Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
MIÉRCOLES
17
OCTUBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 
CUADERNOS ALTO ARAGONESES
 

Bielsa

Plaza y Ayuntamiento de Bielsa
Toponimia altoaragonesa (119)



Por Bienvenido MASCARAY
12/07/2009

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


Realmente Bielsa (villa, municipio y valle) cuenta con un gran número de puntos de interés cada uno de los cuales bien podría ser el eje de una obra monográfica como, en algunos puntos, ya se ha hecho. Así, en el marco natural, un angosto valle, cabe citar los tresmiles de Troumouse, Sierra Morena, Pequeña Munia, la montaña de Munia o de la Peña Robiñera y el casi tresmil de Punta Suelza; el maravilloso valle de Pineta o los extensos pastizales de Lalarri (no La Larri), los ibones de Munia, del Cao, de Tringoniero, Ordizeto o de la Solana de Ordizeto; los circos de Pinara, Barrosa, Munia y Pineta; las cuencas del naciente Zinca, del Barrosa, del Real… Las gentes que lo habitan, en número de 499 según estadística al 1 de enero de 2005, han conservado el uso del belsetán, uno de los apoyos más firmes de la lengua aragonesa. La villa de Bielsa (330 habitantes en igual fecha) luce hermosa con su magnífico Ayuntamiento, plaza, iglesia, otros recuerdos del pasado y, sobre todo, con un remozado y bello aspecto general muy atractivo para el turismo; se alegra cada año y atrae a multitud de visitantes con sus originales Carnavales. De un pasado remoto nos llegan noticias de las explotaciones mineras de plata, plomo y hierro, continuadas hasta tiempos recientes; y de otro mucho más próximo, las narraciones sobre la terrible Bolsa de Bielsa, paradigma de tragedia, destrucción y muerte. Por Bielsa, finalmente, discurre uno de los insuficientes pasos transfronterizos, con el túnel de Bielsa-Aragnouet que nos aproximará a Tarbes.

Pero a nosotros nos interesa el topónimo Bielsa, su naturaleza (sistema lingüístico a que está adscrito) y origen, su significado o contenido, cuestiones estas ciertamente no baladíes pues, además de poner al descubierto sus raíces primeras, contribuirá a configurar el entorno poblacional y cultural de la Iberia primitiva. En este orden de cosas, Bielsa aparece citada en un documento del 1098 reputado como falso, por lo que nos detendremos en otro posterior, de diciembre de 1191, otorgado por el rey de Aragón Alfonso II del que entresacamos los siguientes párrafos: "…dono laudo et concedo vobis… locum illud quod est in finibus Belsa…"; "…tam de Belsa quam alia …".La constatación de que el nombre primitivo fue Belsa y que la consabida diptongación e > ie nos llevó a la forma actual ha de resultar sumamente esclarecedora.

Los córvidos, pese a su en ocasiones considerable tamaño, son pájaros (Paseriformes) y con tal denominación se comprende un importante número de especies: además del cuervo común o Corvus corax, las cornejas negras o cenicientas, los grajos o grajas, grajillas, el rabilargo, el arrendajo, el cascanueces, la urraca, las chovas piquirroja y piquigualda, etc. En tiempos remotos, la indeterminación generalizada en cuanto a géneros y especies llevó a comprender, dentro del genérico "cuervo", a especies tan distantes como el gavilán. En general, se trata de animales perjudiciales para el ser humano y éste les corresponde con una profunda antipatía y hostigamiento. Causan daños en la agricultura, especialmente en los sembrados, devorando con fruición la semilla depositada; comen y estropean frutas, sean blandas o secas, con particular inclinación hacia las nueces; su mala fama les lleva a ser considerados ladrones de los objetos más inopinados. Se dice que los cuervos son los mejores sembradores de nogales porque, habiendo robado una nuez y con ella en el pico, la dejan caer cuando se enzarzan en sus frecuentes peleas y graznidos, son acierto tan grande que pronto brotará un nogal. La antipatía popular hizo que, en tiempos de la dictadura franquista, se distinguieran con el epíteto de cuervos a ciertos tristes personajes, felizmente desaparecidos, que se cuidaban de aplicar la ley de Responsabilidades Políticas, la de Represión de la Masonería y el Comunismo, la de Vagos y Maleantes u otras de similar calibre;. Tener el alma negra "como ala de cuervo" es metáfora consagrada en nuestra literatura.

