print
 

José Antonio Labordeta tendrá este año una figura en el Belén de Monzón

Figura que representa a Labordeta en el Belén de Monzón.
12
La 49 edición del montaje abrirá el 2 de diciembre con cerca de 5.000 piezas



F.J.P.
11/11/2010

MONZÓN.- La 49 edición del Belén Monumental de Monzón y el Cinca Medio vela armas y saldrá a escena el 2 de diciembre. Ayer, la Asociación Belenista "Isaac Lumbierres", representada por Manuel Campo, Segundo Morillo y José María Altemir, presentó el cartel anunciador y las novedades, entre las que destaca la sustitución de buena parte de las bombillas convencionales por luces de la tecnología LED de bajo consumo. En el capítulo "emotivo", valga el término, sobresalen dos figuras elaboradas por Javier Guilloto, el afamado artesano belenista de El Puerto de Santa María. Una recuerda a José Antonio Labordeta y la otra a José María Campo, hermano de Manuel, fallecido meses atrás y pieza clave en el montaje del Belén desde sus inicios.

El cartel anunciador es una fotografía realizada por Altermir de una talla de la firma "Artesanía Orejudo" que reproduce la estampa de la Sagrada Familia y los Reyes Magos. "Volvemos a lo más tradicional de la Navidad", dijo Campo. Por lo que se refiere al montaje, se mantiene la plataforma de 530 metros cuadrados (en realidad ha crecido un poco por la eliminación de una montaña) y se ha renovado completamente una superficie de 130. En esta parcela "debutante" el protagonismo recae en Juan Goicoechea, alma del taller de maquetismo y autor de las piezas y decorados de un lago que presenta puerto, muelle y barcos.

La recreación se sostiene en cerca de 5.000 figuras, una veintena de edificios salidos del taller de maquetismo (algunos reproducen fachadas de inmuebles montisonenses) y los rincones dedicados al desierto y la plaza egipcia, el pueblo palestino, los huertos, el río, la cueva del Nacimiento, etcétera. Morillo explicó que dado el elevado precio de los elementos LED, este año han cambiado las luces situadas en alto y paulatinamente irán sustituyendo las de la plataforma. "Ahora la intensidad no disminuye como antes, cuando la bajábamos para simular el paso del día a la noche. Este efecto lo logramos con el cambio de colores", añadió.

Los belenistas andan un poco alicaídos por dos razones: por un lado, por los fallecimientos de allegados ocurridos este año; por otro, por la ausencia de relevos. Manolo y Segundo, curtidos en mil batallas, aceptan que lo primero es ley de vida y miran adelante. Y lo de la falta de mano de obra les preocupa porque "el equipo siempre lo forman los mismos y los años van cayendo". El guante queda ahí para quien quiera recogerlo.

A pesar de estos sinsabores, el Belén Monumental volverá a sorprender a propios y extraños por su belleza y la meticulosidad de los cuadros, y el contador de visitantes, con toda seguridad, reflejará un número próximo al 40.000 al final de la campaña. Del 2 al 24 de diciembre, la nave abrirá de 18 a 19,30 horas los días laborales, y de once y media a una de la mañana y de seis a ocho y media de la tarde los sábados y festivos y durante el periodo navideño. Acérquense. El viaje vale la pena. ¡Ah!, Labordeta y Campo están un poco escondidos y hay que encontrarlos (no es difícil).