print
 
JORNADAS GASTRONÓMICAS PROMOVIDAS POR ACOMSEJA

El ciclo gastronómico "Camino de Santiago" inicia su última etapa

Las cocineras del Mesón Corbacho preparan sus platos.
12
Las jornadas de las huertas y el ternasco de la Jacetania esperan repuntar este fin de semana



Ricardo GRASA
10/09/2010

JACA.- Tan solo tres días quedan para poner fin a las Jornadas Gastronómicas "Camino de Santiago", promovidas por la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) y dedicadas a los productos de la huerta comarcal y el Ternasco de Aragón. Por ahora, el balance del evento es poco alentador al haber tenido una menor actividad de lo esperado, aunque existe la esperanza de que el fin de semana sea mejor.

Víctor Barrio, presidente de Acomseja, afirmaba ayer que la actividad de la veintena de comercios (quince de Jaca y cinco del resto de la comarca) participantes en las jornadas fue "muy floja" si se efectúa una comparación con las últimas ediciones, que sin ser tan masivas como el popular Concurso de Tapas impulsado por la misma entidad, sí que se caracterizaban por favorecer un incremento en el consumo de los establecimientos.

"Este año se ha trabajado muy poco porque la gente que había en la comarca en agosto ha desaparecido en solo unos días, cuando otros veranos, nos dábamos cuenta de que la primera quincena del mes de septiembre era muy buena. Además, los visitantes no eran de venir a pasear, sino que se gastaban un dinero importante", aseguró el dirigente, que recordó que el evento precisamente se adelantó desde agosto por esos buenos datos.

No obstante, desde Acomseja no se arroja la toalla y se muestra confianza en que el evento pueda alcanzar el esperado repunte positivo en la actividad durante su último fin de semana. Un "efecto llamada" del final de las jornadas y la mejora de la climatología en la comarca (en Jaca se esperan temperaturas máximas de entre 24 y 27 grados y escasas opciones de lluvia) son los factores que invitan a pensar en que el evento "se anime".

TIENEN SU VALOR

Más optimista se mostró uno de los responsables de comercio de Acomseja, Fran Ponce, que hizo hincapié en "el valor" de estas jornadas, "que permiten poder experimentar con platos nuevos e incorporar alguno a la carta" de temporada. Tal será el caso de la trucha de huerta (pencas de acelga, jamón y champiñones) y el ternasco con alcachofas, dos de platos de su establecimiento, "La Cadiera", que han gozado de "una gran aceptación".

Aunque la escena final de la película no sea la deseada, los dos actores principales de la jornada, la huerta jacetana y la denominación de origen "Ternasco de Aragón", siempre resultan apetecibles. "Este año fue atípico porque se dieron unos retrasos en la cosecha y hubo menos productos, pero lo que hay es extraordinario. Y del cordero que tenemos en Aragón, todos sabemos que es excepcional", manifestó Ponce, con total seguridad.

Un grupo de establecimientos ubicados en torno a la avenida Primer Viernes de Mayo, entre los que se hallan el "Lilium", el "Equiza" o el "Biarritz" concentran a un número destacado de consumidores jaqueses. Los mesones "Serrablo" y "Cobarcho", situados en pleno centro histórico, junto a las calles Mayor y del Carmen, respectivamente, son otras de las opciones masivamente escogidas por los vecinos y los visitantes de Jaca.

Fuera de la capital, las jornadas gastronómicas están presentes asimismo en localidades del valle del Aragón y de la Canal de Berdún. En concreto, cinco establecimientos (dos de Berdún, y uno de Santa Cilia, Santa Cruz de la Serós y Castiello) toman parte en las actividades de promoción de la huerta y el ternasco, con unos resultados similares.

En paralelo a las jornadas, la localidad de Santa Cilia fue escenario el pasado domingo de un Mercado de las Huertas, en el que los vecinos pudieron degustar productos de la zona y presenciar unas demostraciones de adiestramientos de perros, ovejas y ocas.

Los buenos resultados cosechados en la última semana de agosto años atrás y los "más flojos" de la primera semana del mes de septiembre podrían recuperar el debate sobre una conveniencia de modificar la fecha de las jornadas para atraer a mayor público.