print
 
INVESTIGACIÓN Y DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

En Benasque, "un logro para la Ciencia española"

La ministra Cristina Garmendia, en el centro, jalonada por José Ignacio Latorre y la arquitecta Isabel Pascual.
La ministra Garmendia inaugura el nuevo Centro "Pedro Pascual"

La inauguración del Centro de Ciencias "Pedro Pascual" de Benasque se convirtió en un acto cargado de "emotividad y solemnidad", como destacó la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. El flamante edificio, diseñado por la hija del propio Pascual, acogió, en su jornada inaugural, el recuerdo emotivo a su impulsor, además de la ponencia del Premio Nobel de Medicina Torsten Wiesel, y de las felicitaciones por esta infraestructura "singular", añadió la ministra, quien aseguró que supone "un logro para la Ciencia española de cara a homologarse con los países más avanzados" en este campo.



E.FORTUÑO
15/07/2009

BENASQUE.- El Centro de Ciencias "Pedro Pascual" ha supuesto una inversión de 2.700.000 euros y ha aglutinado el apoyo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Ayuntamiento de Benasque y el Gobierno de Aragón.

Construido sobre un solar cedido por el Consistorio benasqués, el Centro de Ciencias "Pedro Pascual" de Benasque es una infraestructura "muy potente, en el que se respira la combinación familiar entre ciencia y arte". La ministra se refería así al hecho de que Isabel Pascual, la hija del prestigioso físico Pedro Pascual, haya sido la arquitecta encargada del diseño del centro que se alza en el solar donde se ubicaban las antiguas escuelas benasquesas. Junto con la propia Isabel Pascual, la ministra recorrió las instalaciones del nuevo centro de ciencias, construido a lo largo de los dos últimos años y en el que el Ministerio que preside ha invertido 2.200.000 euros, 1.700.000 a través del CSIC y 500.000 más procedentes del propio Ministerio. El resto de la financiación, 500.000 euros, corrió a cargo del Gobierno de Aragón, representado ayer por la consejera de Ciencia y Tecnología, Pilar Ventura.

Garmendia, que se declaró impresionada por la nueva infraestructura, remarcó que "está diseñado para promover el avance científico" y aseguró que "es un ejemplo, un bastión para otros centros dentro de España, pero también en el extranjero", donde tan sólo existen un par de centros de este tipo, entre los que destaca el de Aspen (Colorado) o Santa Bárbara (California), ambos en Estados Unidos.

Respecto a su ubicación en Benasque, en pleno corazón del Pirineo, la ministra apuntó que "el retiro siempre ha sido una vía de acceso al conocimiento y la montaña es uno de los lugares elegidos para esos retiros". Garmendia se refirió al "magnetismo de las montañas que "estimulan una mirada exterior e interior".

Además de al majestuoso entorno benasqués, la ministra aludió a "la soledad, necesaria para la reflexión" que posibilita la zona, que se completa en esta centro de ciencias con el trabajo en equipo, a través de reuniones de primer nivel que "permiten la formación de los científicos y hacen que los frutos sean más grandes". En cualquier caso, "hemos profesionalizado las reuniones científicas, la ciencia es más global y abierta e ir a las montañas, en este caso, para hacer ciencia, tiene un significado muy especial que recupera el espíritu que impulsó este centro en 1994".

A juicio de Garmendia el Centro es un instrumento que completa el sistema de investigación español porque "la potencia científica de un país no se mide sólo por el número y la calidad de sus publicaciones, sino también por el trato que da a sus científicos, por los recursos que pone a su disposición y por la imagen que proyecta en la comunidad científica internacional".

El Centro de Ciencias de Benasque opera como un centro de reuniones científicas internacionales de alto nivel que, hasta el momento, ha organizado 60 sesiones de trabajo de entre una y tres semanas de duración con la participación de unos 3.000 científicos procedentes de 43 países.

