print
 
NUESTRAS RAÍCES

Gistaín: El comandante Amado Laguna Fumanal y Rins




Por Santiago BROTO APARICIO
27/02/2005

Gistaín.- Chisten en aragonés- es un pueblo escondido entre montes, tendido en una soleada ladera de la cima del Igüerre, hasta donde llegan los sones de las rumorosas aguas del río Cinqueta. Su blanco caserío se alza en un panorama abierto, en el que verdean los pinares, a la vista de las nevadas montañas pirenáicas que, a un lado y otro, conforman el sugestivo Valle de Gistau; y en aquél ponen su sello medieval dos esbeltos Torreones- uno denominado de Tardan-, que son aspillerados baluartes defensivos levantados para la protección del lugar en determinados acontecimientos históricos.

La historia de Gistaín se inicia en los remotos tiempos de la dominación romana que estableció allí un Pagus Gestabiensis; luego conoció diversas invasiones pasando al dominio de los condes de Pallars en 1010 y siglo y medio después, en los años de 1170, por donación de Alfonso II, a Juan de Bardaxí, cuya estirpe lo mantuvo hasta 1488. Es densa también la relación de dependencia eclesiástica de su iglesia parroquial. Gistaín posee varias nobles mansiones solariegas que exhiben en sus fachadas los escudos de Armas de sus dueños y es pueblo de rancias costumbres y tradiciones locales, conservadas con especial esmero, entre las que destacan sus trajes y bailes típicos.

El apellido de Rins ya residía en aquellas tierras en 1495, donde aparece Pedro de Rins como titular de un fuego; y en 1612 ejercía como Jurado Domingo de Rins, constructor en 1580 del casal familiar -así figura en la clave de la portada-, que aún perdura, en cuya fachada puso las Armas del linaje, las que también constaban en una capilla del lado del Evangelio de la iglesia parroquial. En 1737, el Concejo certificaba que, según atestiguaban privilegios antiguos otorgados por los monarcas aragoneses, gozaban allí de la condición de Infanzones, entre otros, Juan y José de Rins. Sucesor de éstos era, a finales del siglo XVIII, Lorenzo de Rins, en cuya hija se afeminó el apellido, pasando a figurar el de su cónyuge Laguna.

En la antigua casa Infanzona de los Rins en el viejo pueblo de Gistaín, nació el 29 de septiembre de 1847 Amado Laguna Fumanal y Rins, segundo de los cinco hijos de Pedro Laguna de Rins y de Josefa Fumanal y Lalueza, siendo el mayor de ellos León que casó con María-Guadalupe Guillén, cuyo primogénito José-María Laguna y Guillén ingresó en 1920 como Caballero Maestrante de Zaragoza.

Cursó Amado Laguna sus primeros estudios en los Escolapios de Barbastro y los secundarios en Zaragoza, en el colegio de José Albiñana, ingresando el 6 de julio de 1863 -a menos de dos meses para cumplir los dieciséis años- en el Colegio de Infantería de Toledo en el que permaneció como Caballero Cadete hasta que, realizadas las prácticas, fue ascendido a Subteniente de Infantería por R.O. de 27 de diciembre de 1866, siendo destinado al Regimiento de Navarra, n° 25 de guarnición, en el distrito de Aragón.

El 24 de junio salió, destacado con su Unidad militar, a Cataluña, para operar en persecución de las partidas revolucionarias que se levantaron en la provincias de Tarragona y Lérida, permaneciendo su Batallón en esta última ciudad en la que se le comunicó el ascenso al grado de Teniente de Infantería otorgado por R.O. de 10 de octubre de 1868.

En 31 de mayo de 1869 partió con su Regimiento a Barcelona, participando en los sucesos que tuvieron lugar en esta plaza el 15 de septiembre siguiente y días más tarde, en 5 de octubre, en acciones en Gerona y La Bisbal, contra las partidas revolucionarias que allí actuaban, siendo tan destacados sus servicios, que fue distinguido por S.A. el Regente del Reino con la Cruz Roja de primera clase del Mérito Militar.

Tras el juramento de fidelidad al rey Amadeo I, en 1º de mayo de 1871 pasó a la Villa y Corte de Madrid para realizar estudios relacionados con la recarga de los cartuchos Berdan y transcurridos algunos meses, en primero de junio de 1872 quedó incorporado al Regimiento de Infantería de Málaga, con residencia en Pamplona, interviniendo en sucesivas operaciones contra facciones carlistas hasta que, en los finales de octubre de 1873, quedó adscrito a la plantilla de la Dirección General del Arma de Infantería.

