print
 
FESTIVAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Descubrir joyas y desmontar mitos gracias a Gli Incogniti


Presentaron obras que en un principio habían sido atribuidas a Bach por error



D. A.
11/08/2019

HUESCA.- El XXVIII Festival Internacional en el Camino de Santiago pasó el viernes por la Iglesia del Carmen de Jaca, donde acudió la virtuosa y rotunda Amandine Beyer, violinista francesa especializada en la interpretación de la música barroca, con su grupo, Gli Incogniti, en plena gira.

La idea del aplaudido programa fue presentar obras que tradicionalmente han sido atribuidas a J. S. Bach, pero con el paso del tiempo se ha descubierto que pertenecían a otros compositores o que habían sido compuestas conjuntamente. "De este modo podemos tener una visión de conjunto de una época, desmontando mitos y al mismo tiempo descubriendo pequeñas joyas de compositores menos conocidos que tienen un alto valor musical", destacó la formación.

En la Iglesia del Carmen se presentaron obras líricas, luminosas y alegres, monumentos de la música barroca como la sonata de la Ofrenda Musical, cumbre del contrapunto barroco. Junto a ella otras mucho menos conocidas como la sonata de J. G. Pisendel para violín y bajo continuo, que durante mucho tiempo fue atribuida a J. S. Bach y que nos muestra un estilo mucho más italianizado. También una pieza como BWV 1028, que se conserva en una versión para viola da gamba y clave obligado, pero que seguramente tuvo una versión anterior como sonata para dos instrumentos melódicos y bajo continuo como la que Gli Incogniti presentó en Jaca.

En la actualidad, cuando uno habla de Bach está, sin duda, refiriéndose a J. S. Bach, pero esto no era ni mucho menos así en el siglo XVIII. "El Bach más conocido era sin duda su hijo C. P. E. Bach, y en nuestro programa presentamos una obra que tal vez fue compuesta a cuatro manos por padre e hijo. También compartimos una obra de J. G. Pisendel, un violinista muy influenciado por los autores italianos", especialmente Vivaldi quien compuso varias obras para las virtuosísticas habilidades del alemán, y que fue la inspiración para las Sonatas y Partitas para violín solo de J. S. Bach.

"Al mismo tiempo estamos también girando con el programa de nuestro último disco dedicado a los conciertos de F. J. Haydn, y preparándonos para la grabación en noviembre de nuestro próximo cedé, dedicado a las sinfonías de C. P. E. Bach", añadieron.

Para la formación, en la actualidad hay muchos grupos especializados y una gran cantidad de músicos muy bien formados, con capacidades técnicas seguramente mucho mayores que las de los pioneros del movimiento historicista, "pero tal vez por ello, a veces parece como si faltase algo del espíritu de descubrimiento, de novedad, de cuestionamiento de la tradición que inspiró la aparición de la interpretación HIP (historically informed performance). Es como si se hubiese creado ya una tradición de la interpretación histórica que hace que en ocasiones muchas grupos suenen casi como clones. Por fortuna el gran número de ensembles hace que siempre haya excepciones que buscan un camino original y auténtico", agregaronl