print
 
GENTE DE AQUI

"Lo llevo en la sangre, los muñecos son mi vocación desde que era un niño"

Gerardo Duat.
Compra esta foto en alta resolucion
12
Gerardo Duat, titiritero y amante del teatro de guiñoles



José Luis PARICIO
16/05/2010

BINÉFAR.- Gerardo Duat Benac es, a sus setenta y nueve años, una persona inquieta con alma de niño. Ha residido la mayor parte de su vida en San Esteban de Litera y su pasión, desde siempre, ha sido el Teatro de Guiñol. Esa ilusión le motiva una vez al mes a realizar una función en la Residencia de Personas Mayores de Binéfar, donde vive desde hace varios años. Quizás uno de los momentos más emocionantes que recuerda con orgullo fue cuando acudía los fines de semana a realizar las funciones en la Guardería Parroquial. "Un día se acercaron dos jóvenes, Paco Paricio y Pilar Amorós, que querían conocer el mundo de los títeres, moverlos, manipularlos". Y cabe hacer el inciso de que Paco Paricio siempre ha dicho que su primer maestro fue Gerardo Duat. "No dudé ni un momento en ser el primer maestro", comenta Gerardo, que recuerda que ese alegrón se hizo más intenso "cuando les concedieron el Premio Nacional de Teatro".