print
 
ALTO ARAGÓN - SERVICIOS DE EMERGENCIA

La actividad por rescates es "similar" en intensidad a 2018


12
El teniente jefe de las unidades de maontaña de la Guardia Civil destaca que este año la nieve se retiró antes en las cotas altas



MARÍA JOSÉ LACASTA
25/08/2019

HUESCA.- A falta de tener el balance definitivo, que se realizará al finalizar la temporada, la Guardia Civil de Montaña de Huesca tiene la sensación de que este verano es "similar" al del año pasado en cuanto a intervenciones de rescate y auxilio, es decir, mantiene una intensa actividad que aumenta en momentos puntuales como el pasado puente del 15 de agosto.

La montaña, eso sí, presenta unas condiciones diferentes, ya que si el año pasado los neveros perduraron en muchos puntos de cotas altas del Pirineo durante prácticamente todo el verano, éste, por contra, no hay nieve desde hace mucho. Esta circunstancia facilita el tránsito por muchas rutas de alta montaña en las que ya no es necesario pisar nieve, pero en estos momentos está dificultando el paso por el glaciar del Aneto en la ascensión al pico más alto del Pirineo. Y es que la desaparición del manto de nieve ha dejado al descubierto el hielo del glaciar, que está "durísimo", y lo convierte en una plataforma extremadamente resbaladiza y peligrosa.

Así lo explica, en declaraciones a este periódico, el teniente jefe de las unidades de montaña de la Guardia Civil de Aragón y Navarra, Santiago Gómez, quien reconoce que este verano están teniendo "mucho trabajo", como viene siendo habitual en los últimos años, aunque destaca la actividad y el refuerzo de efectivos que supuso la búsqueda durante 11 días del ciudadano mexicano desaparecido en el Valle de Vió y hallado muerto, posiblemente tras sufrir un fallo cardíaco. Este fue uno de los cinco fallecidos en la montaña altoaragonesa en lo que llevamos de agosto. Los otros cuatro sufrieron otros tantos accidentes que les costaron la vida.

Gómez recuerda que éste es el mes de mayor actividad en la montaña, y destaca especialmente el puente del 15 de agosto, cuando se refuerzan los agentes de guardia en los grupos de rescate e intervención en montaña para atender la demanda asistencial.

Vacaciones y buen tiempo se alían para que sean muchos los que decidan hacer alguna salida al monte. El teniente apunta que entre la gran cantidad de gente que sale a la montaña siempre se encuentran con personas que tienen comportamientos imprudentes, como el joven francés que, calzado con zapatillas, fue rescatado del glaciar del Aneto el pasado domingo o personas que no van con ropa adecuada, comida suficiente o elementos necesarios, como móvil o mapas. No obstante, deja claro que hay muchas personas que "hacen las cosas bien y el accidente ocurre porque estás en la montaña".

Ante la pregunta de si cree que la gente le ha perdido el respecto a la montaña, el teniente Santiago Gómez estima que hay gente que "al no tener conocimientos o experiencia en montaña no sabe apreciar los peligros y el riesgo que tiene, no los sabe gestionar".

Insiste Gómez en que ahora, con las redes sociales e internet, es fácil tener información sobre las rutas y el tiempo, y considera que ante una duda hay que saber renunciar a la actividad. También reitera la importancia de dejar dicho en casa a dónde se va y por dónde. Y aunque considera que en Aragón se desarrollan campañas de sensibilización, muchos de los que pisan nuestras montañas son de otras comunidades o países.