print
 
- OBITUARIO

Barbastro pierde a Joaquín Coll Clavero, uno de sus vecinos más populares


Sus más cecanos lo echarán de menos en tertulias tranquilas de conversación reposada



Á. HUGUET
10/07/2019

BARBASTRO.- La muerte de Joaquín Coll Clavero (Lascellas, 1944) deja a la ciudad sin uno de los vecinos más populares por su trayectoria en distintos ámbitos, en especial el cultural y social. Joaquín era hijo de comerciante en una familia de cuatro hermanos con Jesús (fallecido), Julia y Juan, familia descendiente de Lascellas, vinculada a la fabricación, reparación y venta de relojes. Joaquín desarrolló su labor profesional en el Hospital de Barbastro pero estuvo vinculado a la política local como concejal socialista en el Ayuntamiento, fue de los primeros afiliados al sindicato UGT y entre los promotores de la Asociación Cultural del Somontano (Acuso).

En aquella etapa participó "en primera fila" en la gran manifestación celebrada en julio de 1977 para exigir la construcción del Hospital de Barbastro. En su etapa municipal fue de los concejales que pusieron "paz y sosiego" en algunos plenos con debate tenso. La tranquilidad para afrontar estas situaciones fue una de las cualidades personales de Joaquín.

Autor de dos libros "Manjares del Somontano" (2002) donde dejó un buen recetario propio además del "gustazo" de escribir el libro. En el segundo "En torno a la relojería de Lascellas" (2014) dejo constancia del trabajo de investigación "acerca del taller de artesano que fundó mi bisabuelo en ese pueblo altoaragonés en 1870 y que cerró sus puertas en 1978". .

En su faceta personal fue colaborador habitual en medios informáticos locales, entre ellos el semanario El Cruzado Aragonés y Radio Barbastro Cadena Ser donde participó de forma muy activa en una tertulia sobre gastronomía. Autor del diseño de dos poemarios de la Colección Almerge (Gráficas Barbastro, 1991), editados por el Ayuntamiento en la etapa de la Semana Cultural.

Joaquín fue excelente poeta y amigo de poetas, colaborador habitual entre el Jurado del Certamen Internacional de Humor Hiperbreve "La Mueca del Pícaro" y en el de Novela Corta "Ciudad de Barbastro" por su estrecha vinculación personal a la cultura. En la vertiente de hortelano, estuvo entre el grupo que impulsaron la producción del Tomate Rosa de Barbastro en el que siempre creyó y era un producto habitual en su huerta.

Se pierde, también, un buen cocinero y en esta faceta colaboró con Tradiciones desde la primera Fiesta del Crespillo formando parte del hornillo de Dorita Mur, fallecida hace unos meses. Joaquín tuvo siempre a mano buenos argumentos para "defender" las ventajas del crespillo, las cualidades de la chireta y los vinos del Somontano. La Fiesta ha perdido a un cocinero fiel y uno de los mejores soportes.

En su etapa en el cuartel "General Ricardos" trabajó en la organización de un archivo durante meses y en las "olimpiadas militares" consiguió una medalla de oro en la modalidad de lanzamiento de peso. Al final, no ha sobrevivido a la enfermedad y ha fallecido en Zaragoza. Se le recordará por muchas cosas, sin duda alguna y sobre todo, se le echará de menos en tertulias tranquilas de conversación reposada.