print
 
DÍA 9 DE AGOSTO

Todos a coger fuerzas para disfrutar del "chupinazo" con un buen almuerzo laurentino


Huevos fritos con jamón, longaniza, lomo... y sobre todo muchos amigos



D.A.
09/08/2019

HUESCA.- La mejor forma de comenzar las fiestas de San Lorenzo es sin lugar a dudas con un buen almuerzo. Coger fuerzas para los 7 días que vienen es imprescindible para los oscenses y visitantes que llegan a la ciudad con motivo de estos días festivos.

 

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES DE ESTA TRADICIÓN

 

Aunque no se trate de un acto marcado oficialmente en la programación, las familias y los grupos de amigos preparan este acontecimiento con varias semanas de antelación, ya que son muchos los bares que cuelgan el cartel de completo de cara a los almuerzos del día 9.

Como cada año, las ampliaciones en las terrazas y el interior de bares y restaurantes se llenaban en las horas previas al lanzamiento del cohete anunciador.

Con un mes de antelación prepararon el almuerzo Nerea y sus amigos. Son un grupo de 20 personas y a principios de julio ya reservaron en el bar al que acuden todos los años. No les faltaban los huevos, la longaniza, las croquetas o el jamón que se unían a las jarras de sangría y cerveza fría para sobrellevar el calor que ya estaba presente desde primera hora de la mañana. "Es una manera de integrarte con los amigos y conservar las tradiciones. Es un día que nos juntamos todos, hay gente que no se ve durante el año y aprovecha esta ocasión para juntarse", explica.

La tradición de almorzar, no la han abandonado tampoco Inma Javierre y sus amigas a quienes en los últimos años se han añadido sus hijos pequeños. "Quedamos siempre las mismas amigas y este año se han unido ellos. Es el momento en que se empiezan las fiestas, nos reunimos todas y ya hasta el día 15", señala.

A pesar de haberse quedado sin sitio para almorzar en un bar, Beatriz Monlat y sus amigas tampoco quisieron perderse este momento tan laurentino. Ella estudia magisterio en el campus de Huesca y aprovechando que ya tiene piso para el próximo curso, prepararon allí el almuerzo con sus amigas que han venido también a la capital altoaragonesa para disfrutar de sus fiestas. "Es la primera vez que vivimos el chupinazo y el almuerzo de San Lorenzo. Como nos ha sido imposible encontrar un sitio de última hora, ayer fuimos a comprar pan, longaniza, bacon y huevos y almorzamos en casa", señala.

En bares, en casas o en locales, el sitio es lo de menos. Lo más importante, la compañía y tener las fuerzas a punto para dar comienzo a las fiestas de San Lorenzo.