print
 

Restos de una calzada romana en la plaza de la Universidad

Fotografía tomada de la calzada romana, antes de que volviera a cubrirse.
Se trata de un tramo de siete metros



O. ISARRE
20/12/2012

HUESCA.- Las obras en la plaza de la Universidad sacaron a la luz un tramo de calzada romana de alrededor de siete metros de longitud, lo que supone una muestra de que "la antigua ciudad romana llegaba hasta esta zona", indicó Julia Justes, arqueóloga de la obra que ejecuta Construcciones Mariano López Navarro. "Antes solo había indicios, como el mosaico que apareció en el Colegio Universitario (Ramón Acín)".

La calzada está a escasos metros de la entrada a la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte y se descubrió el lunes en "muy buen estado de conservación".

Entonces comenzaron los trabajos de documentación y, posteriormente y viendo que no "es un gran hallazgo", ayer se procedió a recubrir la calzada para seguir con la obra. Para preservar la calzada y que no sufriese daños, se recubrió con una capa de arena -en la parte en contacto con la calzada- y con otra de hormigón, explicó.

Antes de recubrirla, se obtuvo material con el que "fechar la época en la que estuvo en uso". Justes, a la espera de que los análisis ajusten más su tiempo, adelantó que "es de la época altoimperial, sobre el siglo I d.C.".

También dijo que "debía de tratarse de una calle transitada, porque hay indicios de que incluso tenía lo que antes eran pasos de cebra".

En la obra, informó Justes, también se han visto fragmentos de época romana junto a la entrada del antiguo seminario, "aunque estaban rotos de otras obras".

A Patrimonio se le informará, añadió, al acabar la obra, con el informe final de intervención.