print
 
RIBAGORZA - INCENDIO

Controlado el incendio que ha arrasado 45 hectáreas en Graus


1234
El fuego se originó en una explotación agrícola de El Soler el domingo por la tarde



ELENA FORTUÑO
08/07/2019

GRAUS.- El incendio declarado el domingo en El Soler, en el municipio de Graus, ha quedado controlado desde primera hora de la mañana de este lunes tras calcinar una superficie de más de 45 hectáreas. Sin embargo, seguía siendo objeto de vigilancia a última hora de la tarde, pese a que el riesgo de que se reavivara era muy bajo debido a la lluvia caída y al descenso de las temperaturas.

El incendio se declaró en una explotación agrícola de El Soler alrededor de las 20 horas del domingo. Hasta el lugar, se desplazaron el operativo de incendios del Gobierno de Aragón, junto con los bomberos de Graus y Benabarre del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil (SEISPC) de la Comarca de la Ribagorza, que se encontraban trabajando en el incendio de Alcampell en ese momento.

De los dos frentes en los que se propagó, hacia Torrelabad y Güell, el primero pudo atajarse de madrugada, mientras que el que se dirigía hacia Santa Creu, en Güel, estuvo activo hasta la mañana de ayer.

El primer teniente de alcalde de Graus, Roque Vicente, concretó que habían ardido 45 hectáreas de bosque, principalmente pinar, y superficie agrícola. "Como soplaba mucho viento, el fuego no fue continuo y pasó por algunas zonas sin quemarlas", detalló.

Durante la pasada noche, agregó el teniente de alcalde grausino, permaneció en la zona un agente forestal y un retén del Gobierno de Aragón. "No está dado por extinguido y hay que controlar que no haya rebrotes", cha matizado.

Respecto al primer ataque del incendio, desde el Ayuntamiento de Graus, así como desde los bomberos ribagorzanos, han querido agradecer la colaboración de los vecinos de la zona que pusieron a disposición su trabajo y sus máquinas.

"Si bien la causa fue un accidente con una cosechadora, algo que no se puede controlar, el sector primario de la zona se volcó con sus cubas y sus tractores y hay que agradecer la colaboración de los agricultores de Laguarres, Lascuarre, Torrelabad, El Soler, Benavente, Bellestar, Capella, Castigaleu o Monesma-Cajigar", ha agregado Roque Vicente.

 

 

LAS LLAMAS AMENAZARON UNA GRANJA PORCINA DE NACHÁ

 

 

Por otro lado, el incendio originado en la tarde del domingo en un campo agrícola cerca de la N-230 en Alcampell y, al parecer, provocado por el calentamiento del neumático de un vehículo, calcinó más de 90 hectáreas, en su mayor parte de matorral y monte bajo en el término de Baells, y fue dado por controlado ayer por el Gobierno de Aragón.

Según el alcalde de Baells, Antonio Solano, el incendio arrasó una superficie en su mayor parte de bosque y carrascas en Nachá, perteneciente al mismo municipio. "Al final el fuego afectó a algún campo sin cosechar, además de algunos olivos y almendros", subrayó.

Uno de los momentos que con mayor tensión vivieron los vecinos de Nachá el domingo fue cuando el fuego se quedó a tan solo unos 500 metros de una granja de entre 3.000 y 4.000 cerdos, y que no llegó por un cambio de orientación del viento en el último momento. El alcalde de Baells se mostró muy agradecido por la colaboración de los vecinos de Nachá con sus tractores, apoyados por otros vecinos de Camporrells y Alcampell para realizar cortafuegos, así como por los medios de extinción procedentes de Cataluña y Aragón, con helicópteros e hidroaviones "que fueron básicos", acompañados de las cuadrillas terrestres. Este lunes ha permanecido en la zona un retén de vigilancia para evitar rebrotes del fuego.