print
 
ENTREVISTA

José Antonio Martín "Petón": "Merecemos pensar en el ascenso porque la plantilla así se ha concebido"


El consejero reafirma los valores y ambiciones del Huesca



JAVIER GARCÍA ANTÓN
10/08/2019

HUESCA.- Si de algo se siente orgulloso José Antonio Martín "Petón" es de la identificación del Huesca con "el sueño del Alto Aragón, de nuestros pueblos vaciados y una capital de provincia que merece más de lo que tiene". Está satisfecho con las instituciones, pero, sobre todo, "con el ciudadano de a pie que, en cualquier lugar de Huesca y la provincia, lleva su camiseta. Cuando veo a alguien en Madrid con la camiseta del Huesca, le doy un abrazo. Es emocionante".

Tras la profunda depresión, ¿va ganando paso la euforia?

-No euforia, porque lo que ha pasado ha sido muy gordo, pero nos reconforta la respuesta masiva de los seguidores de la Sociedad Deportiva Huesca con el 98 % de renovación de abonos y 2.000 personas en lista de espera, que es dolorosísimo tener que dejarlas fuera y nos hace plantear que, si somos capaces de sostener lo que hacemos, hay que pensar darles cabida dentro del recinto. Pero esa serie de sucesos extraños va a merecer segunda vuelta y el Huesca pedirá aclaraciones porque hay cosas que no se entienden sin actuaciones individuales detrás. Aquí ha habido filtraciones que son delitos en sí mismas y algunas destinadas a hacer daño a la Sociedad Deportiva Huesca e incluso a mí personalmente, inventándose una historia que era cambiar un libro por un cambio de fútbol. Habían inventado un delito hermosísimo. Que yo escribiera un libro para que a nuestro club y nuestra ciudad le hicieran un campo de fútbol para nuestro fútbol inclusivo, el Genuine, el femenino... era algo muy bonito. Pero tener la mala intención de mentir tan claramente, extraerlo de un sumario del que el juez lo archivó el mismo día, dárselo a un colaborador necesario que es el demandado y convertirlo en titular que se difunda en todo el mundo sólo puede obedecer a una perversión moral de primer orden. Pero analizas lo que ha sucedido al Huesca y se ha repetido otras veces intencionadamente. Nosotros confiamos en su señoría y hacemos lo que dijimos: colaborar con la justicia al máximo; segundo, el club no tiene ningún tipo de responsabilidad ni ninguno de sus consejeros fuera del expresidente que está investigado; y, tercero, que se atuviera a las consecuencias quien vilipendiara al Huesca. Es de dudosa catadura moral quien murmura, quien difama... Ahora, ¿quién lo induce, provoca, selecciona, se dedica a hacer ese daño intencionadamente? Han de tener respuesta.

La afición es el principal activo pegado al club, hoy en resiliencia tras una severa prueba.

-Acabas de dar en el clavo: partiré de lo negativo para llegar a lo positivo. Hemos tenido muchos problemas a la hora de confección de la plantilla en la primera etapa. Algún jugador de los que no han querido venir se ha arrepentido, me consta, y lo ha hecho explícito: me equivoqué precisamente por atender a esas historias que eran una porquería. Nos costó. No sabemos hasta qué extremo hubiéramos podido llenar de patrocinadores nuestro departamento de Marketing sabiendo que todos han renovado. Imagínate si no hubiera sucedido esto, si no hubiera habido un intento de cortar lo que hemos venido haciendo trece años. Y luego la respuesta de toda la masa social, vas por la provincia, hay interés por el equipo, los patrocinadores al lado, los proyectos vuelven a irradiarse como estaba previsto. El otro día estaba con Campo Vidal en Mont Rebei, hablamos del Huesca todo el día, porque él y su hijo Nacho son seguidores apasionados, y, cuando le explicaba el proyecto de la base aragonesa del fútbol y el Parque del Fútbol que podría convertirse en una industria que cambiara la faz de la ciudad y la provincia, incluso convirtiéndose en un foco de industria blanca del deporte, se emocionaba. Me decía que es el proyecto más bonito que ha visto en Aragón en los últimos años. Hay que sacarlo como sea. Como tú dices, hemos tenido una prueba durísima, y para mí incomprensible. Pero, a partir de ese instante, ese proyecto de construcción en marcha que no se ha frenado tiene que multiplicarse. No podemos perder esta oportunidad que es historia pura. Tenemos la ventaja de que el tejido social se ha hecho uno con el Huesca en toda la provincia y nuestros medios señeros de comunicación lo han entendido, son nuestros mejores transmisores. Sin ellos, hubiera sido imposible.

