que logró la aprobación del presupuesto de este ejercicio.

Sobre la exclusión de Vox de los posibles acuerdos, precisó que se trata de una cuestión de principios políticos pero que no afectará a la relación con el portavoz, Antonio Laborda, con quien, dijo, será exquisito en el trato como debe conducirse un alcalde con todos los portavoces.

El alcalde ha insistido en un mensaje de sosiego y relativa normalidad. Huesca, ha dicho, ha tenido alcalde estos tres días en los que ha atendido los asuntos de gestión municipal.

Ha advertido de que ha permanecido en silencio estos tres días porque la disputa entre PP y Ciudadanos a costa del pleno de investidura es una cuestión ajena a la institución: "Se trataba de una cuestión referida a acuerdos políticos de determinadas formaciones; no era una cuestión institucional y entiendo que debía permanecer en silencio y no interferir".

Luis Felipe ha apuntado que además de reunir a la Junta de Portavoces, sus primeros pasos en este mandato serán fijar con los demás grupos la agenda de asuntos capitales del mandato. En la rueda de prensa de este miércoles apuntaba ya varios: lograr para Huesca una financiación adecuada y estable como segunda ciudad de Aragón, la apertura del centro de Salud Los Olivos, el desarrollo de Plhus y su apartadero ferroviario, la ampliación de la estación intermodal, el Seminario, el Campus Universitario y sus titulaciones o la recuperación del entorno de la Catedral. Y como reto inmediato, las fiestas de San Lorenzo.

Preguntado si teme una moción de censura avanzado el mandato apuntó con retranca: "Intentaré no dar motivos para eso".

Con el objetivo de realzar la importancia del primer encuentro con los medios de comunicación, Luis Felipe ofreció la rueda de prensa no en la sala dedicada al efecto sino en el Salón del Justicia, donde se celebró el polémico pleno de constitución de la Corporación el sábado. Estuvo acompañado de ocho de sus nueve compañeros de grupos.