print
 
LA ENTREVISTA

Manolo Iparaguirre: "Mantener 80 tractores lleva tiempo, dinero y sacrificio personal"


Este agricultor y mecánico de Aranarache, de Ruta por el Alto Aragón, posee una de las 15 colecciones más importantes de España



ÁNGEL HUGUET
25/08/2019

BARBASTRO.- El censo de 70 vecinos de la localidad navarra de Aranarache, en la comarca de Estella oriental, es inferior al de los 88 tractores clásicos que tiene Manolo Iparaguirre, que fue agricultor antes que mecánico con oficio necesario para mantener su amplia colección. Forma parte de la Asociación Española Amigos de la Maquinaria Agrícola que participan en la Ruta del Alto Aragón, desde ayer al 30 de agosto, con salida y llegada Barbastro, tras recorrer las carreteras altoaragonesas "a 20 km/hora" por Valonga, Binéfar, El Grado, Graus, Tierrantona, Aínsa, Yebra de Basa, Jaca, Murillo de Gállego, Huesca, Siétamo, Salas Bajas y Barbastro.

"La afición de coleccionar tractores viene desde hace 30 años, y para que sea duradera tiene que gustarte mucho. En mi caso, me hice mecánico de motores, chapista y electricista para el cuidado de cada tractor a base de horas y de años. Así es posible conseguir una colección que está entre las quince más importantes en España". La variedad de marcas es evidente, "Land es la que me ha marcado más, también Mann y Volvo. Todos están en funcionamiento y tengo una gran satisfacción cuando consigo uno que no funciona y al cabo del tiempo lo pongo en marcha".

En la colección hay muchos tractores que los compró "achatarrados" y luego los puso en funcionamiento. "Dedico muchísimas horas, pero lo hago a gusto y soy feliz cuando ruge el motor después de la reparación. En realidad, yo era agricultor y por afición me puse un taller mecánico propio para reparación y mantenimiento. La verdad es que tengo mucho trabajo pero a diario salgo por el pueblo a dar una vuelta en tractor para que funcione el motor".

La colección es muy atractiva. "Es habitual que venga mucha gente porque en Navarra ya me conocen". En cuanto al mantenimiento de 80 tractores antiguos, "lleva tiempo, cuesta dinero y requiere sacrificio personal. En realidad no es un museo, pero todos están presentables aunque es una labor diaria exigente". Respecto a las "complicaciones", señala que "cada tractor es diferente, y los de gasolina dan muchos problemas si no haces kilómetros a menudo".

En cambio, "los de gas oil apenas dan problemas una vez que los pones en marcha, si has engrasado bien el motor y las bombas están condiciones. Un tractor que no arrancas en cinco años puedes conseguirlo en un momento. Las ruedas es el gran problema porque 80 tractores por cuatro cada uno son 320 usadas. Mantener una colección así, sin ayuda de nadie, es casi un milagro pero estoy orgulloso de los resultados".

Manolo Iparaguirre se ha desplazado a Barbastro con un tractor con remolque diseñado como una vivienda sobre ruedas. "Las rutas no me las pierdo nunca y ésta ha sido la primera vez que recorro el Alto Aragón sentado en el sillín del tractor".