print
 
ALTO ARAGÓN - COMUNICACIONES CARRETERAS

Fomento adjudica por 97,2 millones el tramo Alto de Monrepós-Caldearenas

El trazado será la calzada en sentido Jaca de la A-23 y contempla un túnel de 2.885 metros.
El trazado será la calzada en sentido Jaca de la A-23 y contempla un túnel de 2.885 metros

La empresa Acciona Infraestructuras, S.A. ha sido la adjudicataria de las obras de construcción del tramo de la autovía A-23 (Sagunto-Jaca) entre el Alto de Monrepós y Caldearenas, por más de 97 millones de euros. Los trabajos contemplan la construcción del denominado Túnel de Caldearenas, de 2.885 metros de longitud, que permitirá acortar el recorrido unos 2.600 metros. El nuevo trazado recogerá la circulación en sentido Huesca-Jaca.



D.A.
17/07/2009

HUESCA.- El Ministerio de Fomento ha adjudicado a la empresa Acciona Infraestructuras, S.A. las obras de construcción del tramo Alto de Monrepós–Caldearenas de la Autovía Mudéjar ó A-23 (Sagunto-Jaca). El presupuesto de la adjudicación, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado, asciende a 97.284.348,54 euros (IVA incluido).

El nuevo tramo será la calzada derecha de la futura autovía y recogerá la circulación en sentido Huesca- Jaca, y la actual carretera N-330 pasará a dar servicio a la calzada izquierda, sentido Jaca- Huesca, que incluye un túnel de tres carriles.

Según informó ayer el Ministerio de Fomento en una nota de prensa, para la calzada dirección Jaca será necesario construir el nuevo Túnel de Caldearenas, de 2.885 metros de longitud, que permite acortar el recorrido en 2.600 metros.

Ambas calzadas se cruzan sobre la boquilla del nuevo túnel. A la salida del mismo, al norte del Puerto de Monrepós, la calzada dirección Jaca desciende ciñéndose a la ladera hasta llegar a las inmediaciones de Escusaguás donde finaliza el tramo, antes del semienlace de Caldearenas que da inicio al siguiente tramo, Enlace de Caldearenas- Lanave, actualmente en obras.

Dicho semienlace se comunicará con otro sobre la actual N-330 mediante el acondicionamiento de un camino agrícola, que permitirá el cambio de sentido, explican las mismas fuentes.

Se prevé un camino de servicio y de acceso a la galería de 1,046 kilómetros de longitud cuyo drenaje transversal sirve como paso de fauna. Su drenaje longitudinal consta de cunetas sin revestir, bordillos de coronación y bajantes.

DOS VIADUCTOS

En el tramo se proyectan dos viaductos: El Viaducto de Pilón, del kilómetro 3+150 al 3+185 (35 metros), que salva una vaguada mediante un tablero de un vano con 2 vigas artesas prefabricadas, y el Viaducto de Palomar, del kilómetro 3+435 al 3+610 (175 metros), que salva una vaguada mediante un tablero de 5 vanos de 35 metros. Las pilas son octogonales irregulares huecas con zapatas rectangulares de hormigón armado.

El firme previsto consta de una sub-base de 25 centímetros de zahorra artificial y un paquete de mezclas bituminosas de 20 centímetros, y en los arcenes se sustituye la base bituminosa por material granular. En el interior del túnel se considerará un firme constituido por 25 centímetros de zahorra artificial y un paquete bajo 25 centímetros de M.B.C.

El drenaje existente no se ve afectado y se proyectan 3 nuevas obras de drenaje transversal; 2 tubos prefabricados de hormigón armado vibroprensado en los kilómetros 3+052 y 3+660 con sus correspondientes embocaduras y una bóveda con arco prefabricado de hormigón armado en el kilómetro 3+782 con losa de hormigón armado ejecutada in situ.

El drenaje longitudinal se resuelve con cunetas triangulares y trapeciales de varios tipos revestidas. Se prevé drenaje profundo en pie de desmonte y en captación de flujos longitudinales.

En el túnel se proyecta un sistema separativo formado por el drenaje del intradós con caz de hormigón con tubos de PVC cada 50 metros que lo conectan al colector situado bajo el arcén. El agua captada se almacenará en un depósito exterior que alimentará el sistema contra incendios. Las aguas sucias y vertidos se recogen con caces laterales que desaguan en colectores hasta un depósito específico.

SEGURIDAD DEL TÚNEL

Las instalaciones de seguridad del túnel, además de la propia galería de servicio, son ventilación, alimentación eléctrica desde la subestación SET Monrepós de Erz Endesa que será ampliada, alumbrado de seguridad y emergencia, sistemas de protección contra incendios, gestión técnica centralizada desde un centro de control situado a 2 kilómetros, circuito cerrado de televisión, detección automática de incidencias, puestos de emergencia y red de postes SOS, sistemas de radiocomunicaciones para servicios de urgencia, señalización vertical, estaciones de control de aforos y megafonía.

Las marcas viales se ejecutan con pintura termoplástica en caliente. La señalización vertical incluye señales, paneles y carteles y el balizamieno, hitos kilométricos, miriamétricos, hitos de arista y captafaros. Además., se prevén varias defensas metálicas con sus terminales correspondientes.

Entre las obras complementarias está el cerramiento, una canalización auxiliar para futuras conducciones y la infraestructura de postes SOS.

Por último, se contemplan la ordenación ecológica, estética y paisajística con medidas sobre suelos, vegetación, protección hidrológica (balsas de decantación y barreras de sedimentos), de la fauna (elementos de escape), patrimonio cultural (prospecciones arqueológicas), restauración ambiental (plantaciones) y el correspondiente programa de vigilancia ambiental.