print
 
CONCIERTOS

Sweet California y la generación Instagram


El grupo logró abarrotar el exterior del Palacio de Congresos con un show espectacular



LUIS LLES
12/08/2019

HUESCA.- Como decía aquel antiguo dicho, los tiempos cambian que es una barbaridad. Y si los infantes antes escuchaban a Parchís o a Enrique y Ana, ahora lo que tararean y se saben al dedillo son los éxitos del reggaetón... o las canciones de Sweet California.

 

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES DEL CONCIERTO

 

Este trío femenino, que en la actualidad forman Sonia Gómez, Alba Reig y Tamy Nsue, ha logrado convertirse en la girl band española más exitosa de todos los tiempos. Algo así como una versión actualizada de las Spice Girls. Al principio cantaban en inglés, pero en su último disco, "Origen", han dado el salto al español, con lo que han afianzado su fama entre niñas, niños y adolescentes. Algo que se pudo comprobar fácilmente el sábado en las fiestas laurentinas, cuando Sweet California actuaron por primera vez en Huesca ante un público multitudinario que abarrotó el Exterior del Palacio de Congresos. Un público en el que destacó sobre todo la presencia de niñas de menos de 10 años (acompañadas por sus padres, eso sí), que constituyen el principal caladero de este exitoso trío femenino.

Con una puesta en escena espectacular, una troupe de tres bailarines, grupo de directo y llamativos visuales, Sweet California se ganaron a su público desde el primer momento gracias a su concepción colorista y muy bailable del pop, que incluye ligeros toques de R&B, ritmos latinos y reggaetón. A lo largo de su dinámica actuación se pudieron escuchar viejos hits ("Good life", "Wonderwoman" o "Comprende (It"s over)"), así como temas más recientes como "Vuelves", "Todo a la vez" o "El amor es el amor", con su característico deje cubano.

Las tres componentes del grupo no dejaron de bailar, cantar y moverse sobre el escenario ante un público enfervorizado que se conocía todas sus canciones. Pero, sin duda, lo mejor llegó al final, cuando interpretaron algunos de sus mayores éxitos, como "Guay", "This is the life" (que tiene un cierto aire country en su base sonora) o el medio tiempo "Levanta Poeira", que Tamy presentó como un canto a la diversidad y la igualdad frente a la actual ola de intolerancia y xenofobia. El final llegó con uno de sus hits actuales, "¡Ay, Dios mío!", en el que se perdió un poco su base rítmica magrebí, pero en el que no faltó (a través de un pregrabado) la intervención reguetonera de Danny Romero. Pero, por supuesto, hubo bis. Sweet California interpretó entonces otro de sus hits, "Loca", en clave de trepidante latin funk, ante el delirio de sus fans. Una lluvia de confetis puso el punto final a una de las actuaciones más esperadas de estas fiestas. Porque, desde luego, hay pocos públicos más entregados que éste.