print
 
ALTO ARAGÓN - COMUNICACIONES

El Canfranero sufre un nuevo retraso por una avería técnica


Trece pasajeros se vieron afectados por la incidencia de más de 2 horas



V. A.
08/08/2019

HUESCA.- Una nueva avería en el Canfranero dejó este martes a siete pasajeros en el interior del convoy, entre Ayerbe y Sabiñánigo, durante más de dos horas, hasta que el tren fue remolcado y los viajeros pudieron completar su itinerario por carretera. Como consecuencia de esta incidencia, el tren que salió después de Canfranc hacia Zaragoza con otros seis pasajeros también sufrió un retraso de dos horas, confirmaron este miércoles fuentes de Renfe.

En total, trece personas se vieron afectadas el martes por los percances de este histórico transporte para el que cada vez más voces urgen medidas. Desde Crefco pidieron este miércoles explicaciones a Fomento, Renfe y al Gobierno de Aragón sobre "esta tomadura de pelo". Lo hacían a través de Twitter, donde se preguntaban hasta cuándo duraría la paciencia de los aragoneses.

Asimismo, Lourdes Guillén, diputada nacional por Huesca de Ciudadanos, registró hace unos días en el Congreso, junto al parlamentario Rodrigo Gómez, una batería de preguntas para el Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre los problemas del Canfranero. "No podemos vivir con infraestructuras del siglo XIX ni merecemos la desidia y el olvido al que nos somete de forma constante el Gobierno central", denunciaba Guillén en un comunicado.

Este miércoles, fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), informaron de que la incidencia del martes tuvo lugar en torno a las 17:45 horas, en el tren que viaja de Zaragoza a Canfranc por la tarde.

Al parecer, una fallo en la tubería del freno del convoy originó el problema, obligando a los pasajeros a quedarse en el interior "con aire acondicionado y confort", apuntaron desde Renfe, hasta que se remolcó el tren a Sabiñánigo y los viajeros pudieron completar su recorrido hasta Canfranc por carretera. A raíz de este problema, el tren que bajaba de Canfranc a Zaragoza también sufrió un retraso de más de dos horas, que afectó a otros seis pasajeros.

La incidencia registrada este martes guarda cierta similitud con la que se produjo hace menos de un mes. En aquella ocasión, el Canfranero se averió cerca de Riglos y tuvo que ser remolcado hasta Ayerbe, después de que una veintena de pasajeros se quedaran en el interior varias horas esperando sin poder salir del tren. También este verano se produjo otra incidencia, en este caso con el aire acondicionado, ocasionando molestias a los pasajeros.