La ministra destacó el "alto nivel" de estos encuentros y "los nuevos temas en la frontera del conocimiento que se van a tratar en el futuro porque las fronteras entre las disciplinas científicas no son tan claras", dijo. Asimismo, elogió la "intensa labor divulgativa" del centro benasqués.

Desde el GA, la consejera de Ciencia e Innovación se felicitó por esta infraestructura que "consolida el proyecto iniciado hace quince años y lo convierte en un centro de referencia internacional". Además de recordar la figura de Pedro Pascual, aseguró que "este edificio es más adecuado a la excelencia que persigue el centro".

Muy "orgullosa de que esté en España y en Aragón", Pilar Ventura apuntó que el centro supone unas 10.000 pernoctaciones al año en Benasque. Asimismo, se refirió al desarrollo científico y tecnológico de Benasque y su comarca que ha supuesto la creación del centro, recordando que "realizó la primera conexión pública a la red Internet, la primera página web (http://dftuz.unizar.es/benasque.html) y contribuyó a inspirar la creación de empresas de comercio electrónico de gran éxito comercial (Barrabés.com)".

"El edificio favorece la discusión, el debate, la creatividad", aseguró el secretario de Estado de Ciencia y Tecnología Carlos Martín, quien felicitó a la hija de Pedro Pascual, "por plasmar el sueño de su padre". A su juicio, se trata de "un lugar recóndito y lleno de encanto que aporta la serenidad para tener la labor creativa garantizada". Amigo de Pedro Pascual, el secretario de Estado alabó el "nivel de compromiso de Pedro Pascual, José Ignacio Latorre y Manuel Asorey" para llevar adelante este centro.

Martín recordó cómo se constituyó la Fundación Centro de Ciencias de Benasque en 1999, integrada por el Ayuntamiento, el GA, la Universidad de Zaragoza y la Diputación Provincial. También cómo en 2007, año en el que falleció el hasta entonces director, Pedro Pascual, se sumaron a esta fundación el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. "Es un privilegio estar aquí porque el espíritu afanoso de Pedro Pascual está en todas las esquinas", aseguró Carlos Martín.

El director gerente, José Ignacio Latorre, a quien acompaña como director coordinador, Manuel Asorey, tuvo un emocionado recuerdo de su maestro, Pedro Pascual, "la persona a quien correspondería estar hoy aquí". De él, entre algunas anécdotas, recordó que "promovió la excelencia y la internacionalidad de la actividad científica española, algo que hoy parece obvio, pero olvidamos a quienes lucharon por ello en su día".

El acto inaugural del centro contó con la presencia del Premio Nobel de Medicina, Torsten Wiesel, entre otros prestigiosos científicos como Pedro Miguel Etxenike o Juan Ignacio Cirac, ambos galardonados con el premio Príncipe de Asturias. Wiesel ofreció una ponencia en la que habló de ciencia, pero también del nuevo centro, resultado de "quince años de duro trabajo –dijo- con el sueño de tener este centro". Este científico elogió la trayectoria del centro, "por el que han pasado las mejores mentes de todo el mundo para discutir importantes asuntos". A su juicio, "España es afortunada por contar con este centro", si bien "debe hacer más esfuerzo en ciencia y tecnología para tener la oportunidad de ser competitiva y alcanzar los niveles de Estados Unidos o Japón".

En un plano científico, Torsten Wiesel aseguró que "el futuro de la ciencia física está en la biología" y apostó por la cooperación entre las distintas culturas, algo que, en su opinión, se hace desde el centro de Benasque, al que auguró un "maravilloso futuro".

El Centro de Ciencias de Benasque "impulsa y consolida la labor emprendida en 1994 por Pedro Pascual", en palabras del alcalde benasqués, José Ignacio Abadías, presidente de la Fundación del Centro de Ciencias, para él "un orgullo y un honor". El edil benasqués recordó que el centro de ciencias, "el sueño y la ilusión que Pedro Pascual tuvo hace quince años", ha sido apoyado permanentemente por el Ayuntamiento de Benasque y se mostró "orgulloso" del apoyo recibido en los últimos años por "grandes instituciones".