print
 

Unos cuarenta oscenses prueban suerte en el casting de "Figura"

Yolanda Aliesa, con la cámara, y Maxi Campo durante el casting que se celebró ayer en el Matadero.
El realizador Maxi Campo se mostró satisfecho y confesó que no se esperaba tanta gente



Alba AGUILÓN
18/04/2010

HUESCA.- El casting para el nuevo cortometraje de Maxi Campo, "Figura", que tuvo lugar ayer en el Centro Cultural del Matadero, levantó una gran expectación entre los vecinos de Huesca. Alrededor de cuarenta personas se acercaron a mostrar sus dotes ante la cámara, bastantes más de las que el joven realizador oscense esperaba. Junto a su equipo, compuesto por Yolanda Aliesa, ayudante de dirección, y Elba Mairal, directora de interpretación, Maxi Campo buscó actores tanto para los personajes principales (José Claver, de 60 años, Mario Claver, de 25, y Óscar Claver, de 33) como para los secundarios y los extra.

Para ello, los aspirantes debían realizar dos pruebas en las que el equipo buscaba, más que experiencia, atrevimiento y ganas de trabajar. La primera consistía en una lectura improvisada y la segunda en una interpretación con más matices para "sacar partido" al actor. Sin embargo, Campo matizó que el objetivo principal del casting no era la interpretación, sino más bien hacer una prueba de imagen para seleccionar a los personajes "con más sintonía delante de la cámara".

Al finalizar la sesión, el realizador consideró que el casting había sido "muy fructífero". "Ha sido un no parar. Nos hemos llevado muy buenas sorpresas y hemos encontrado perfiles que concuerdan con los diez personajes más importantes", recalcó. Además, a Campo le llamó la atención que muchos de los aspirantes, la mayoría de Huesca y alrededores, tenían experiencia previa en los dos rodajes más recientes de la provincia: el de las películas "Que se mueran los feos" y "Eva", que se rodó en Panticosa. Después de un mes, los actores obtendrán la respuesta y los elegidos deberán prepararse para un "arduo proceso actoral", ya que, como señaló Elba Mairal, que pertenece a la compañía de teatro "La Tartana", el corto de Maxi Campo es una historia "de personajes" más que de acción.

Txiki Ferrer, un oscense de 33 años, se presentó ayer a su primer casting para el papel protagonista, el de Mario Claver. Ferrer, que confesó haberse puesto bastante nervioso, tuvo que interpretar dos escenas del corto. El aspirante salió "contento", aunque aún no se atreve a augurar si será seleccionado. Esther Giménez, de 29 años, vio el anuncio del casting y sintió curiosidad por probar la experiencia. Convenció a su novio, Pablo Mateo de 32 años, y los dos acudieron a probar suerte en lo que fue su primera experiencia en el mundo de la interpretación.

Para Maxi Campo, que reside en Tierz y trabaja en Aragón TV, este es su tercer cortometraje y el segundo con el mismo equipo de trabajo. Asegura que lo afronta "con mucha ilusión", y todavía más conforme el proyecto va tomando forma. "Los cortos son proyectos pequeños y vocacionales", manifestó. Campo y su equipo comenzarán a rodar en Huesca a partir de septiembre.