print
 
NUESTRAS RAÍZES

Un apellido noble: los Blanco




Por Santiago BROTO APARICIO
19/03/2006

Todos los genealogistas reconocen mucha antigüedad a este linaje, cuyos orígenes se sitúan en los lugares de Torre de Obato y Sarsa de Surta, de la provincia de Huesca, en los que tenían ya casal familiar en 1303 y 1324 . De ellos salieron miembros que se establecieron en Sarsa de Surta, Laluenga, Sallent, Torre de Ésera, Laperdiguera, Puy de Cinca y la ciudad de Huesca, en el Aho Aragón. El apellido ha tenido algunas variaciones al consignarlo en documentos, apareciendo en algunos de ellos como Blanc, Blanch, Blanca y su verdadera denominación como Blanco. Sus miembros conocidos, han sido éstos:

I.- Pedro Blanch, vecino de Laperdiguera con casal familiar en Torre de Obato, de Ribagorza (Graus), a quien el rey Jaime II de Aragón concedió Salva de Infanzonía en el mes de septiembre del año 1303.

II.- Jaime Blanco, residente en Sarsa de Surta, sucesor de aquél, que recibió, del mismo monarca citado, la confirmación de su hidalguía en el año 1324, y que de su legítimo matrimonio tuvo dos hijos llamados Juan y Sancho.

III.- Sancho de Blanco, vecino de Sarsa de Surta, fue progenitor de Raimundo y Benito, quienes permanecieron en el hogar paterno durante el resto de sus vidas.

IV.- Raimundo de Blanco, que fue padre de Juan, que continuaron teniendo su vecindad en Sarsa de Surta.

V.- Juan de Blanco, del que se conoce que tuvo los siguientes hijos: Raimundo, Benito, Sancho y Juan.

En el censo de Fogajes elaborado en el año 1495, efectivamente aparecen como titulares de fuegos en Sarsa de Surta Johan (que ejercía el oficio de Jurado) y Ramón Blanco; en Huesca, la viuda de Pedro Blanc; en Troncedo, Bernat de Blanch; en Tamarite, Domingo Blanch y en Urmella, Peri Blanch.

VI.- Raimundo de Blanco, quien, en unión de sus hermanos Benito y Juan y los hijos de éste último llamados Juan y Pedro de Blanco, ganaron Firma posesoria de Infanzonía ante la Corte del Justicia de Aragón en 23 de julio de 1535 del tenor siguiente: =” Pronunciamus de concilio, aten. Cont. In praesenti procs. C. dictos Raymundi, Benedictu, Joanne et Petru Blanco, exponentes for, fuiste, elle Infantiones hermuneos per rectam lineam masculinan descendentes, debere gaudere cum ómnibus bonis fuis ómnibus, singulis foris, privilegiis, libertatibus, inmunitaribus caeteris Militibus lnfantionibus praesencia Regni Aragonum concelsis=”.

Casó dicho Raimundo con Monserrada Rodellar, de la que tuvo varia descendencia.

VII.- Miguel de Blanco y Rodellar, hijo del anterior, nacido en el lugar de Ola y avecindado en la ciudad de Huesca, de su legítima esposa engendró a Antonio, que siguió la línea directa masculina del linaje, los cuales efectuaron nueva probanza de su condición de hijosdalgo e Infanzones, obteniendo sentencia confirmatoria en 21 de julio de 1639 y se los expidió Firma posesoria. Celebró nupcias con Gerónima Gómez.

Benito de Blanco, hermano de Raimundo, se trasladó desde Sarsa de Surta primero al lugar de Ateca y después al de Terrer, ambos lugares de la Comunidad de Calatayud, en donde contrajo matrimonio con Francisca Hernández, de la que nació Francisco, éste a su vez marido de María Cetina y padres de Antonio y Miguel (Éste se hallaba incluido en el Padrón de Infanzones del lugar de Laluenga, según certificación expedida por el ayuntamiento en fecha 7 de agosto de 1733).

VIII.- Antonio de Blanco y Gómez, Regente de la Chancillería de Aragón, Honorario del supremo Consejo de Aragón. Celebró matrimonio con G. Godino.

