print
 
JACETANIA - SERVICIOS MUNICIPALES

El Ayuntamiento de Jaca prohíbe el riego a cuatro núcleos rurales


El alcalde solicita un consumo responsable en todo el municipio ante la falta de agua



RICARDO GRASA
08/08/2019

JACA.- El Ayuntamiento de Jaca emitió este miércoles un bando que prohíbe a los vecinos de Atarés, Jarlata, Osia y Villanovilla usar agua de la red de abastecimiento público para regar huertos, campos o jardines. Con esa medida de urgencia se espera "garantizar el suministro para uso de boca -en dichas pedanías- hasta el final del verano ante la falta de agua".

El alcalde, Juan Manuel Ramón (PSOE), firmó otro bando que recomienda a los vecinos de Jaca hacer "un consumo responsable" del agua de la red de abastecimiento, "debido a la posible escasez de suministro en la red municipal en época estival".

En el pleno del martes, una vecina de Barós advirtió que "el pueblo lleva dos meses sin agua durante 20 horas al día". "Hay días que no podemos ducharnos, ni hacer la comida", detalló, pidiendo soluciones, porque la pedanía solo dispone de "un hilillo de agua".

Juan Manuel Ramón indicó que "hay problemas con la presión del agua" en Navasa, Ulle, Jarlata y Barós y agregó que se llevó agua a Atarés y Ascara. En Barós, "se descubrieron varias fugas" -la última este martes- y "su agua se bombea dos veces" en su recorrido por el canal de agua, Rapitán y la potabilizadora. Algunos expertos apuestan por un tercer bombeo, pero "eso no es muy sostenible medioambientalmente".

"Hay que hacer una reflexión profunda sobre el ciclo integral del agua", según el primer edil, que se propone mejorar el estado del canal, la potabilizadora y la depuradora en este mandato.

Sobre Barós considera que "hay que hacer un análisis serio", como en Osia, donde se planteó una mejora por 500.000 euros y al final se aplicó un proyecto valorado en 150.000 euros.

En el pleno intervino un empleado de la depuradora, Antonio Santoro, que señaló que la instalación "está destrozada" y advirtió de que "se está contaminando el río Gas", lo que puede ocasionar sanciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). El portavoz del PP, Carlos Serrano, también denunció el mal estado de la depuradora y la potabilizadora.

Sobre el caso de la depuradora, el alcalde reconoció que "es más sangrante", porque "la empresa no atiende las obligaciones con sus trabajadores", que sufren retrasos en el cobro de sus nóminas desde hace meses. El Consistorio quiere reunirse con responsables de la empresa, a la que abrió dos expedientes y el apercibimiento de un tercero.

Por otro lado, el pleno aprobó una modificación presupuestaria de 588.000 euros, que incluye la renovación de la pista al parador de Oroel y la compra de dos vehículos eléctricos para la brigada, entre otras partidas. El equipo de gobierno (PSOE, CHA y Más Jaca) aprobó la medida con el apoyo del PAR, frente al rechazo de PP, Vox y Cs.

En el mismo pleno, se informó de que la edil Laura Climente (CHA) contará con una dedicación parcial y percibirá una retribución del Consistorio.