print
 
ESPECIALIZACIÓN

Arizón y Gracia inicia en Francia labores de retirada de amianto

Operarios trabajando en el techo.
12
Desde el año pasado, la empresa oscense se ha especializado en esta materia

La situación económica ha llevado a numerosas empresas altoaragonesas a dar el salto a otros países para continuar con su labor o especializarse en otras tareas, como le ha sucedido a la oscense Arizón y Gracia, que el año pasado inició los trámites para conseguir las certificaciones y permisos necesarios para efectuar labores de descontaminación y eliminación de amianto.



J.ARNAL
08/05/2013

HUESCA.- Fruto de este esfuerzo y del papeleo han podido realizar la primera incursión en el mercado francés. En concreto, han comenzado el contrato con una empresa gala en Ciep-Gaud, una población situada al sur del país, cerca de la conocida Bagnères de Luchon. Tras esta primera experiencia confían en que su actividad se prolongue en la región francesa.

Aunque a lo largo de sus veinte años de trabajo Arizón y Gracia ha sido más conocida por sus tareas en la rama de limpieza especial en industria y en el sector de la construcción, con las rehabilitaciones, impermeabilización y aislamientos, desde el año pasado ha realizado en España varios contratos de retirada de residuos peligrosos. Para ello se inscribieron en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto), lo que les permitía contar con la formación y el registro necesario para manipular este componente.

Paralelamente aunque ya contaban con otras certificaciones, iniciaron los trámites para conseguir la ISO 14001:2004 para la gestión medioambiental, con lo que el salto al mercado francés ha sido mucho más cómodo una vez tuvieron el documento oficial en septiembre del paso año.

Gracias a la promoción de estos trabajos en su página web, Arizón y Gracia consiguió sus primeros contactos en Francia, aunque antes de suscribir el primer contrato, esta compañía tuvo que ponerse al día de la legislación y condiciones para trabajar allí, para lo que contaron con el respaldo de las técnicos de la Cámara de Comercio e Industria de Huesca y contrataron los servicios de Aragón Exterior (Arex) para la traducción de documentos y legislación. A pesar del papeleo, no han tenido "ningún problema" para adentrarse en un mercado extranjero, asegura Lorena Orduna, responsable de gestión de Arizón y Gracia. Aparte, la "cercanía" facilita la rápida ejecución del trabajo y traslado del material. En concreto, para este trabajo se desplazaron 4 personas, incluidos los dos técnicos encargados de las labores de limpieza.

Conviene matizar que el desmantelamiento, la gestión y la eliminación de residuos como el amianto sólo pueden llevarse a cabo por empresas especializadas y autorizadas en procedimientos de descontaminación y eliminación de estos residuos. Por ello, las labores que realizan, como explica Lorena Orduna, exigen una preparación previa detallada y cuidadosa, además de una visita al lugar donde trabajarán para ver las condiciones en que está y el nivel de contaminación. En su caso, explica la portavoz de la empresa, tuvo que redactar un plan en el que describió todo el proceso que seguirían, documentación y certificados, hasta los técnicos que acudirián y la experiencia de los mismos. Todo este plan requiere el visto bueno de la inspección de trabajo, en este caso de Francia, y una vez recibido pueden comenzar la incursión en el terreno.

La dinámica de trabajo es similar en cada zona en la que trabajan. Primeramente, explica Orduna, deben precintar el espacio sobre el que van a actuar, instalar las medidas de seguridad además de la unidad de descontaminación.

En el caso de la legislación francesa, los empleados sólo pueden trabajar 6 horas al día, con dos pausas, y cada vez tienen que descontaminarse, ducharse y deshacerse de la ropa empleada en las labores de retirada del amianto. Asimismo, cada una de las placas que retiran deben almacenarse cumpliendo unas medidas de seguridad hasta que un camión acude para trasladarlas a la correspondiente planta de tratamiento y reciclaje. Además, añade Orduna, posteriormente deben realizar informes ambientales del desarrollo del trabajo.