print
 
HOSTELERÍA

Los restaurantes de Huesca cuelgan el cartel de completo para estas navidades


12

Las reservas están al 100 % para los días clave de las fiestas desde hace semanas



01/12/2019

HUESCA.- Los restaurantes de la capital altoaragonesa ya están hasta la bandera de cara a las cenas y comidas de empresa, familiares o entre amigos típicas de las fiestas navideñas. La inmensa mayoría de los establecimientos tienen cubiertas al 100 % las reservas para los días clave de la Navidad desde hace dos semanas o más, por lo que se preparan con intensidad para unas jornadas con horarios más extensos en las que de sus cocinas saldrán cientos de platos deliciosos.

El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de Huesca y propietario del Lillas Pastia, Carmelo Bosque, resalta que el sector es el punto de encuentro de las celebraciones navideñas, que calentarán motores con el puente de la Constitución, que también se dejará notar en los restaurantes de la ciudad.

"Nosotros estamos siempre cerca de los clientes para satisfacer sus demandas e intentar cumplir sus expectativas, que se basan en el pasarlo bien. Estamos para que la gente se divierta", explica Bosque, que hace referencia también a los locales nocturnos en los que los oscenses tomarán unas copas tras las cenas navideñas.

"A los bares de noche hay que darles importancia porque es un aspecto social. En la hostelería observamos que la gente tiene muchas ganas de pasarlo bien, y nosotros les ponemos la plataforma necesaria para ello", plantea.

Respecto a los precios de los menús navideños, comenta que oscilan en una media de entre 35 y 60 euros por persona. Rape, merluza, bacalao, rodaballo o ternasco no faltarán en las cartas de los establecimientos que apuestan también, como es tradicional, por el cardo y el marisco como ingredientes estrella.

En el Lillas Pastia, donde no se abre todos los días de las fiestas, se servirán productos de temporada como la trufa, el cardo, la caza y las setas, aderezados por cigalas, anguilas y ricos postres.

El Restaurante Fontao está completo desde hace dos semanas para los días 24, 25 y 31 de diciembre. El local, donde van a reforzar el personal, afronta estas fechas con ganas y ofrece la posibilidad de disfrutar de ternera de Galicia en diferentes recetas y del ternasco, "que no puede faltar", indica Belén Castro, gerente del establecimiento.

En El Bodegón también se han copado todos los cubiertos disponibles de cara a Navidad, "e incluso algunos clientes fijos realizaron su reservas justo después del verano", apuntan desde este restaurante.

El Hotel Abba también ha colgado el cartel de completo para los servicios de comidas del día de Navidad, Año Nuevo y Reyes. En concreto, las reservas del 25 de diciembre se cerraron hace un par de meses con un total de cien comensales.

En la carta de este restaurante se pueden encontrar canelones de carrillera ibérica guisada, bacalao o ternasco que animarán aún más estas celebraciones.

También en el Hotel Pedro I se han acabado las plazas disponibles para los días 24 y 25 de diciembre, y para el 1 de enero las reservas van a muy buen ritmo. Hace más de quince días que se sellaron estas cenas y comidas en las que los oscenses podrán degustar surtidos de ibéricos, una crema de carabineros, lomo de corvina asada con crema de hinojo y paletilla de ternasco, entre otras cosas. De postre, tarta de queso y, como no, turrones y otros caprichos típicos de la Navidad.

Por su parte, en el restaurante El Origen, regentado por Beatriz Allué, también están completas las plazas para los días 14, 20 y 21 de diciembre, fechas a las que se suman las festividades de Navidad, Año Nuevo y Reyes.

"Hay gente que reservó ya en San Lorenzo o de un año a otro", comenta Allué, que asegura que afronta estas fiestas con un menú especial en el que ha incluido unos garbanzos negros con vieira.

De postre, pondrá el empanadico casero que le enseñó a hacer su abuela, que acompañará con turrones artesanos.