print
 
REBAJAS

Los comercios de Huesca comienzan la temporada estival de rebajas


12
Desde los establecimientos ofrecen hasta un 50 % de descuento en sus productos



A. ECHEVARRÍA
25/06/2019

HUESCA.- Las rebajas empiezan a llegar a los distintos establecimientos oscenses. Tras la liberalización de este periodo, los comercios no están sujetos a una regulación ni restricción en este sentido, como ocurría antes del cambio en la normativa cuando se establecían dos épocas de rebajas anuales, una después del día de Reyes, y la segunda, comprendida entre el 1 de julio y el 31 de agosto. Este aspecto, según Vicen Mateo, gerente de la Asociación de Comerciantes de Huesca, genera una sensación "diferente" en las rebajas. "Antes la gente veía un producto y se esperaba al 1 de julio para adquirirlo, ahora como hay libertad con la nueva normativa europea, son un poco descafeinadas, porque todo el año estamos comprando low-cost, hay períodos de descuentos o semanas temáticas. La expectativa de antes y la alegría de las rebajas ya no existe", indica.

En algunos comercios como la tienda de accesorios y moda "Bambäla" las rebajas, que comenzaron oficialmente este lunes y se extenderán hasta el 31 de agosto, ofrecen descuentos que llegan hasta el 50 % sobre el precio inicial de las prendas que no se encuentran en la nueva colección. Su responsable, Laura Broto, confía en que esta campaña sea fuerte, ya que, tal y como explica, "hasta ahora la temporada ha sido floja. El calor ha llegado tarde este año y la gente no se animaba a comprar cosas de verano".

 

LA LIBERALIZACIÓN Y EL PEQUEÑO COMERCIO

 

Al igual que la Asociación de Comerciantes, Broto considera que la liberalización de las rebajas, perjudica a los pequeños comerciantes. "Se abre una miniguerra entre las cadenas grandes que rascan unos días antes y nos arrastran al pequeño comercio a adelantarlas, porque o lo venden ellos o lo vendes tú". La propietaria también considera que este cambio genera la dificultad de vender a precio de temporada y planta que las rebajas podrían empezar más tarde pero con una fecha de inicio igual para todos. "Estamos casi todo el año vendiendo barato y al pequeño comercio, que no somos fabricantes, nos perjudica", manifiesta.

Unido al cambio en la legislación, desde la Asociación de Comerciantes también se refieren a la bajada en el consumo por parte de los clientes. A pesar de los inconvenientes, los establecimientos oscenses confían en que la temporada de rebajas sea buena y consideran que la llegada del calor esta semana invitará a comprar. "El golpe fuerte de las rebajas será ahora en el mes de julio. La gente se va de vacaciones y le apetece comprarse cosas", apunta Vicen Mateo. En relación a ello, Ana Escorihuela de la tienda de moda infantil y juvenil "Ana.e" matiza que disponen de mucho género debido a la llegada tardía de las altas temperaturas. "Esto puede implicar que se venda más o no. De momento está normal pero nunca se sabe", concluye.

 

MÁS DE 500 CONTRATOS SE GENERAN EN LA PROVINCIA DURANTE ESTE PERIODO

 

La campaña de rebajas creará un total de 546 nuevos contratos en la provincia de Huesca, lo que supone un 6 por ciento más de empleos que el año pasado en estas mismas fechas, cuando se generaron un total de 516 puestos, según los datos de un informe realizado por el Grupo Adecco.

Desde este estudio, sitúan a Huesca como la segunda provincia aragonesa donde más empleos se crearán durante los meses de verano, con un total de 4.016 nuevos contratos, por detrás de Zaragoza, donde esta misma cifra alcanzará los 52.375 nuevos puestos, y la sitúa como la quinta provincia española son más oportunidades laborales. En tercer lugar, estará Teruel con un total de 3.614 contratos. Todos estos nuevos empleos, sumarán en Aragón un total de 60.005 nuevas contrataciones a lo largo de este verano, un 8,8 % más que en este mismo período en 2018.

Tal y como estiman desde Adecco, la campaña estival y las posteriores rebajas suponen un importante repunte del empleo en una época donde las atractivas ofertas de las diferentes empresas favorecen el aumento del consumo que se traduce en un crecimiento notable en la demanda de trabajadores temporales para hacer frente a estas necesidades.

Muchas de las nuevas contrataciones, además de las relacionadas con el sector turístico y la hostelería, se concentran en los comercios debido al aumento de ventas en la temporada estival y a los descuentos ofrecidos. Por este motivo, los establecimientos precisarán de dependientes, promotores, comerciales, reponedores, cajeros, personal de atención al cliente y vendedores, entre otros perfiles solicitados.

El sector de la distribución y el "retail", encargado de hacer llegar el producto al cliente final, concentra también perfiles muy demandados como empaquetadores, cajeros, inventaristas o mozos de almacén. En suma a todo ello, desde el Grupos Adecco señalan también el auge del e-commerce, lo que genera un incremento de las contrataciones en el sector logístico y de transporte debido a las elevadas ventas por internet durante la campaña de rebajas.