print
 
FESTIVAL INTERNACIONAL DE ARTES ESCÉNICAS

Nocte vive en Graus una de sus ediciones más multitudinarias

La villa reunió el pasado viernes algunas de las mejores muestras creativas de Graus y Aragón



Elena FORTUÑO
11/07/2010

GRAUS.- Como hacía presagiar la altísima afluencia del pasado jueves, Nocte está viviendo una de sus ediciones más multitudinarias. El VII Festival Internacional de Artes Escénicas de Graus sacó a la calle el viernes por la noche a cientos de personas que disfrutaron del intenso programa de Nocte In, con lo mejor de la creación local de Graus y Aragón, representado en los vistosos escenarios urbanos de la localidad. A primera hora de la noche, los niños fueron los protagonistas con el Circo Badín y con el grupo Zangania, que voló en la rotonda de Costa. Las Mirandas irrumpieron con fuerza para dar paso a una noche de emoción con Bárbara Caso, risas con Adeshora y Nadine O"Garra, estremecimiento con la siempre mágica Elia Lozano y sensaciones de la mano de los ritmos jóvenes de Resistance Crew y Dr. Loncho.

Tubos para escalar, para hacer malabares, para girar, para crear música y para sorprender a niños y mayores, fue lo que utilizó el Circo Badín en su espectáculo Tuuubos Suspensivos, ofrecido en el parque de la Constitución.

La Banda de la Asociación Cultural Gradense, encargada de las transiciones, condujo al público a continuación hasta la rotonda de Joaquín Costa, un nuevo espacio en el que se cortó el tráfico para que los bailarines de Zangania, con Tu vuelo, mi vuelo, quedaran suspendidos del imponente platanero mantenido en la isleta central de esta flamante infraestructura.

Las Mirandas estaban ya "a punto" en la Plaza de Tournefeuille, otro de los espacios incorporados este año, para arrasar con todo. "Dos hermanas –Anja Van Riet y Anne Denolf-, una misión y un coche" les dieron mucho juego en una aventura surrealista en la que los electrodomésticos se convirtieron, casi, en armas de destrucción masiva y los supuestos cadáveres, en trajes de novia.

La emoción y la danza sutil de Bárbara Caso, ya por la noche, llenaron de emociones el Espacio Pirineos, completamente abarrotado. Siguiendo con la creación local, Adeshora Teatro representó, en La Viñeta, Billete de vida y vuelta, una obra que invitó a reír, pero también a echarle valor y a coger el tren que nos aleja de la vida impuesta para acercarnos a la soñada.

La bailarina y coreógrafa Elia Lozano voló bajo la escalinata de la iglesia de San Miguel con sus Alas de Cera. Apoyada por una impactante puesta en escena, interpretó magistralmente esta pieza, compuesta conjuntamente con Joaquín Murillo, que enmudeció al público.

De la emoción se pasó a la risa desternillante, a continuación, con Nadine O"Garra y su Amor en tiempos de Ikea, un monólogo reflejo de la realidad de una generación que vive en un mundo global. Encaramada a un muro-pantalla de escalada y con dos "clones" virtuales creados por Natahlie Fixon bailando también en vertical, O"Garra reivindicó su identidad y la de cada uno de nosotros.

En el último tramo de Nocte In, llegaron los ritmos y los sonidos más jóvenes. Primero, el break dance de Resistance Crew y su espectáculo Soundiers y, como colofón, Dr. Loncho, también con un espectáculo de estreno absoluto, El fantasma de las ojeras.

El Festival Internacional de Artes Escénicas de Graus se reanudó ayer sábado con el Mercado Independiente de Diseño Aragonés en la plaza de San Miguel desde media tarde y, las actuaciones de TPO Il giardino giaponese; Maura Morales, con Hypocondriaca; el Teatro Gestual de Chile, y Su-seso taladro; D_Ruses, con Por; Anakronic Electro Orkestra; el Capitán Maravilla; Rootlessroot, con Sudden Showers of Silence; Circ Panica y su caravana; y Fanga afrobeat para cerrar la velada. Elia Lozano y sus talleristas cerrarán hoy domingo a las 23 horas este festival consolidado y en constante crecimiento.