print
 

"Realidades Compartidas", una ventana para descubrir la belleza de lo cotidiano

La artista fragatina, Elena Montull, durante la inauguración de la muestra en la sala de exposiciones de la CAI.
La exposición está abierta en la Sala CAI hasta el próximo 17 de noviembre



VERÓNICA ALLUÉ
03/11/2011

HUESCA.- La artista fragatina Elena Montull acerca al público oscense "la belleza de lo cotidiano" a través de la exposición "Realidades Compartidas". Una muestra en la que se refleja el encanto de la normalidad de la vida, donde la mujer adquiere un papel protagonista.

La exposición, que se inauguró ayer en la sala de muestras de la Caja Inmaculada (CAI), se puede visitar hasta el próximo 17 de noviembre, de lunes a viernes, en horario de 18,30 a 21 horas.

Minutos antes de su apertura, la autora señaló a este periódico que la muestra no pretende "explicar ni reivindicar nada", simplemente busca "manifestar la belleza de lo cotidiano".

"La exposición es realismo puro y duro. Intento enseñar mi entorno y el del resto de las personas que pueden visitar la muestra", añadió.

Para Montull, lo importante es que la obra "llegue al espectador, que la entienda y que le guste". "Me gustaría que se abriera un diálogo entre la pintura y la persona, donde cada uno se pueda sentir identificado con alguna de las escenas que pinto y que vean las pequeñas historias que recoge cada cuadro", agregó.

"Realidades Compartidas" presenta dos muestras paralelas. Por un lado, el grueso de la exposición, que se compone de dieciséis acrílicos donde se refleja esa cotidianeidad de la que hablaba la artista, y por otro, diez pequeños cuadros de dibujo, que Montull ha llamado "Muñecas".

Sobre esta incursión en el grafismo, la fragatina reconoció que es la primera vez que presenta "las miniaturas", las cuales catalogó de "divertidas".

"Van a gustar a la gente porque son muy tiernas y fáciles de comprender", agregó.

En "Realidades Compartidas" se recoge el trabajo de la artista en estos dos últimos años. En ella, la mujer desempeña un papel protagonista. "No es por nada en particular", advirtió Montull, quien explicó que "retrata a la mujer porque estéticamente queda mejor", porque se siente "más identificada con ella y porque da mayor sensación de calidez", aunque no descarta incluir la figura masculina en sus próximos trabajos.

Para crear sus obras, la artista fragatina parte de material fotográfico. "En mis viajes intento recopilar todo lo que pueda ser una buena base para mi trabajo", indicó.

Sin embargo, el resultado final combina parte de imaginación con el realismo de la fotografía. "El trabajo final puede ser muy parecido a la fotografía inicial o completamente diferente, depende de lo que me interese reflejar en cada momento. A veces juego con fondos totalmente inventados y tan solo conservo la postura o la vestimenta de la protagonista", explicó.

LA ARTISTA EN PROFUNDIDAD

Elena Montull nació en Fraga, y aunque siempre se sintió atraída por el mundo del arte, decidió cursar una educación diferente. Estudió terapia ocupacional en la Universidad de Zaragoza y, sin dejar de lado su faceta profesional, siguió su instinto artístico e inició estudios de arte en Barcelona. "Desde entonces, ya no he dejado este mundo", afirmó. Actualmente está preparando varias exposiciones navideñas para finales de año en varias galerías de Sabadell, donde reside, y en Gerona. En mayo del año que viene, la artista volverá a Aragón para mostrar una nueva exposición, en esta ocasión será en la Caja Inmaculada de Zaragoza, pero todavía no se puede adelantar nada, así que habrá que esperar para ver con qué nos sorprende la fragatina.