print
 
LA CHISPA

Venezuela le declara la guerra al cigarrillo electrónico




EFE
01/04/2012

El Gobierno de Venezuela ha amenazado con sancionar con multas de hasta 8.400 dólares a quienes distribuyan o promocionen el denominado cigarrillo electrónico, prohibido en el país por no tener los permisos ni los registros sanitarios correspondientes.

Fuentes del Ministerio de Salud indicaron ayer a Efe que el Gobierno venezolano ha retomado una campaña que lanzó en junio del año pasado contra este producto porque considera que no se ha demostrado su "eficacia" clínicamente y "tampoco se ha verificado la calidad e inocuidad de sus ingredientes".

Las fuentes señalaron que el relanzamiento de la campaña se produce tras detectarse un "repunte" en el uso y distribución de este dispositivo.

"Hay muchos establecimientos que están vendiendo estos productos, que existen también en la venta informal en algunos quioscos. No tenemos cifras del repunte, pero sí que ha habido algunas denuncias esporádicas", agregaron.

En junio de 2011, el Gobierno venezolano prohibió el uso y la comercialización del cigarrillo electrónico después de que ninguno de estos productos se hubiera registrado ante el Ministerio de Salud.

Tras análisis del producto, el Ministerio de Salud consideró que hay dosis mayores de nicotina de las que el producto anuncia y "se desconoce" la composición del gel que compone estos productos.