print
 

Fiesta en Laguarta en torno a la matacía del cerdo

Los participantes posan con el animal antes de comenzar a prepararlo.
12
La asociación cultural de la localidad ha recuperado esta tradición que reúne a familiares y amigos



MERCEDES PORTELLA
09/12/2010

SABIÑANIGO.- El pueblo de Laguarta, situado en el municipio de Sabiñánigo, celebró el pasado fin de semana la matacía del cerdo tal y como se hacía en este lugar antes de que sus vecinos se trasladaran a otros pueblos en busca de una vida mejor, esto ocurría hace unos cuarenta años.

Por iniciativa de la Asociación Cultural de Laguarta, se ha recuperado esta matacía en la que ahora y desde hace unos años, participan vecinos, familiares y amigos, y se ha convertido en una jornada de fiesta y de encuentro.

Para los niños y jóvenes es una forma de que sepan cómo era la vida antes en estos pueblos, donde la matacía del cerdo era más una necesidad para subsistir que una fiesta.

El alcalde de Laguarta, Miguel Allué, explicó a este periódico que invitan a este acontecimiento "a todo el que quiera acudir, sobre todo el domingo". En la jornada de ayer, invitaron a asado, a morcilla, tortetas y otros productos a todos los asistentes. Ayer acudió a Laguarta la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, el ex alcalde de Sabiñánigo Carlos Iglesias y el teniente de alcalde actual, Rubén Villacampa. Todos ellos visitaron también los trabajos de restauración de la central, del horno de pan y de la iglesia que se están acometiendo para que no se desplomen. "La verdad es que quien viene a la matacía se lo pasa bien y repite al año siguiente".

El cerdo se mató el sábado y tras pasar los controles sanitarios pertinentes, se procedió a hacer el mondongo, longanizas, chorizos, tortetas y morcillas para comer estos manjares el domingo. Los vecinos de Laguarta pasaron así un fin de semana divertidos y entretenidos en torno al cerdo. "Nos sirve de excusa para juntarnos", reconoció Miguel Allué.