print
 
CICLISMO

La VI Marcha Trotamons reunió a doscientos treinta participantes

El ambiente de la jornada fue extraordinario.
12
Juan Romero fue el primero en completar los 55 kilómetros



Jaume CASAS
08/06/2009

FRAGA.- La VI Marcha Cicloturista de BTT "Trotamons" que se celebró ayer en Fraga y Torrente de Cinca, batió su récord de participación con 230 inscritos. Además de superar su máximo histórico, la prueba amplió también su área de influencia, ya que hubo participación de clubs de las provincias de Huesca, Zaragoza, Teruel, Lleida, Barcelona, Tarragona y un participante de Andorra. La prueba, organizada por el Club Ciclista Fraga, la Comarca del Bajo Cinca y los Ayuntamientos de Fraga y Torrente de Cinca, se desarrolló con normalidad, sin que hubiera que lamentar ningún accidente de consideración. El tiempo acompañó, ya que la lluvia no apareció y las nubes rebajaron algo la temperatura.

La concentración de los participantes tuvo lugar a partir de las ocho de la mañana, en los aledaños del Pabellón Cortes de Aragón, donde se situó la salida y la meta. La prueba se inició a las ocho y media, con una salida neutralizada por las calles de Fraga, y el pelotón todavía agrupado se dirigió hacia el barrio de Miralsot, dónde encararon la temible subida a La Magdalena, un ascenso que se premiaba en esta ocasión, en una prueba no competitiva. El primero en cruzar la pancarta del puerto fue Juan Romero del Club Ciclista Alcañiz, seguido por Isaac Navarro del CC Terraferma de Lleida y Leandro Cucialón, del Bici Acción de Sariñena. En la categoría femenina, la primera clasificada fue Arantxa Mejías, del Club Pallerols de Lleida.

En la subida a la Magdalena, el pelotón se estiró y cada cual siguió a su ritmo el resto de la prueba. Tras el paso por el barrio de Miralsot, el itinerario siguió por caminos y sendas de los Omprius y del Llano de Fraga, continuando hasta Torrente de Cinca, por dónde se descendió por la Vall de la Mora y se ascendió a la Ermita de San Valero, para regresar a la capital fragatina.

Los más preparados hicieron el recorrido largo, de 55 kilómetros, mientras que los más noveles optaron por el recorrido corto, de 35 kilómetros. El primero de los que hicieron el corto llegó a la meta sobre las diez y media de la mañana, mientras que el primero de la prueba larga, Juan Romero, lo hizo sobre las once de la mañana, totalizando un tiempo de dos horas y media. Poco a poco fueron llegando el resto de los participantes. Los últimos arribaron a la meta pasada la una del mediodía y cerca de los dos llegó una fémina de la Peña Cicloturista de Huesca, que se negó a abandonar y que completó la prueba, visiblemente fatigada y escoltada en los últimos kilómetros por ciclistas locales que la acompañaron hasta la meta.

Al finalizar la prueba tuvo lugar la entrega de premios. Además de los primeros clasificados en el ascenso a la Magdalena, también se reconoció al participante más veterano, que fue Manuel Campo, de la Peña Cicloturista de Huesca, que con 65 años, totalizó los más de 50 kilómetros de una prueba que calificó de "bonita pero bastante exigente y dura. Era la primera vez que la hacía y ha costado lo suyo. Pero volveremos porque ha sido divertida". El ciclista más lejano venía de Andorra y el club con más inscritos fue también la Peña Cicloturista Huesca.

El presidente del Club Ciclista Fraga, Rodrigo Puch, estaba "satisfecho porque ha habido una gran participación, el tiempo ha acompañado y todo ha salido perfecto. Este año se ha hecho más promoción, se ha incluido en la programación de la Federación Aragonesa y esto ha hecho que haya habido más inscripciones que nunca". Puch destacaba que "los que la hacen por primera vez, se sorprenden porque es una prueba exigente, que tiene menos kilómetros que otras, pero que cuenta con dos ascensiones muy duras y combina el camino con senda. Para el que le gusta la btt es muy divertida".