IX.- Antonio Blanco y Godino, Gobernador Militar de Aragón, Coronel del Regimiento Aragón en 1711 a quien se concedió el título de Marqués de Villasegura, -en memoria de su padre y por los servicios prestados por el mismo-, por el rey Felipe V en 6 de enero de 1703. Villasegura es el nombre de una Pardina despoblada junto a Monrepós. Contrajo su matrimonio con María-Victoria Abarca López-Fernández de Heredia, nacida en Huesca y bautizada en su Catedral el 11-X-1670, de la que nació su sucesor:

IX.- Lorenzo-Antonio Blanco y Abarca, II Marqués de Villasegura, que cuando era menor de catorce años, -defendido por su Procurador Vicente del Plano y Frago- conjuntamente con su padre comparecieron ante la Real Audiencia de Aragón con las Ejecutorias ganadas por sus antepasados, y pruebas documentales pertinentes, logrando de aquella sentencia afirmatoria de su calidad de Infanzones, según Salva expedida en Zaragoza en 27 de octubre del año 1748. Médico, Regidor perpetuo y Padre de Huérfanos de Zaragoza, casado en 3-sepbre-1728, con la oscense María-Francisca de Oña San Juan y Felices, y padre de Antonio, José y Mariana.

X.- Antonio Blanco y Oña, III Marqués de Villasegura, Caballero noble domiciliado en la ciudad de Huesca. Tenía su casal en la ciudad de Huesca en la Calle de Caballeros, dando su espalda a la Pataquera. No tuvo descendencia.

XI.- Josef Blanco y Oña, Abarca y San Juan, IV Marqués de Villasegura, hijo del anterior. Murió sin descendientes.

XII.- Mariana Blanco y Oña, V Marquesa de Villasegura, quien al casar con Joaquín Ferrer y Tonda-Seeret, pasó a residir a Mora de Rubielos (Teruel)

XIII.- Joaquín Ferrer y Blanco, VI Marqués de Villasegura, en el que se extinguió el apellido, que pasó en los primeros años del siglo XIX a su descendiente Joaquín Ferrer y Blanco, a quien sucedió su hijo Francisco Ferrer y Latorre, fallecido sin sucesión el 28- V- 1871. Por Real Carta de sucesión de 1883 fue VIII Marqués Imeldo Seris-Granier y Blanco y desde 1909 lo ostentaba Manuel Seris-Granier y Ramírez de Arellano).

OTRAS RAMAS DEL APELLIDO:

CAPELLA.- En los finales del siglo XVI tenía casal en la villa de Capella Raimundo Blanco, el cual ganó ejecutoria de Infanzonía en 9 de abril de 1650, por lo que fue inscrito en los Libros municipales como hidalgo, circunstancia que alegó su descendiente Francisco Blanco y Laplana para su reconocimiento en 1787, obteniendo éste Salva en 1801.

Miembro destacada fue Matías Blanco que cursó estudios en la Universidad Sertoriana de Huesca, graduándose como Bachiller en Filosofía en 25 de septiembre de 1782.

A mediados del siglo XIX y en los principios del XX residían en Capella José Blanco y Mur, Manuel Blanco y Castellón y Ramón y Manuel Blanco Empociello.

PUY DE CINCA.- El Concejo en sesión plenaria celebrada el 9 de noviembre de 1787, acordó reconocer la calidad de Caballero Infanzón, entre otros, al vecino Antonio Blanco, el cual había presentado a estos efectos una Ejecutoria ganada por sus antecesores residentes en el casal de Sarsa de Surta en 1635.

TORRE DE ÉSERA.- Por el Concejo de este lugar era reconocido en el año de 1787 como Infanzón y así estaba empadronado en los libros catastrales municipales el vecino Josef Blanco, indicando que ya habían sido reputados como tales sus padres y abuelos, los cuales gozaron de las exenciones y privilegios correspondientes a los hidalgos en el presente Reino de Aragón.

DOCUMENTACIÓN:

Archivo Histórico Prov. Huesca.- Protocolo 6237.- Not.: Agustín Borau Munique.

Archivo Histórico Prov. Zaragoza.- Padrones de Infanzones.

Barón de Valdeolivos.- Marqués de Villasegura.- Linajes de Aragón.-II (23 época).