print
 
ALTO ARAGÓN - CORREDOR TRANSFRONTERIZO

Iglesias reivindica la Travesía Central por seguridad nacional

Marcelino Iglesias conversa con Pedro J.Ramírez.
Exige que el desarrollo de Aragón sea "una cuestión de Estado"



EFE
19/11/2009

MADRID.- El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, reivindicó ayer la construcción de la Travesía Central del Pirineo (TCP) por la Comunidad aragonesa, al considerarla una pieza fundamental de seguridad nacional en el norte del país, "un espacio políticamente complejo, donde hay muchas tensiones centrífugas".

En el Foro del diario El Mundo, Iglesias reclamó la ejecución del corredor de conexión entre la península y Europa por Aragón, dado que esta comunidad no tiene "problemas identitarios", a diferencia de algunas regiones vecinas, como el País Vasco, Cataluña o Navarra.

Desde que España y Portugal se integraron en la Unión Europea, el tráfico de mercancías a través de los Pirineos se ha incrementado en casi un 10 por ciento anual y el crecimiento continuará en los próximos años por el aumento de los flujos de transporte en Europa y el Magreb, explicó el presidente aragonés.

Además precisó que las dos únicas conexiones operativas entre España y Francia en estos momentos, que están situadas en los extremos del Pirineo, en Hendaya (País Vasco) y La Junquera (Cataluña), soportan el 76 por ciento del tráfico de vehículos y "están a punto de sufrir un colapso que puede poner en riesgo el tráfico de mercancías entre la península ibérica y el resto de Europa".

Para Iglesias, la Travesía central del Pirineo, que cuenta con el apoyo de Francia y España, proporcionará seguridad a las conexiones, ofrecerá mayores garantías ambientales y dará más capacidad al transporte entre la península ibérica y Europa.

La ejecución de este eje por el Pirineo central, el que pasa por el Alto Aragón, "no sólo es posible, sino que es necesaria y políticamente deseable", porque contribuirá a una vertebración territorial y política, "más acorde con la realidad de un país descentralizado y de una Europa de las regiones", en opinión del jefe del Ejecutivo aragonés.

"El reequilibrio en España pasa inexorablemente por el fortalecimiento de los territorios del interior que han sido menos favorecidos en el siglo XX", señaló Iglesias.

Tras decir que Aragón es una pieza de seguridad en el norte de España, insistió en que el desarrollo de Aragón debe ser "una cuestión de Estado" para demostrar a navarros, vascos y catalanes que "se puede tener éxito sin necesidad de generar tensiones".