Pese al empeño de los agoreros, el horizonte se despeja y las expectativas crecen.

-A los cenizos los ahuyentará el equipazo que podamos tener si el balón entra. Nosotros descendimos un año con jugadores que luego han sido estrellas en el fútbol español. Uno de ellos ha vuelto en una segunda etapa cuando es maduro. Quiere decir que a lo mejor lo que faltaba era veteranos que estuvieran en posibilidad de compensar tanta juventud, jugadores brillantes pero muy jóvenes. Apostamos por una fórmula de que el Huesca sea propietario de jóvenes jugadores que puedan crecer muchísimo en el fútbol español. Propiedad del Huesca: Álvaro que viene del Mónaco y veremos en la selección Sub-21 este año; Seoane, del Real Madrid y ahora del Huesca; Joaquín, otros 20 años, extremo brillantísimo que va a ser importante, propiedad de la SD Huesca con derecho de recompra del Atlético de Madrid: Kelechi, mejor jugador en el mundial sub-17, propiedad del Huesca con un porcentaje para el Arsenal si un día hubiera venta. Todos esos jóvenes, que nos dan el futuro, tienen que estar acompañados por otros veteranos de primer orden: Mosquera, Mikel Rico, Pedro López, Pulido, Luisinho, Ferreiro… Tienen como denominador común que son capitanes en sus equipos, jugadores que nos van a aportar sabiduría, ese poso, esa grandeza que va a hacer crecer a los jóvenes. Nos falta el centro de la zaga y centro del ataque, y los que vendrán estarán en la línea del equipazo que estamos haciendo.

¿Podemos tener la certeza de que Míchel es el fichaje galáctico por sus conceptos y filosofía?

-En el Huesca, prosigue lo que empezó Rubi. Con Anquela ya se jugaba bien, pero Rubi lo lleva a la excelencia. Muy cerca de Rubi había estado Leo Franco todo el año, el equipo juvenil jugaba con la misma idea que el primero y pensamos que iba a funcionar. No lo hizo, pero vino Francisco, que la tenía también. Francisco quería que el equipo jugara y lo hiciera desde atrás, y Míchel es la consolidación de la idea. Él quiere que el balón salga jugado desde atrás, que el portero la toque para un lateral y todo el fútbol, si es posible, se elabore. No va a jugar solo así, porque he visto en los entrenamientos otra jugada maravillosa que no había visto desde hace tiempo, muy directa.

Dijo Míchel que su objetivo es muy ambicioso. Y usted lo refrenda.

-Hay 10-12 equipos, los que han descendido más los históricos de la categoría, que cada uno está pensando en su objetivo del ascenso, aunque no lo digan. Y nosotros, como ellos. Lo primero que tenemos que pensar es ganar cada partido y, de esa forma, el ascenso es el objetivo. Merecemos pensar así porque venimos de Primera y la plantilla se ha concebido así. Luego, hay que responder a un reto cada vez más evidente: el porcentaje de equipos que ascienden después del descenso es escasísimo. En los últimos años, no lo ha conseguido nadie. Ya que parece imposible, ahora queremos más.

Tras la tempestad, ¿en la calma quedan los valores?

-Es el momento de reafirmarse en valores, el primero la honradez y la grandeza moral que, sobre este club, no puede estar en duda jamás. Nunca. El comportamiento de nuestra hinchada, la afluencia al campo y la asistencia refuerzan los valores. Y, si tú ganas y ofreces buen fútbol, la afición va a estar contenta, pero, si no ganas, los futbolistas se vuelven apáticos y el entrenador se olvida todo, la gente está descontenta. Nos importa mantener por encima de cualquier otro valor el honor, porque con eso no se juega, y, segundo, darle la respuesta deportiva que el aficionado merece. No está solamente para abrazarnos en valores, sino para que ganemos los domingos, y esto es importantísimo.