print
 
NUESTRAS RAÍZES

Castelflorite: un pueblo en Los Monegros

Armas de los Estenza.



Por Santiago BROTO APARICIO
11/12/2005

Cita Ignacio de Aso que los ilergetes ocupaban gran parte de la Ribagorza y los Partidos de Huesca y Barbastro con las tierras de Monegros hasta el Ebro; es la mención más antigua de los pobladores de estas tierras. En el territorio de los Monegros -sigue diciendo-, así llamado porque antiguamente estuvo tan poblado de pinos y sabinas, que a los que miraban de lejos les parecía un monte oscuro y cerrado- el suelo se compone generalmente de la feracísima marga o de yeso impregnado de salitre. Los Monegros están situados entre el Ebro y la Sierra de Alcubierre que tiene su principio en los montes de Leciñena y va declinando insensiblemente hasta las riberas del Cinca.

En estas tierras extensas se sitúa el poblado de Castelflorite, a 310 metros de altitud, junto al Barranco de la Clamor Vieja y al pie de la loma de Montija. Su nombre primitivo fue Castro Follito que llevó en el medioevo, luego convertido en Castefollit hasta 1543 y a partir de 1609 quedó en la actual denominación. Su primera cita, hasta ahora conocida, figura en un documento datado el mes de noviembre de 1226 por el que Poncio Hugón, Señor de Alcolea de Cinca, donaba al Monasterio de Sigena parte de aquel término. Unos meses después, en 2 de abril de 1227, Petrus de Castro Follito actuaba de testigo en la cesión de varias heredades en Huesca, por parte de María de Narbona, a favor del citado cenobio; y en octubre de 1234, la cesión de la villa de Aguas, por Oria Jiménez de Luesia, también a Sigena, era testificada por Petrus Garcés de Castro Follito, militis y castellani.

Lugar de dominio dominical, los primeros Señores de Castelflorite fueron los Entenza, descendientes de Bernardo, marido de Garsenda Myr, familiar de los Condes de Pallás, cuya hija Jusiana, heredera de la Baronía de Alcolea -a la que pertenecía Castelflorite-, casó con el Conde Hugo de Ampurias, siendo padres de Hugo y Ponce (esposo de su prima Sibila de Entenza). De estos últimos nacieron Berenguer, Gombal y Jusiana, y ésta, al morir sus hermanos sin sucesión, se hizo cargo, en 1213, de dicha Baronía y otras propiedades; casó con Bernardo Guillén, hijo de los Señores de Montpeller y hermano de la madre del Rey Jaime I de Aragón, y fueron sus hijos Raymundo, Teresa y Bernardo, éste caballero cruzado en Tierra Santa, marido de Constanza de Antillón, sucesor de su padre en 1264 y progenitor de Gombal de Entenza, quien recibió en herencia el castillo y la Villa de Alcolea y los de Castelflorite, Rasal, Hueso, Figueruela, Enate y Barbastro. Les sucedió su hija Teresa de Entenza y Antillón que ostentó los títulos de Baronesa de Alcolea y Antillón y Condesa de Urgel y contrajo matrimonio con el infante Alfonso, hijo de Jaime II de Aragón, siendo madre de Sancho e Isabel, que murieron siendo niños. Descendientes suyos fueron, a mediados del siglo XVI, Ponce Hugo de Entenza, su hijo bastardo Bernardo Guillén, Guillén y Manuel (éste privado del monarca Pedro IV) y Teresa de Entenza, mujer de Ponce de Alcalá, mayordomo de Martín I el Humano.

