print
 
FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN "LIGA ADELANTE"

Juan Carlos Oliva va encajando las piezas del puzzle del Salamanca

Juan Carlos Oliva, entrenador del Salamanca.
12
Los charros están en mitad de la tabla con unos números equilibrados



D.A.
13/10/2009

HUESCA.- Juan Carlos Oliva, recordado por estos pagos como entrenador que fue del Tremp, Fraga, Binéfar y Barbastro, lleva ya varios años enrolado en el fútbol profesional desde que vivió una turbulenta etapa en el Alavés, club con el que debutó en Primera División.

Nacido en Mequinenza, Oliva fue casi una apuesta personal de Piterman, pero, pese a los buenos resultados que cosechó, los "celos" del propietario provocaron que el técnico viera invadida su parcela y tuvo que salir -como otros muchos- del Deportivo Alavés, para emprender un periplo por el Hospitalet, Aris Salónica FC griego, equipo al que tan solo dirigió en una jornada (0-0 ante el Panionios) por otro caos del club heleno. Villarreal B y el año pasado al Recreativo de Huelva como ayudante de Lucas Alcaraz han sido sus otros equipos.

En su estreno en Segunda como entrenador con mando en plaza desde el inicio de la competición, Oliva mantiene al Salamanca en una cómoda undécima posición con 9 puntos y tan sólo dos derrotas, la que sufrió el pasado domingo en Anoeta (2-0) contra la Real y una anterior, en la cuarta jornada en el Helmántico ante Las Palmas (0-1). Los charros han ganado en Cádiz (0-1) y al Nástic (1-0) y han empatado con Celta (1-1), Elche (2-2) y Murcia (2-2).

Sin embargo, en la prensa salmantina se le acusa -curiosamente cada vez que el equipo encaja un traspié- de tener dudas sobre el equipo que quiere alinear. Tras perder con Las Palmas, Oliva no quiso hablar de esas dudas que podrían haber surgido, ya que en su opinión "lo que ocurrió ya está pasado" y aludió a su filosofía como entrenador, basada en "no mirar atrás", para evitar extenderse en sus explicaciones sobre el resultado.

Para el siguiente partido ante el Murcia, los compañeros charros señalaban que Juan Carlos Oliva tenía dudas en tres líneas del campo, aunque el técnico dijo que buscaba un equipo que tuviera "más posesión" e "hiciera mejor fútbol", algo que "se empieza a ver en el Salamanca".

Como la murga parecer saltar periódicamente, el caso es que la pasada semana, con motivo del partido en Anoeta, se hablaba en algunos medios de "una alineación extraña", en la que Azkorra y Akinsola aparecieron como titulares por primera vez en la medular. "Había anunciado novedades Oliva en la zona ofensiva de su equipo y logró sorprender. Se podían esperar las ausencias de Laionel o Kike por la acumulación de minutos o incluso una nueva oportunidad para Perico en la izquierda pero en ninguna quiniela entraba la presencia de inicio de Akinsola y Azkorra por primera vez juntos en Liga. En la medular se mantuvo Álvaro, pero esta vez junto a Hugo, volviéndose a adelantar Salva Sevilla a la media punta, sin que funcionara y tras el descanso volvió a su sitio".

Las apuestas "no le salieron bien" a Oliva y cuando las cosas parecían funcionar, e incluso el Salamanca se adelantó en el marcador con un gol que fue anulado injustamente, llegó el tanto de la Real y todo se complicó de nuevo. Tampoco los atacantes que salieron de inicio, según se apunta, dieron muchas señales de vida y en el segundo tiempo recurrió a la pareja ofensiva del anterior fin de semana -Kike y Despotovic-.

22 JUGADORES UTILIZADOS

En definitiva, movimientos que suelen ser habituales en la mayoría de los técnicos al inicio de la competición, sobre todo cuando los charros todavía siguen vivos en la Copa, pero que siempre encuentran contestación. Las condiciones económicas también cuentan y más si se compara con el explosivo arranque de la pasada liga.

Los números, que no la clasificación, parecen darle la razón a los detractores del técnico porque Oliva ha utilizado en las siete jornadas de Liga que se llevan disputadas a 22 jugadores y el único que ha jugado los 630 minutos es Goikoetxea; Hugo Leal (557) también ha participado en los siete, mientras que el portero Biel Ribas (540), Raúl Gañán (540), Rosato (525) y Sevilla (540), se han perdido alguna cita.

MIGUEL LINARES

Miguel Linares, que jugó en el Huesca 14 partidos y no vio portería en la campaña 2005/06, ha recalado esta temporada en el conjunto charro y en los cinco partidos que ha jugado (270), nunca como titular, ha marcado dos goles, los mismos que Despotovic (325 minutos), el otro artillero que el sábado no podrá estar por haber sido expulsado en Anoeta. Linares recaló en el mercado de enero en el Barbastro, donde sus 11 goles no pudieron evitar el descenso a Tercera pero le dieron la oportunidad de fichar por el Alcoyano. Con 14 goles en 27 partidos, el zaragozano se ganó la confianza de Oliva.