print
 

"En Huesca somos pioneros a nivel nacional en el uso de la fototerapia"

Viñuales (al fondo) dirigió el taller de fototerapia de ayer.
David Viñuales impartió ayer un taller para profesionales del ámbito de la salud mental

"La fotografía es una herramienta muy potente de comunicación entre las personas, por su capacidad para proyectar emociones y generar significados, así que resulta muy útil para comunicarse con aquellos que tienen problemas con el lenguaje oral u otras dificultades para expresarse", asegura el arteterapeuta David Viñuales, especialista en la novedosa disciplina de la fototerapia.



E.A.L.
08/10/2013

HUESCA.- Viñuales impartió ayer, enmarcado en los actos de la I Semana de la Salud Mental, un taller experiencial de Fotografía dirigido a profesionales del ámbito de la discapacidad, a los que dio a conocer "las posibilidades de incorporar la fotografía a sus prácticas, ya que supone una herramienta de gran utilidad y abierta a todo el mundo".

A través de un ejercicio práctico en el que se trabajó sobre varias imágenes relacionadas con la infancia y lo que éstas sugerían a los participantes, el objetivo de Viñuales para este curso era "que experimenten la capacidad de proyección de una fotografía, para que se den cuenta de lo rápido que se puede entrar en contacto con las emociones a través de la imagen".

Además, apuntó el arteterapeuta, "es importante que los profesionales del sector de la salud mental y la discapacidad conozcan la velocidad a la que funciona esta técnica, que puede lograr que en una sola sesión salgan cosas que costarían semanas de terapia hablada con el paciente".

David Viñuales trabaja con la fotografía en ámbitos de salud mental -dicapacidad, alzheimer y autismo, entre otros- desde 2005, y es autor, además, de una tesis doctoral sobre fototerapia. Durante estos años de trabajo y gracias a esta disciplina, señala, "se ha conseguido mejorar enormemente la comunicación con estas personas a través de pequeños logros diarios".

Esta técnica es de uso moderno, todavía poco extendido, y "va avanzando con la propia sociedad", apunta Viñuales, quien asegura que, gracias a su trabajo junto a la Fundación Agustín Serrate, "en Huesca somos pioneros a nivel nacional en el trabajo del uso de la fotografía como terapia con personas con discapacidad, ya que fuimos los primeros en hacerlo".

Los resultados son, hasta el momento, "muy positivos", por lo que Viñuales avanza que está trabajando "para desarrollar un estudio de carácter académico" que recoja, "a través de un trabajo de campo muy preciso", su experiencia en la materia.

En cuanto al taller impartido ayer en el Centro Cultural de Ibercaja, el arteterapeuta señalaba que se encontraba "muy contento" ante la respuesta obtenida, ya que, de las 15 plazas ofertadas, se habían cubierto "prácticamente todas". "Esto demuestra que hay un interés hacia el tema -apostillaba Viñuales-, y que los profesionales de este sector siempre están abiertos a nuevas posibilidades para mejorar en sus trabajos, pues tienen una capacidad de evolución muy fuerte".