El 1º de octubre de 1414, en reconocimiento de sus servicios como uno de los nueve jueces que, a la muerte de Martín I, fueron electores del nuevo monarca aragonés, el Rey Fernando I de Aragón dictaba un privilegio por el que se recompensaba a: I.- Berenguer de Bardaxí y López de Sesé, Barón de Zaidín, y sus descendientes, con el lugar de Castelflorite (que había sido confiscado a Jaime de Urgel) y los castillos y términos de los de La Almolda y Osso, con toda la jurisdicción civil y criminal, a los que se sumó posteriormente la Baronía de Pertusa. Fue el cuadragésimo Justicia de Aragón y contrajo nupcias con Isabel Ram -hermana de Domingo Ram, Obispo de Huesca y después Cardenal, Arzobispo de Tarragona y Virrey de Sicilia-, de la que nacieron Juan Berenguer, Jorge (Obispo de Pamplona y Arzobispo de Tarragona), María (mujer de Pedro Ximénez de Urrea, Señor de Rueda y Alcalatén. Murió en Barcelona el 1º de abril de 1432. II. Juan de Bardaxí y Ram, quien en virtud del testamento otorgado por su padre en 18 de diciembre de 1422, además de Zaidín, Osso y Castelflorite, heredó los mayorazgos de la familia compuestos, el primero, por los castillos, tierras y términos de Pertusa, Laluenga, Laperdiguera, Barbuñales, Almunia y Lacuadrada; y el segundo por la Baronía formada por los lugares de Antillón, Ponzano, Lascellas, Abiego y Bespén. Ejerció el cargo de Camarlengo del rey Alfonso V, a quien sirvió en las guerras de Nápoles, recibiendo en donación varias ciudades en el Ducado de Calabria, que más tarde fueron restituidas a sus antiguos poseedores. Casó con Beatriz de Pinós y fueron padres de Juan, Pedro y Berenguer (éste Castellán de Jaca, quien emprendió ruidosos pleitos con su hermano Juan por la sucesión en los bienes de sus antepasados, así como con los vasallos de Pertusa que deseaban ser de realengo o pertenecer a la ciudad de Zaragoza. Ejerció señorío sobre los lugares de Azlor y El Grado). III.- Juan de Bardaxí y Pinós, casado con Sirena de Moncayo y Zacosta, hija de Juan de Moncayo, Gobernador de Aragón. IV. Francisquina de Bardaxí y Moncayo, heredera de las posesiones familiares salvo el mayorazgo que pasó a su tío Pedro de Bardaxí, quien murió sin sucesión, por lo que, tras numerosos procesos, se restableció la línea en: V. Berenguer de Bardaxí y Pinós, también Castellán de Jaca, casado con Isabel de Luna y Ximénez de Cerdán, hija de los Señores de Villafeliche, y fueron sus hijos Berenguer, Jorge, Beatriz, Aldonza (mujer de Jaime Cerdán) y Violante. VI.- Berenguer de Bardaxí y Luna, Señor de las Baronías de Pertusa, Antillón, Zaidín y de otros lugares, contrajo dos veces matrimonio, la primera con María Avellaneda y Aragón en 20 de octubre de 1465, de la que nació su hija María; y la segunda con Angelina de Palafox y Rebolledo y Luna, de la que tuvo a Berenguer (que murió en 1512 en la guerra con Navarra y de su enlace con Leonor de Gurrea, hija de los Señores de Argavieso, no tuvo sucesión), Jorge (Arcediano de Játiva) y Martín, su heredero siguiente. VII.- Martín de Bardaxí y Palafox, marido de Juana Ximénez de Cerdán. VIII.- Juan de Bardaxí y Ximénez de Cerdán, Capitán de Guardias Españolas, casó en 25 de agosto de 1544 con Ana Alagón y de Espés, hija del primer Conde de Sástago, cuyos hijos fueron Berenguer (Obispo de Huesca), Luis, Juan, Isabel y Luisa. IV.- Luis de Bardaxí y Alagón, servidor de Felipe II, Diputado por los Nobles de Aragón en 1598 y marido de Francisca de Gurrea y Borja, de los Marqueses de Navarrens, progenitores de José (murió en 1624), Leonor y Martín. X.- Martín de Bardaxí y Gurrea, casado con Mariana de Aragón y Díaz de Guevara, cuya hija Ana-María Bardaxí y Aragón le sucedió, pasando el señorío a los Abarca de Bolea.

El 5 de noviembre de 1626 el Rey Felipe IV otorgó el título de Conde de Castelflorit a don Martín de Torrellas y Bardají Fernández de Heredia y Luna, Ricohombre de Aragón, que actualmente ostenta, desde 1979, don Francisco de Borja Silva y Mora.