El 18 de julio de 1875 y por el turno de antigüedad le correspondió el ascenso a Capitán con destino al Batallón Provincial de Huesca destacado en la Villa de Sos, actuando con su Compañía en las zonas de las Cinco Villas y Navarra, resultando gravemente herido en un pie en una de las operaciones en Lezo y, por méritos de guerra, ascendido al empleo de Comandante de Infantería en 9 de febrero de 1876, incorporándose al Batallón de Cazadores de Barbastro que se hallaba en la localidad de Orduña, encargándose de las funciones de Director de la Escuela del mismo y de su Academia de Oficiales. Posteriormente, en 3 de julio de este año fue declarado Benemérito de la Patria y le fue reconocido su derecho a usar la Medalla de Alfonso XII con los pasadores de Vera y Orio.

Sucesivos destinos tuvo en aquel año en el Regimiento de Infantería Galicia n° 19 y en los Batallones de Reserva de Bilbao y de Cazadores de Estella n° 14 en las Provincias Vascongadas y Navarra, marchando, en comisión, el 28 de agosto de 1880 a la Escuela Central de Tiro, para incorporarse, finalizada la misma, en mayo de 1881 al Regimiento de Infantería de Gerona n° 22, con sede en Zaragoza.

En 16 de julio de 1881, previas las licencias oportunas, se celebró el matrimonio canónico del Comandante Amado Laguna Fumanal y Rins con la señorita zaragozana doña Victoriana Ortiz y Pena, de la que nacieron Amado, Miguel-Angel, José-María y Carmen (el primero y el tercero precozmente fallecidos y los otros dos casados luego con los hermanos Rosario y Lorenzo Almarza).

Por R.O. de 25 de septiembre de 1883 fue nombrado Fiscal Permanente de Causas en la Capitanía General de Aragón y por otra R.O. de 16 de abril de 1884 resultó designado para formar parte de la Comisión de Jefes y Oficiales de Infantería que se desplazó a Alemania para presenciar las maniobras del Ejército de aquel Imperio y estudiar su organización, misión que duró unos cuatro meses y por ella le fue otorgada por el Emperador de Alemania en fecha de 2 de julio, la Cruz del Águila Roja de tercera clase.

En 2 de septiembre de 1885 se encontraba ya en Ariniens (Francia) para contemplar las maniobras del Segundo Cuerpo de Ejército francés cuya durcxión fue de veintiocho días, siendo recompensado con la distinción de Caballero de la Legión de Honor según Decreto de la Presidencia de la República Francesa de 17 de septiembre del mismo año.

Por otra R.O. de 9 de octubre de 1886 le fue concedido el paso a la Escala de Reserva, fijando su residencia, primero en la ciudad de Zaragoza, luego en el lugar de Cadrete y finalmente en Gistaín, aquí ya con licencia indefinida. Y por las de 8 de agosto de 1894 y 9 de abril de 1896 se le otorgaron la Cruz Sencilla y la Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Aprovechando algunos años de inactividad en su profesión militar, Amado Laguna de Rins y Fumanal -que para la conservación del apellido de su casa solar Infanzona antepuso los dos paternos al materno- había cursado la carrera de Ingeniero Agrónomo, fundando en 1880, junto con su compañero el Comandante Atilano Bastos la primera empresa dedicada en España a la fabricación de material topográfico, cuyos aparatos de precisión fueron premiados con Diploma de Honor en la Exposición Aragonesa de 1885 y en la de la Industria Nacional de Madrid en 1897, así como la Medalla de Oro en la Universal de París en 1900. Otra de sus creaciones más importantes fue la de la Azucarera de Aragón, en Zaragoza, previa una intensa labor de divulgación del cultivo de la remolacha.

Fue también notable su actividad política, iniciada al encabezar la candidatura municipal conservadora de Zaragoza, que resultó triunfadora, siendo elegido Alcalde de la ciudad en lº de julio de 1889, cargo que ejerció hasta el 31 de diciembre de 1903, en que dimitió por motivos de salud, quedando como muestras destacadas de su notable gestión la demolición del antiguo Penal de San José alzando en su solar el nuevo Mercado Central de la Plaza de Lanuza y el Puente llamado de América sobre el Canal Imperial. El 23 de enero de 1904 le fue otorgada por el rey Alfonso XIII la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Igualmente promovió la creación de la Mutua de Accidentes de Zaragoza, cuya primera presidencia ostentó.

Falleció el ilustre altoaragonés Amado Laguna de Rins y Fumanal en Zaragoza el 20 de junio de 1907.

DOCUMENTACIÓN:

Archivo General. Militar de Segovia.- Hoja de Servicios.-Leg. L-118.

Brioso y Mayral, J.- Amado Laguna de Rins, un chistavino emprendedor.-Diario del Alto Aragón, 29-XI-1987.

Conte Oliveros, J.- Personajes y escritores de Huesca y provincia.- Zaragoza, 1981.