print
 

El encuentro de bailes de salón de Graus repite convocatoria con éxito

Parejas de distintas procedencias mostraron sus habilidades.
123
Numeroso público siguió el pasado sábado las exhibiciones en la plaza Mayor de la localidad



Elena FORTUÑO
19/07/2010

GRAUS.- La segunda Concentración de Amigos del Baile de Salón de Graus reeditó el pasado sábado el éxito de la primera edición. Con un programa más amplio en cuanto a exhibiciones y propuestas en torno al baile, esta segunda edición contó con un mayor número de participantes que el pasado año, además de concitar la atención de muchos vecinos y visitantes que prefirieron disfrutar sentados del espectáculo. Organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Graus, la 2ª Concentración de Amigos del Baile de Salón contó de nuevo con la entrega incondicional del aficionado grausino Juan García que se volcó con el evento. La alcaldesa, María Victoria Celaya, le reconoció durante la presentación de la velada, su ingente labor y destacó la consolidación de esta cita que, si ya fue un éxito el pasado año volvió a serlo en su segunda edición. El apretado programa comenzó con la recepción y entrega de distintivos a los participantes, antes de dejarles bailar de forma libre durante casi una hora. Parejas venidas de distintos puntos de Ribagorza, de localidades próximas como Monzón y de otras más alejadas como Barcelona o Zaragoza disfrutaron en la plaza Mayor grausina del baile en esos primeros compases de la velada, pese al calor.

A continuación, dio comienzo una completa y atractiva exhibición de baile deportivo ofrecida por los alumnos de la escuela de Pilar Torcal, de Zaragoza. La riqueza en los vestuarios y la calidad de los bailarines hicieron disfrutar al público de clásicos como el vals, el fox o los ritmos latinos. Cuatro parejas cerraron la muestra bailando juntas un vistoso pasodoble. Las exhibiciones siguieron con un grupo de aficionados de Barcelona que se atrevieron con una rueda cubana y un original rock&roll.

Tras la intervención de la alcaldesa y la entrega de reconocimientos a colaboradores y parejas participantes la edición anterior, dio comienzo –con casi medio centenar de inscritos- el concurso de baile aficionado, en el que se compitió con bailes como pasodoble, fox, tango y merengue.

Casi una treintena de instituciones, establecimientos y particulares, entre los que figura la Comarca de la Ribagorza, cuyo presidente asistió al acto- colaboraron con este multitudinario evento.