print
 
CONCIERTOS

Adele, Mozart y los sones laurentinos llenan de ritmo el Quiosco de la Música


12
La Banda de Huesca congregó a muchísimo público en su recital en el Miguel Servet



D.A.
13/08/2019

HUESCA.- Público de todas las edades ha seguido este martes con interés el concierto que la Banda de Música de Huesca ha ofrecido en el Quiosco de la Música Maestro Sampériz del parque Miguel Servet. Un recital, que se ha prolongado durante una hora y en el que ha habido una selección para todos los gustos, con la que sus integrantes han demostrado su versatilidad. No ha faltado el habitual repertorio propio de estas fiestas, como los pasodobles o las "Estampas Laurentinas" del maestro Sampériz, con temas más modernos de cantantes como Adele o Elvis Presley y, por supuesto, el Himno de la Ciudad.

 

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DE LA ACTUACIÓN

 

El propio director de la banda, Alejandro Escuer, ha ido introduciendo a los asistentes las distintas piezas que interpretaron los músicos y, al finalizar, ha agradecido el respaldo que han tenido durante las fiestas. "Muchas gracias por acogernos y tratarnos tan bien estos días en la calle", señaló. Ese auditorio fiel ha respondido llenando los bancos dispuestos en torno al quiosco y en los alrededores del escenario del concierto, aunque la música podía escucharse en muchos rincones del parque.

 

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES DE LA ACTUACIÓN

 

El concierto ha comenzado con la interpretación del pasodoble "Las provincias", de Vicente y Arturo Terol, composición detrás de la que hay una curiosa historia, pues fue compuesta a raíz de un concurso convocado por un periódico valenciano en 1930. Para seguir enganchando a más público, los músicos han comenzado a tocar conocidos temas de Mozart como la Sinfonía número 40, aunque con arreglos que recordaron más al pop, incorporando instrumentos que el compositor austríaco no tuvo la oportunidad de introducir, como la batería, el bajo o el saxofón.

Con el ritmo ya en el cuerpo, el concierto ha cambiado a melodías más modernas, con el rock and roll de Elvis Presley y canciones que más de uno tarareó, como Jailhouse Rock o Viva las Vegas, con las que hasta los músicos han hecho coros. Y el colofón a esta parte han sio la selección de algunas de las canciones de la cantante británica Adele, entre las que no pudieron faltar sus grandes éxitos, como Rolling in the Deep.

La parte final del concierto ha retomado el carácter más festivo, con Olé, Toronto, de Ferrer Ferran, un pasodoble torero con el que su autor quiso rendir un homenaje al torero Julián Melero "Toronto", y un tema latino, El Cumbanchero, de Rafael Hernández, uno de los más populares de este compositor puertorriqueño. Y como colofón hanllegado las Estampas Laurentinas, composición del que fue director de la Banda de Música, José Luis Sampériz, que el público siguió con las palmas, en especial las notas más conocidas, interpretadas durante las actuaciones de los Danzantes.

Los bises han llegado con el Himno de la Ciudad, de Daniel Montorio, cuyos familiares se encontraban entre el público y, por supuesto, con el Dance de Espadas de Valentín Gardeta, con los músicos en pie, agradeciendo al público el apoyo.