print
 
CICLISMO

Samuel Porcel completa la tremenda Race Across France


Recorrió en solitario 2.560 kilómetros con gran desnivel en 7 días y 20 horas



PABLO ALVIRA FUERTES
10/08/2019

HUESCA.- Samuel Porcel Dieste, de Larués (Huesca), acabó quinto en la Race Across France en modalidad sin asistencia. Se trata de una prueba ciclista contrarreloj de Ultradistanca que atraviesa Francia y además lo hace en parte por los Alpes, y consta de 2.560 kilómetros con 37.000 metros de desnivel, una de las pruebas más duras del calendario Ultradistancia.

Había dos modalidades a elegir entre los participantes. Con asistencia de coche de apoyo (límite horario de 7 días), que contaba para la Copa del Mundo de Ultradistancia. En esta modalidad participaron cinco corredores y solo dos llegaron a meta. Y la modalidad sin asistencia, la realizada por el altoaragonés, con límite de 8 días aunque después la organización lo amplió hasta los 8 días y 15 horas, debido a las duras condiciones meteorológicas de los primeros dos días, con viento y lluvia. El ciclista oscense la pudo completar en 7 días y 20 horas, mientras que el líder lo hizo en 5 días y 19 horas. En su modalidad participaron 20 corredores y solo la acabaron nueve, siendo Samuel el quinto clasificado y uno de los orgullosos finishers.

Samuel comenzó la prueba la madrugada del 28 de julio en Mandelieu-La Napoule, un pueblo mediterráneo cerca de Cannes. La ruta tomaba dirección al Mont Ventoux, donde coronó el mítico puerto francés en el kilómetro 350, con rachas de viento de 80 kilómetros por hora, y en la cima una sensación térmica bajo cero. A partir del kilómetro 640 la prueba entraba en los Alpes y tocó ascender consecutivamente el Alpe D´Huez, Col du Galibier y el Col de l"Iseran, donde se alcanzan los 2.760 metros de altitud, Cormet de Roselend, Les Saisies y Colombiere. El periplo alpino del altoaragonés no acabó hasta pasadas las 84 horas de carrera, ya que hasta el kilómetro 1.050 la prueba acumulaba más de 25.000 metros de desnivel. Casi como subir tres veces seguidas al Everest.

Finalizadas las dificultades montañosas, Samuel tuvo que afrontar 1.500 kilómetros atravesando el norte de Francia en dirección oeste, pasando cerca de Lyon y Le Mans hasta llegar a playa Omaha, famosa por el desembarco de Normandía. A partir de aquí (kilómetro 2.170), se ponía rumbo norte. Esta parte era más llana, la Francia profunda, pero se notaba el cansancio acumulado. Finalmente, pasada la medianoche del 5 de agosto, Samuel cruzó la meta en Le Touquet-Paris-Plage, muy cerca del paso de Calais.

 

"ES UNA AVENTURA"

 

Para Samuel ha sido una experiencia única y "sobre todo una aventura", tanto por la distancia recorrida como porhaberla realizado solo. "Fue una prueba muy dura porque realmente solo hay seis puntos con apoyo; tres sitios para dormir, con polideportivos y colchonetas, y otros tres para comer, el resto te buscas la vida. Además hay que llevar mucho peso encima entre ropa de abrigo y respuestos", explica el ciclista. "Dormía dos horas y media, otras dos comía y el resto sobre la bicicleta. La prueba no es dura por la distancia, sino por el desnivel que hay al principio", indica Samuel, ya que al incio de la prueba se recorren los primeros mil kilómetros con un desnivel de 25.000 metros, mientras subía los Alpes. En promedio durmió unas dos horas al día estando sobre la bicicleta unas 17 horas (la velocidad media en movimiento no llegó a los 20 Km/h debido a la lentitud en atravesar los Alpes).