Otro título nobiliario que lleva el nombre de este pueblo es el de Marqués de Castell Florite, concedido el 18 de octubre de 1860, al Teniente General de los Reales Ejércitos don Domingo Dulce y Garay, nacido en Sotes (Logroño) el 7 de mayo de 1808, Capitán General de Aragón, Cataluña y de la Isla de Cuba, Director General de la Caballería, Jefe Superior de la Guardia de Palacio, Gobernador Militar de Lérida y Barcelona, cinco Cruces Laureadas de San Fernando y Gran Cruz de las Órdenes de Carlos III y San Hermenegildo, Senador del Reino, Gentilhombre de Cámara de S.M., en atención a sus meritorios servicios, en especial por su excepcional comportamiento en el Palacio Real de Madrid en la noche del 7 al 8 de octubre de 1841, en que salvó a la Reina Isabel II, siendo ésta niña y en conmemoración del hecho de armas ocurrido el 19 de abril de 1840 en el lugar de Castelflorite, de la provincia de Huesca, en que las fuerzas que mandaba obtuvieron una señalada victoria sobre las tropas carlistas allí concentradas.

Contrajo Domingo Dulce y Garay tres matrimonios, el primero en 1839 con Asunción Pardo y Zorrilla, de Pancorbo, que había nacido en 7-V-1811 y murió en Barcelona en 26-I-1853; el segundo en 22-XI-1858 con Albina Treserra y Thompson, de Barcelona, en cuya ciudad también murió; y el tercero, el 23-V-1867, con Elena Martín de Medina y Molina, de La Habana, Condesa viuda de Santovenia. Tuvo una única hija llamada Luisa Dulce y Tesserra, nacida en Barcelona el 29 de diciembre de 1859 y allí fallecida el 20-V-1884, a la que sucedió en el título, por Real Carta de 16-VIII-1885, Ángel Dulce y Antón (hijo de un hermano de Domingo), General de División de Caballería, natural de Sotes y fallecido en Barcelona en 1931. El cuarto poseedor del Marquesado fue desde el 4-IV-1952 Joaquín Buxo Abaigar, Abogado, Embajador de España, Presidente de la Diputación de Barcelona, natural de Badalona y casado, en primeras nupcias en 1932 con Milagros Montesinos y Vanaclocha, y en segundas con Luisa Serra Spieler. El quinto puesto, por anulación de la Real Carta de sucesión expedida a favor de Joaquín Buxo Montesinos, lo posee, por real disposición de 11-XI-1992, María de la Salud Domingo-Dulce y Ruano, Dama de la Real Hermandad del Santo Cáliz, Cuerpo de la Nobleza Valenciana, casada en 1974 con Juan Lago-Novás y Bua, Capitán de Yate, Militar retirado, Vicepresidente Fundador de la Maestranza de Caballería de San Fernando (descendientes de Caballeros Laureados); y de ellos es hijo Juan Lago-Novas y Domingo-Dulce, Caballero de la Real Hermandad del Santo Cáliz de Valencia, Hidalgo a Fuero de España y poseedor de cuatro Medallas de Oro de Campeón de España de Equitación.

El lugar de Castelflorite según las certificaciones de su Concejo expedidas en 9 de agosto de 1733 y en 24 del mismo mes de 1737, firmadas por los Secretarios de Fechos Antonio Soldevilla y Miguel-Juan Allué, no tuvo ningún vecino que acreditara su condición de hidalgo.

-Heráldica municipal.- Desde hace algunos años este pueblo viene usando un escudo de Armas cuyo formato y timbre no se ajustan a la legislación vigente en la actualidad. En consecuencia y en base de las piezas que en el mismo figuran, proponemos la adopción, si así lo decidiera la Corporación Municipal, del siguiente:

Escudo cuadrilongo de base circular. En campo de azur, un castillo de oro, acompañado de tres flores de lis el mismo metal. Al timbre corona real de España.

DOCUMENTACIÓN:

Archivo Histórico Prov. Zaragoza.- Padrones de Infanzones.

Varios.- Elenco de Grandeza y Títulos Nobiliarios Españoles. 2003. Hidalguía - Madrid.