print
 
ACCIDENTES

Julio se cierra con 94 muertes por ahogamiento en espacios acuáticos, la peor cifra de los dos últimos años, según RFESS


Siete de cada diez casos se dieron en espacios acuáticos sin vigilancia



E.PRESS
02/08/2019

MADRID.- Un total de 94 personas murieron durante el mes de julio por ahogamiento en espacios acuáticos en España, lo que le coloca como el mes que más muertes ha registrado en los dos últimos años y a una sola víctima de igualar la peor cifra del último quinquenio, según los datos provisionales del Informe Nacional de Ahogamientos (INA) de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS).

De acuerdo con estas cifras, entre el 1 de enero y el 31 de julio han perdido la vida en espacios acuáticos españoles 232 personas, casi un 25 por ciento más que en el mismo período del año anterior, en que se habían contabilizado 186 muertes. El aumento de fallecidos en julio de 2019 respecto al de 2018 ha sido de casi el 56,7 por ciento, con 34 víctimas mortales por encima de las sesenta que se dieron hace un año.

A falta de cerrar "varios casos que están en investigación", los datos han colocado a julio de 2019 como el segundo peor mes en muertes en las últimas 55 mensualidades, es decir, desde que en enero de 2015 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo empezó a recopilar estas cifras.

Más de la mitad de los fallecidos por ahogamiento en julio, 49 de las 94 personas (52,13%), tenían entre 45 y 74 años, porcentaje que se sitúa en el 48,8 por ciento si se computa la totalidad del año. Aquellos que tenían 75 o más años representan una de cada cinco muertes, 18 de ellas en julio, el 19,15 por ciento este mes y el 20,7 en el global de lo que va de 2019.

En conjunto, siete de cada diez fallecimientos se dan en mayores de 45 años, mientras que en menores de 18 años se registraron seis muertes en julio (6,4%), por debajo del 8,6 por ciento que se ha computado en los siete primeros meses del año. La franja horaria que agrupó más fallecidos en julio es de las 10 a las 20 horas, con casi ocho de cada diez, 4,4 puntos por encima de la media del año hasta ahora, que es del 75,4 por ciento.

Durante julio, siete de cada diez casos se dieron en espacios acuáticos sin vigilancia, bien porque no estaba acordada para la instalación o porque la muerte lugar fuera del horario de cobertura, y la mitad de los fallecimientos (54%) se produjeron en playas, catorce puntos por encima de la media que se lleva en el año: el 17 por ciento en ríos, el 9 por ciento en piscinas y el 20 por ciento en un conjunto de espacios que se agrupan bajo la denominación de 'otros', en los que se incluyen puertos, canales, pozos o mar abierto.

 

POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

 

El sexo y la nacionalidad de las 94 personas muertas en julio prácticamente no varían los parámetros que se vienen dando a lo largo de 2019, con un perfil que se sitúa en un hombre (78%) de nacionalidad española en el 76 por ciento de los casos.

En el mes de julio, cinco comunidades autónomas sufrieron seis de cada diez muertes por ahogamiento en los espacios acuáticos españoles: Comunidad Valenciana con dieciséis fallecimientos, Cataluña con catorce, Castilla y León con once, y Andalucía y Galicia, que sumaron nueve cada una. Cuatro de estos territorios, junto a Canarias, reúnen 132 de los 232 fallecidos hasta el 31 de julio (56,9% del total), con 29 muertes en Comunidad Valenciana (12,5%), por delante de Andalucía y Cataluña con 27 fallecimientos y el 11,6 por ciento en cada caso; Galicia, con 26 y el 11,2 por ciento; y Canarias, con 23 y el 9,9 por ciento.

Le siguen Castilla y León, con 21 víctimas mortales y el 9,1 por ciento; Región de Murcia (12, 5,2%), Aragón, Asturias y País Vasco (11 y 4,7%, en cada comunidad); Cantabria (10, 4,3%); Islas Baleares (6, 2,6%); Extremadura y La Rioja (5, 2,2%, cada una); Castilla-La Mancha (4, 1,7%) y Comunidad de Madrid y Navarra (2, 0,9%, en cada territorio). Por el contrario, no se han registrado ahogamientos mortales en los espacios acuáticos de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.