print
 
UN ALTO EN LA CARRETERA PARA LAS COMPRAS

Una tienda de muebles en un pueblo de setenta vecinos, Hostal de Ipiés

Oikos, en Hostal de Ipiés.
Oikos apuesta por su situación estratégica



Mercedes PORTELLA
20/12/2006

SABIÑÁNIGO.- En Hostal de Ipiés, dentro del municipio de Sabiñánigo, está desde hace unas semanas la tienda de muebles OIKOS (significa casa en griego), la segunda que se instala desde hace dos años en esta localidad que cuenta con unos 70 habitantes. El paso de la carretera N-330 por el centro del pueblo y el impulso dado por la tienda de chocolates allí ubicada anteriormente, hacen un punto de parada obligada en Hostal de Ipiés, a medio camino entre el puerto de Monrepós y Sabiñánigo.

Daniel Vergara y Aída Lusa son los propietarios de este negocio en el que se puede encontrar desde “muebles a medida que se acomoden a su hogar, con diferentes maderas, y una amplia gama de muebles rústicos hasta complementos en textil de la India, artesanía colombiana, decoración, instrumentos musicales tradicionales y artesanos, casas de madera y casas barbacoa”.

Asimismo, Daniel y Aída destacan que aquí “no se van a encontrar muebles de serie, son muebles hechos por pequeñas carpinterías, pequeños artesanos y, aunque sean el mismo modelo, nunca son exactos. Además, trabajamos todo con madera, no hay laminados, no hay conglomerados, y con productos naturales y las maderas son todas nobles como el palisandro, teca, caoba, pino? y de lo que se trata es de encontrar un mueble que a cada uno le encaje y que le guste tener en su casa. Nuestra filosofía es: encuentra lo que te hace sentir a gusto”.

Sobre la explicación de instalar el negocio en Hostal de Ipiés, dicen que es por una cuestión estratégica. “Por esta carretera pasan personas que vienen de muy diferentes lugares como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Huesca, Valencia ,y también de diferentes lugares de Francia, y nos pareció que era un sitio ideal, un sitio que estaba apuntando a desarrollarse con la ubicación de la chocolatería. A nosotros nos pareció muy interesante desarrollar los pueblos pequeños que se han quedado un poco vacíos pero que están ahí, y están llenos de vida”.

Una vez abierto el establecimiento de Oikos, el objetivo es la promoción “para darnos a conocer en esta zona, en nuestra comarca”, sin perder más amplios horizontes.