print
 
EXPOSICIÓN

Usuarios de Atades Huesca transmiten sus "ganas de vivir"


La pastelería Vilas acoge un exposición de coloridas obras de estos artistas



B. S.
10/08/2019

HUESCA.- Alegres colores y trazos creados por los miembros del grupo ZheBra del taller de arte del Centro Manuel Artero de Atades Huesca llenan de vida cada rincón de la pastelería Vilas de Huesca, que desprende "ganas de vivir" y "buena energía".

Así lo asegura Asun Vilas desde este establecimiento que acoge una exposición compuesta por 23 obras pintadas en acrílico sobre lienzo que dan forma al Primer Salón de Verano 2019 que ha organizado esta pastelería. Vilas se muestra encantada de contemplar estas originales obras de arte en su local y explica que la iniciativa surgió porque el hijo de unos amigos y clientes participa en este taller que dirige "con gran profesionalidad" Eduardo Cajal.

Todas las piezas, continúa, están a la venta y los fondos recaudados irán a parar en su integridad a Atades Huesca. "Cada una tiene puesto su precio", explica Vilas, que añade que ella misma va a adquirir una obra "cañón y muy ocurrente" en la que aparece la Virgen del Pilar junto a tres ranas, que es su pieza favorita.

En esta línea, valora la expresividad y genialidad de estas pinturas que transmiten "buen rollo y mucha positividad". Indica que en una de sus visitas al taller de arte le conquistó esa alegría porque "es un espacio del que no te irías nunca".

Sobre Eduardo Cajal valora que ha montado esta muestra con sumo respeto y cuidado "como si tratase de obras del Museo del Prado. Las tuvo que trasladar una profesional, perfectamente embaladas y todas están documentadas".

Los clientes de esta pastelería quedan sorprendidos "por esta explosión de color" que transmite a través de cada obra "el buen ambiente que hay en este taller en el que cada uno de los artistas plasma lo que le apetece sobre el lienzo de manera muy simpática".

"Al que le da por hacer casas hace 50 cuadros de casas, hay otro que solo pinta trenes y una chica que a todos sus cuadros los titula La madroña, y luego los va numerando", detalla. Con estos ejemplos, Vilas quiere resaltar que todas las obras son "muy desinhibidas y mezclan los colores con gran creatividad" desprendiendo "buen humor". "Son como una bocanada de aire fresco. Los artistas son personas que a pesar de todo siempre están contentas y tienen la suerte de poder asistir a estos talleres de Atades Huesca", indica.

Finalmente, valora que "todos deberíamos aprender de estos creadores la felicidad y la libertad con la que viven el día a día. Ellos disfrutan del momento y ya está, y lo demás no importa".