print
 

"Las reivindicaciones de los cuentos son más sutiles pero igual de mordaces"

Cristina Verbena.
Cristina Verbena, cuentacuentos

Cristina Verbena es el nombre artístico de Cristina Pérez, una cuentacuentos profesional residente en Zaragoza que quiso compartir un rato recientemente con el Grupo de Mujeres del Sobrarbe. "En los cuentos también aparecen personajes femeninos que reivindican nuestro papel en la sociedad, a la vez que critican duramente el sometimiento que tradicionalmente hemos tenido frente al papel del hombre", explica Pérez, que en las actividades programadas durante el Día de la Mujer Trabajadora quiso rescatar mujeres de cuento diferentes a las "princesas Disney".



URKO DEL CAMPO
23/03/2015

AÍNSA.- Esta cuentacuentos relata historias de todo tipo, a adultos y pequeños, quienes confiesa que siempre tienen alguna pregunta o alguna historia que contarle para enriquecer su bagaje. "Los cuentos siempre han servido para abrir la mente y al escuchar historias distintas, imaginas destinos distintos. Que te cuenten anécdotas o relatos los personajes, que no hacen lo que te esperas siempre, lleva a pensar que es posible otro escenario, también en el mundo de la mujer, por supuesto", señala Pérez.

La zaragozana, que estudió filología, fue cogiéndole gusto a la narración y a la transmisión oral con el tiempo y desde 1998 se dedica profesionalmente a este ámbito. "Ahora me cuesta menos elegir las historias que quiero contar, pero es fundamental que me transmitan cosas. Si no me río, no lloro, no me emociono o no me divierto con una historia es muy difícil que conecte con ella y que pueda transmitirla bien a los demás. Tengo que poder hacer mía una historia, porque una cosa es leerla y otra muy diferente contarla a los demás", dice Pérez.

En el escenario, la vena eléctrica de esta cuentacuentos se ve en su forma de hablar y en la utilización del cuerpo para transmitir la historia, consiguiendo que el público viva en primera persona el relato.

En su última actuación en Boltaña dejó patentes las curiosas reivindicaciones feministas que aparecen en algunos cuentos populares. "Una de las cosas más interesantes de los cuentos populares, donde también encontramos personajes femeninos, es que las reivindicaciones son mucho más sutiles pero igual de mordaces", cuenta la artista haciendo referencia a la historia de una pareja en la que la mujer siempre hace lo que dice el marido, con pésimos resultados aunque el hombre es comprensivo con ella, y todo empieza a salir bien cuando él le dice al final del cuento que haga lo que ella quiera.

Pérez cree que contar historias en una hermosa forma de estar en el mundo porque hay caras, cuerpos que escuchan, ríen, preguntan y es un modo de encontrarse con toda la gente en ese espejo cambiante que constituyen los cuentos. "Espero seguir durante mucho tiempo con esta gran profesión, porque me gusta muchísimo lo que hago. Ya me lo decía mi abuela: ¡Vete, vete a la verbena, ve a hacer por la vida!", dice sonriendo la cuentacuentos zaragozana.