print
 
ALTO ARAGÓN - TURISMO

El calor incrementa las reservas hoteleras en el Pirineo oscense


12345
Buena ocupación en julio y se espera alcanzar el cien por cien en agosto



R. G./M. P./E. F./ Á. H./P. B.
07/07/2019

HUESCA.- La ola de calor ha tenido un efecto positivo en las actividades turísticas, especialmente en las comarcas pirenaicas y el Somontano, con visitantes en busca de destinos con temperaturas más agradables. Si bien las cifras de ocupación ya son altas, se esperan que rocen el cien por cien en agosto.

Los niveles de ocupación en Alquézar y su zona de influencia serán "altos" a partir del 10 de julio, con incidencia del turismo francés y, en menor número, el nacional. A partir de esta fecha comenzará "la animación", según informó Mariano Altemir, alcalde de la localidad y empresario del sector de hostelería, quien anticipó "un aumento de forma progresiva hasta el 25 de agosto".

El elevado número de consultas en la oficina de turismo constata el interés por la zona, con especial incidencia en la ruta de las Pasarelas que tiene registros de 20.000 personas desde el 13 de abril hasta el 11 de junio y van en aumento.

También están las visitas guiadas en la colegiata de Santa María y la práctica del barranquismo. El nivel de ocupación pasará del 85 % en julio al 95 % en agosto, según las previsiones, con todo lo que conlleva en empleos en 17 establecimientos de los sectores de restauración y hostelería.

Laura Ventura, presidenta de la Asociación Empresarios de Guara, se refirió a que la campaña estival deja "mucha afluencia en el salto de Bierge, que está entre las referencias de la zona, y desde el 14 de julio se notarán mucho los efectos del turismo francés".

En el valle de Rodellar, se confirman expectativas similares, ocupación en torno al 80 % en julio y al 100 % hasta el 20 de agosto. Predomina el turismo francés con dedicación al senderismo, barranquismo y escalada. En este aspecto destacan deportistas jóvenes del Centro de Tecnificación de Corea que han elegido Rodellar para realizar prácticas entre las 400 vías de alta dificultad que hay en la zona de Mascún y sus proximidades.

En el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón se nota el aumento de visitantes entre julio y agosto, con más recorridos individuales que en grupos numerosos y preferencia de turismo nacional, según su directora, María Puértolas.

En el Museo de los Mártires Claretianos se notan también los efectos de grupos de visitantes de diferentes países, que aumentarán en agosto, según su director, José María Beruete.

El verano ha comenzado muy animado en Ribagorza con un mes de junio "muy bueno". Las perspectivas en julio son alcanzar o mejorar las cifras del 2018, sobre todo en la parte alta, que se beneficia de las olas de calor.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), su presidente, José María Ciria, calificó de "muy bueno", el mes de junio, sobre todo los fines de semana. "Ha sido mejor que el año pasado con actividades cada fin de semana de baloncesto, trail, motos, fiestas de Benasque", detalló Ciria, quien aseguró que el calor beneficia al valle.

De cara a julio, actividades como el Open Internacional de Ajedrez de Benasque o la Trail del Aneto garantizan una alta ocupación.

En la Oficina de Turismo de Graus el verano ha arrancado igual que el año anterior en número de visitantes, aunque las previsiones son buenas. "Se espera que julio vaya mejor que el año anterior y creemos que rondaremos las 2.000 consultas", comentó el técnico de Turismo José Manuel Betato. En la parte baja de la comarca, destacaron que el 20 por ciento es turismo extranjero, franceses y holandeses principalmente, y que la mayoría de visitantes optan por el campin y el turismo rural.

En la comarca de Sobrarbe, la presidenta de la Asociación Empresarial Turística, Paz Agraz, indicó que en julio las cifras de ocupación se sitúan entre el 65 y el 70 por ciento y se espera que en agosto se cuelgue el cartel de completo y también con una buena respuesta del turismo de segunda residencia.

En cuanto a la procedencia, destacó la variedad de turistas extranjeros de Francia, Bélgica y Holanda, Alemania, Inglaterra, Estado Unidos, Canadá, Polonia, Hungría y Emiratos Árabes, entre otros países.

Las actividades más solicitadas son el deporte de aventura, BTT, además de la importante agenda sociocultural que se puede disfrutar en Sobrarbe, que "con una oferta muy buena para el visitante".

En la Jacetania, "las previsiones en general son buenas y Jaca ronda un 58 % de ocupación", según el sondeo de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), cuyo director-gerente, Ángel Bandrés, agregó que "la mayoría de la gente llega a partir del 15 de julio". En los últimos tres años, "hasta el día 20 de agosto se logró mantener un alto nivel de ocupación".

Hoy en día, "ya hay bastante actividad en Canfranc" por los festivales Pirineos Classic y Jazzetania. Desde finales de junio, también "hay mucho movimiento en Castiello de Jaca con grupos de niños", al igual que sucede en Villanúa.

La comarca del Alto Gállego empieza julio con buena ocupación. Desde la Asociación Turística Valle de Tena, Sandra Lecina, explica que este fin de semana se ha rozado casi el cien por cien de ocupación y si el tiempo respeta y se cumplen las previsiones, julio podría terminar mejor que el mismo mes del año pasado. "Los eventos y la amplia oferta de ocio que presenta el valle de Tena hacen muy atractivo este destino", comenta.

Dentro de unos días, el festival Pirineos Sur hará colgar el cartel de completo a la mayoría de los hoteles de la zona. También el próximo fin de semana el I Encuentro de Escalada que se celebra en Panticosa y Hoz concentrará a muchos amantes de este deporte, sin olvidar la oferta de espacios como Lacuniacha o Biescas Aventura, y los Museos de Larrés y el Ángel Orensanz y artes de Serrablo.