print
 
SOMONTANO - SUCESO

Barbastro despide a la víctima del incendio


El juez ha decretado el secreto de sumario de la investigación abierta



09/08/2019

HUESCA.- Barbastro despidió este jueves a Sergio Bielsa, el joven de 34 años fallecido el miércoles a causa del incendio de su vivienda. Muchos barbastrenses arroparon a la familia del infortunado joven en el funeral celebrado en la tarde del jueves en la Catedral de Barbastro, y también fueron muchos los que se acercaron al tanatorio para presentar sus condolencias a la familia, incluido el alcalde de la ciudad, Fernando Torres, que en todo momento ha estado pendiente del suceso.

El juez ha decretado el secreto de sumario de la investigación abierta a consecuencia del incendio que se desató el miércoles al mediodía en el primer piso del número 9 de la calle Santa Teresa de Jornet, en el barrio de Santa Bárbara de Barbastro, y que ocasionó el fallecimiento del joven barbastrense. Entre las hipótesis que se barajan sobre el origen del incendio, y a falta del resultado de la investigación oficial, está el sobrecalentamiento del cargador de un teléfono móvil en la habitación que quedó calcinada tras el incendio.

El cadáver del joven barbastrense fue encontrado en una habitación distinta a aquella en la que se originó el fuego, y fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Huesca, donde se le practicó la autopsia cuyo resultado ha quedado bajo secreto de sumario, mientras continúa la investigación sobre las causas del incendio y de la muerte de este vecino de Barbastro.

El fallecimiento del joven, el menor de cuatro hermanos, ha causado una gran consternación y tristeza en la ciudad, donde su familia es muy conocida y apreciada dado que es la encargada de la gestión el bar de la Estación de Autobuses y también la responsable de la concesión de las zonas de bar de las instalaciones deportivas municipales, incluidos el Municipal de los Deportes y las piscinas municipales.

La rápida intervención de los Bomberos de Barbastro, con una dotación formada por tres profesionales, un camión y una autobomba, hizo que el incendio quedara extinguido en apenas media hora.

Los vecinos, que habían sido desalojados por precaución, pudieron regresar a sus viviendas esa misma tarde al no apreciarse daños estructurales en el inmueble.