print
 
ALTO ARAGÓN - LITIGIO POR LOS BIENES

Piris se plantea su renuncia y dice sentirse víctima de un "linchamiento"

Joan Piris, obispo de Lérida.
El prelado de Lérida envía una carta a cardenales, obispos y arzobispos



D.A.
14/06/2010

HUESCA.- El obispo de Lérida, Joan Piris, ha remitido una carta a cardenales, obispos y arzobispos españoles en la que asegura que se le ha pasado por la cabeza y aún no lo desecha presentar su renuncia ante el Papa por el litigio que mantiene las diócesis leridana y de Barbastro-Monzón por las 112 obras de arte sacro que reclama la segunda a la primera.

La misiva, que ayer desveló la prensa regional, está fechada el pasado 2 de junio y consta de cinco folios. En la misma, el prelado denuncia que se siente víctima de un "linchamiento público" y que su actitud en el litigio -"doloroso para todos, difícil de entender y de explicar", apunta- ha sido "injustamente calificada".

El obispo Piris explica en el escrito los diferentes procesos judiciales y administrativos abiertos en torno a este conflicto. Asegura que desde que llegó a su cargo el 30 de junio de 2008 su intención ha sido la de devolver las piezas que están en depósito en Lérida al Obispado de Barbastro-Monzón, tal y como exigen las sentencias emitidas desde el Vaticano. Sin embargo, dice que la Generalitat de Cataluña se lo ha impedido al alegar que las 112 obras en litigio están catalogadas y forman parte de una colección al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural de Cataluña.

Considera Joan Piris que el conflicto "ha llegado a un nivel de politización tal que haría necesaria una verdadera mediación Iglesia-Estado, pero parece que no es tan sencillo... o no da el resultado esperado", al tiempo que asegura sentirse sometido a "un linchamiento público".