Este "rol" de los cuervos viene desde los albores de la civilización, y a la multitud de especies se corresponde una larga serie de nombres derivados todos, en lengua ibérica, de una raíz única bel, que produce dos nombre primitivos, bele y bela, en ambos casos cuervo. De bela derivan belabaltz, corneja; belaixka, chova; belaizi, corneja; belamika, corneja; belarroi, gavilán; belatx, corneja y gavilán; belatxari, especie de gavilán; belaxaga, "corvus fragilis"; belatxau, chova; belatxi, grajo; belatxiki, grajo; belatz, gavilán; belakume, cría del cuervo; belaz, corneja. De bele derivan belexaga, corneja de montañas; belexina, cuervo, corneja; belekume, cría del cuervo, etc. De lo anterior resulta que los apellidos Cuervo, Bela (o Vela), Belaz (o Velaz), Bel o Biel, Belasco-Velasco-Blasco, todos con el mismo significado, no son precisamente encomiásticos… Hagamos un alto en el camino pues la conclusión no está lejana. El bronce de Botorrita nº 2, mal llamado "Tésera de hospitalidad de Kontrebia Belaiska", "la mano" o "Tésera de Fröehner", correctamente trascrito al alfabeto latino, contiene en su parte final el texto siguiente: gub(i) ir(i)(t)s(i) belaizkaz, el cual, malamente trascrito, ha sido leído como kontrebia belaiska. De aquí arranca una serie de los disparates más monumentales y vergonzosos de la ciencia lingüística patria: se supone que estamos ante un pacto de hospitalidad (desconocido en el mundo ibérico) entre ciudades, una de las cuales sería la tal Kontrebia, que está escrito en una lengua céltica, que los autores son, por consiguiente, celtíberos (pura entelequia); que los celtas llegaron hasta las mismitas puertas de Zaragoza, tergiversando de raíz la Historia y nuestra cultura originaria. El párrafo correctamente trascrito gubi iritsi belaizkaz significa claramente "con un arco que alcance a los cuervos", y el texto en su conjunto es el siguiente:" A se posible, preparar las tierras de sembradío depositando la semilla profundamente. Aún faltos de sueño, vigilar con un arco que alcance a los cuervos".

Pero no será ésta, ni mucho menos, la única ocasión en que nuestros antepasados expresen su odio a los cuervos y a sus hazañas. El plomo de Solaig 1 contiene como primera petición a La Madre la de belex aira, "que los cuervos desaparezcan"; la estela funeraria de Iglesuela del Cid (Teruel) es aún más contundente, pues sitúa "el matar cuervos" entre los objetivos vitales del hombre: Igon igeri, iniusi jujuski, ildu belez, epan, que quiere decir "Tener más, gozar, matar cuervos, se acabó". La Toponimia ibérica tampoco podía permanecer insensible al hecho: Bellestar (municipio de Graus, en Ribagorza), Bellestar del Flumen (Huesca), Bellestar (Lérida), Biel (Zaragoza), Belate y Belascoain (Navarra), y otros muchos.

Bielsa (Belsa) es una derivación cuya raíz es bela o bele, cuervo. A ella se une el sufijo –tza (-za) archiconocido por mis lectores, antigua raíz degradada a sufijo en este caso y que vale por "abundancia, montón, gran cantidad" (recordemos entre otros, kala-tza-n > Calasán; g-aba-tza > Gabasa; arku-tza > Arcusa; o Seira, Sesuans, Bilsé y otros con su variante -tze. La elipsis al final del primer término hace que, en la acomodación, cualquiera de aquellas variantes quede reducida a bel-; por consiguiente, bel(a)(e)-tza > belza > Bielsa significa "abundancia de cuervos".

Pero, ¿es cierto que abundan los córvidos en Bielsa La permanencia de fenómenos naturales durante milenios es posible mientras no se alteren sustancialmente las condiciones del medio. Entre éstas, dos son las principales: la facilidad para encontrar el alimento necesario y el lugar adecuado para la nidificación. En cuanto a la primera, en tiempos remotos, el régimen existente de economía de subsistencia obligaba a las gentes a producir prácticamente todo lo necesario, con independencia de la idoneidad del clima y de las condiciones del suelo; la siembra de cereales para el consumo humano y de cereales-pienso para los animales era general; ni que decir tiene que el esmerado cultivo de los huertos (coles y verduras, legumbres, tubérculos, frutas, etc.) era esencial para el mantenimiento de personas y animales; pues bien, todo ello ha experimentado un cambio profundísimo y, bajo este punto de vista, los cuervos lo tienen más difícil. Pero, ¿qué pasa con el hábitat y el lugar adecuado para nidificar .

La villa de Bielsa se sitúa muy próxima, casi debajo, de una peña o punta conocida con el nombre de Penareto. Desde cualquier punto, mientras vemos volar algún córvido por las proximidades, se puede admirar la enorme cortada de su cara sur, pelada, rojiza, inaccesible. Me dicen que en tan idóneo lugar se pretendió instalar una escuela de escalada que presentó la dificultad, por causa de la naturaleza de la roca, de la falta de fijeza de los agarres o sujeciones. Pero tal inconveniente no cuenta para los cuervos que hacen sus nidos inaccesibles con toda seguridad y confianza, y a mis preguntas sobre la abundancia de estos bichos las respuestas son positivas pero no suficientemente rotundas. Alguien me sugiere que hable con Carlos Tarazona, autor de varios libros hermosos y útiles, como La Guía del Serrablo o Guía del Sobrarbe: senderos, pueblos y Naturaleza, Agente para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y que desempeñó sus funciones en Bielsa. Es natural de Olibán, en el Serrablo, y allí me voy. La respuesta es contundente: "Hay quebrantahuesos y cuervos". Y añado por mi parte: "Eso, seis mil años después".


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6


Encuesta
¿Logrará el Huesca mantenerse en primera con el nuevo entrenador?
• 
•  No
•  Me es indiferente
•  No sabe, no contesta

Enlace interno 2

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
435 y 436 de 517

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí