print
 
PARTIDOS POLÍTICOS

José Luis Cadena: "Confío en el grupo municipal de Ciudadanos, no tengo ninguna duda"


El portavoz municipal de Cs insiste en que su grupo votó a Ana Alós como alcaldesa



JORGE ORÚS
03/07/2019

HUESCA.- El portavoz de Ciudadanos, José Luis Cadena, proclama a machamartillo quesu grupo votó a favor de la candidata del PP, Ana Alós, en el pleno de constitución del Consistorio y acusa al Partido Popular de Huesca de romper un pacto alcanzado en ámbito nacional para que fuera alcalde el propio Cadena, un acuerdo que -dice- su grupo no consideraba adecuado pero que estaba dispuesto a aceptar y presidir la Corporación.

Comenzamos antes del sábado 15, con las negociaciones. Después de varios días de conversaciones con el PP salta la noticia de un acuerdo nacional y que la Alcaldía va ser para usted ¿Cómo se lo comunican?

-A través del partido. Nosotros no se lo trasladamos de inmediato al Partido Popular. Seguimos hablando porque lo que nos interesaba es la ciudad de Huesca y por eso seguimos hablando de programa. Al partido (Ciudadanos) le trasladamos que con tres concejales era un poco complicado. Vimos que había cierto rechazo por parte del Partido Popular, que luego incluso se materializó cuando nos dijeron literalmente que el acuerdo a nivel nacional no lo iban a cumplir. Con lo cual, no íbamos a llegar a la Alcaldía. Lo trasladé al partido para que tuvieran conocimiento de ello. La señora (Ana) Alós lo ha dicho públicamente.

La mañana del pleno, otra noticia: las direcciones nacionales han acordado cambiar el acuerdo a favor de Ana Alós.

-A las ocho de la mañana, en Ciudadanos se sigue confiando en la responsabilidad del Partido Popular de que los acuerdos comprometen. Nosotros trasladamos nuestras opiniones (a la dirección de Ciudadanos) pero ante un acuerdo nacional, somos gente de palabra y de partido y nosotros cumplimos nuestros compromisos. A las once de la mañana, ante la negativa del PP, a nivel nacional se decide cambiar esa postura y que apoyemos a Ana Alós. Con lo cual, nosotros como gente de partido y de palabra, aceptamos ese compromiso. No queremos que se ponga en duda en ningún momento: nuestro voto es para el Partido Popular que es lo que se ha acordado a nivel nacional.

¿Hablan entre ustedes del cambio repentino, a las once de la mañana, una hora antes del pleno? ¿Cómo lo asumen, qué comentan?

-Sabíamos que el PP no iba a cumplir los acuerdos a nivel nacional. Estábamos viendo que la situación que se iba a dar iba a ser extraña. Con lo cual, el ver que se iba a solventar de una forma que apoyábamos a Ana Alós, nos pareció bien. No era lo correcto, porque el compromiso había sido otro; pero estaba claro que el PP en Huesca no lo iba a cumplir y de esta forma íbamos a poder llegar a lo más importante, que era trabajar por la ciudad de Huesca con un programa que nosotros habíamos trabajado con mucho interés, porque muchas cosas que llevaba Ciudadanos en su programa estaban reflejadas en el acuerdo programático que habíamos llevado días atrás en el PP.

Cuando en el recuento se canta "en blanco" ¿Cuál es su reacción, qué piensa?

-Nos quedamos extrañados porque nuestro compromiso lo teníamos claro. Quiero repetir otra vez que no se tiene que poner en duda. Hay muchas elucubraciones, pero está claro que nosotros somos gente de compromiso. El PP ese mismo día atacando, ya poniendo el foco de atención directamente en Ciudadanos. Siempre ataques personales, con mentira, con bronca. Por desgracia, estamos viendo que continúan con este asunto. A nosotros, lo que más nos preocupa es el tema de la ciudad de Huesca. El tema del voto secreto ahí está y nunca he tenido ninguna duda: en nuestro grupo aceptamos nuestros compromisos y siempre hemos defendido lo que ha venido desde el partido. Siendo que el Partido Popular no iba a cumplir su palabra que se había dado a nivel nacional creímos que era una solución para sacar adelante nuestro programa.

¿Tiene alguna teoría sobre el voto en blanco?

-Teorías puede haber muchísimas, certezas ninguna. Sí que me gustaría recordar a todo el mundo que esas elucubraciones, las veces que la gente está hablando o pensando a veces incluso raya en tema de posibles actuaciones penales. Creo que la gente tiene que pensar muy mucho cuando se pone a pensar qué es lo que pudo pasar. Hay muchas posibilidades, todo está muy abierto y nosotros seguimos en que lo importante es la ciudad de Huesca. La gente tiene que ser consciente de que el voto es secreto y que ir mucho más allá no hay ninguna certeza. Todas aquellas personas que están afirmando alguna cosa había que ver por qué hacen esas afirmaciones. Sí que confío en el grupo municipal de Ciudadanos, no tengo ninguna duda.

¿Por qué si el objetivo era un gobierno de ustedes y el PP (con Vox) no apoyan la moción de censura?

-A ver; una moción de censura tiene que ser constructiva. Tiene que ser también de confianza mutua entre los proponentes. No tiene que ser para restaurar el ego de ninguna persona y ni siquiera de la señora Alós. Es curioso, porque presenta una moción de censura contra un equipo de gobierno y la figura del alcalde y a los diez minutos le están ofreciendo al Partido Socialista un pacto. Una moción de censura contra un alcalde y un equipo de gobierno al que a los pocos minutos le ofrece un pacto nos parece algo bastante irresponsable. La moción de censura no podíamos tenerla en cuenta porque nace viciada.

¿Hubiera sido una manera de reconducir las cosas?

-Ya dijimos que para poder tener en cuenta cualquier nuevo escenario, primero tenía que pedir disculpas públicas la señora Alós. Desde el día 15, el Partido Popular empezó con una política bronca, declaraciones faltando al honor de mi persona y mis compañeros, poniendo en duda nuestra palabra. Su interés era que no llegáramos a ningún acuerdo. Ella (Ana Alós) ya estaba en una situación que quería. Y lo más grave, había mentido incluso a los oscenses.

¿Por qué dice que la señora Alós quería llegar a esa situación que dice?

-Estuvo varios días con una política bronca, con mentiras a nivel personal, ataques directos. Una moción de censura tiene que partir de la confianza entre proponentes. No se dio el caso.

¿Hubieran preferido tener en Huesca libertad para hablar con el PSOE?

-Tenemos que tener una visión de conjunto. El socio preferente era el Partido Popular. Más cercanos estamos al PP en programa a nivel de Huesca. Con el PSOE, hemos visto muchas veces a nivel nacional otras situaciones que en Huesca no es lo mismo. Pero bueno, nuestro socio preferente era el Partido Popular porque veíamos la forma de poder llevar a nivel de programa una cosa bastante similar. No cerramos ninguna puerta, como hicimos también por cortesía institucional con el Partido Socialista. Pero sí que es verdad que nuestro interés era prioritario con el PP.

¿Y Vox, qué pintaba?

-Planteamos con Ana Alós porque se había establecido que iba a ser que Vox no iba a entrar en el equipo de gobierno y no íbamos a sentarnos a negociar con Vox. Es más, queríamos que figurara por escrito y en las negociaciones con la señora Alós llegó a decir que si íbamos a plantear eso por escrito que ella se levantaba y no seguía hablando más. Lo reiteró varias veces: que no estaba a favor de un tripartito y que Vox no iba a entrar en un equipo de gobierno pero que no lo iba a firmar nunca.