Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
MIÉRCOLES
12
DICIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 
CUADERNOS ALTOARAGONESES
 

Morillo de Sampietro, en el municipio de Boltaña

Iglesia Restaurada de San Lorenzo de Morillo de Sampietro.
123



SANTIAGO BROTO APARICIO
19/08/2012

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


Enmarcado en la cuenca del río Vellos, afluente del Cinca, sobre un contrafuerte de la ladera noroeste de la Sierra de San Visorio, límite natural entre los términos municipales de Boltaña -al que pertenece-, y Labuerda, su núcleo se sitúa en un escarpado enclavado a los pies del Tozal de las Cruces, muy cerca de las orillas del río Yesa.

Su pequeño y apiñado conjunto de casas, a 984 metros de altitud, forman una calle única y nos muestran las características propias de la arquitectura popular de esta enigmática zona del Pirineo oscense en sus muros y portadas de piedra, techos, puertas y ventanas de madera, y grandes tejados en pronunciadas pendientes rematados en grandes chimeneas. Su emplazamiento geográfico es singular, puesto que, desde diferentes puntos de la loma, sobre la que se asienta, pueden contemplarse, en una sugestiva sucesión de imágenes, los perfiles de Mondarruego, las Tres Sorores, Sestrales, Castillo Mayor, Suelza, Punta Llerga, Peña Montañesa, Cotiella y muchos más de menor importancia, pero de similar belleza paisajística, así como las siluetas de los pueblos de Gallisué, Vió y Laspuña.

Hasta 1646 el lugar se llamó simplemente Morillo, y en adelante Morillo de Sampietro para diferenciarse de otros pueblos con aquella misma denominación; y afirman los historiadores que este segundo nombre lo tomó de una pequeña aldea, hace años desierta, denominada Sampietro, cuyos restos aún se distinguen en el fondo del Valle. A finales del siglo XV, en 1488 tenía 17 fuegos y según el censo de 1495, habían aumentado a 20, cuyos titulares llevaban los apellidos de Aguilar, Becuas, Castro, Coscollar, Ferrer, Garcés, Lanau, Lascorz, Laseras, Lasierra, Latorre, Louzo, Mur, Oncins, Puyuelo, Remírez y Sanz. La misma población tenía en 1609, para bajar a 3 fuegos en 1646, a consecuencia, como indica alguna crónica de aquel tiempo, de que sus habitantes se negaron, durante algunos años, a pagar impuestos y en castigo a tal comportamiento, un día en que todo el pueblo se hallaba reunido en la iglesia, llegaron unos soldados que lo exterminaron, quedando vivas sólo tres mujeres que cuidaban del ganado en los montes próximos, las cuales se refugiaron en las localidades de Buerba y Vió; y desde entonces todos los campos colindantes a Sampietro han sido cultivado por los habitantes del segundo de dichos poblados, quienes optaron por conservar las casas de dicho lugar para usarlas durante las labores de siega, pastoreo, etcétera. En 1857 tenía 62 habitantes, 7 en 1986 y 4 en 2001.

Como el resto de las localidades españolas, Morillo de Sampietro se constituyó en Ayuntamiento en 1834, para pasar a unirse, por su corta población, al municipio de Boltaña, en 1845.

Su iglesia perteneció al Arcedianato de los Valles del Obispado de Huesca hasta 1571 en que pasó al de Barbastro. Está dedicada a San Lorenzo, es románica y data del siglo XII, habiendo sufrido una serie de remodelaciones posteriormente en los siglos XVI y XVIII. Se accede a ella por una portada de arco de medio punto y cuenta con una nave, de planta rectangular, cerrada en ábside semicircular, utilizando bóvedas de cañón apuntado como sistema de cubrición del templo salvo el ábside que la tiene de horno. En su interior cabe destacar una capilla lateral, cerca de los pies, varios nichos simétricos, la puerta moldurada que se abre bajo atrio, y las huellas de unas interesantes pinturas murales románicas protegidas por un, no menos apreciable, retablo gótico, compuesto de ocho tablas en torno a una hornacina central en la que se acoge la imagen de San Lorenzo, a cuyo martirio aluden también dos de aquellas. La torre es de un solo cuerpo que se levanta al sur del templo, con cuatro vanos de medio punto, en los que cuelga una campana fundida en 1913. La restauración total de esta iglesia se realizó a lo largo de seis meses en el año 2003, sufragada por la CAI y realizada por PRAMES, según proyecto redactado por el arquitecto José Miguel Ferrando y las restauradoras Rosa Abadía y Elena Aquilué; y para ello se demolieron los restos de la antigua abadía, eliminando el volumen de la entrada, del porche y de la sacristía, dejando únicamente el arranque de la fachada.

No existe constancia documental de que en este lugar residieran linajes Infanzones, pero se supone que en algún tiempo tuvieron allí su origen los que llevan su nombre, que son los de:

MORILLO

Algunos genealogistas citan como la más antigua del linaje la rama castellana iniciada por Aznar de Morillo, uno de los caballeros hidalgos que bajo las órdenes del rey Fernando III, el Santo, conquistaron la ciudad de Sevilla a los musulmanes en 1248, cuya gesta le valió recibir, en premio a su heroica actuación, diversas tierras procedentes del llamado Repartimento de Sevilla, así como algunos predios y ciertos derechos de molino y harina, en las poblaciones de Carcoma y Sanlúcar La Mayor.

Los así apellidados residentes en el Alto Aragón, poseen también parecida antigüedad y fundaron casales hidalgos en las siguientes localidades de nuestra provincia oscense: Banastón: Asentados allí desde tiempos remotos, de ellos Andrés Morillo fue reconocido como Infanzón por el Concejo municipal en 1787, por constarle que éste y sus antecesores estaban considerados en tal calidad desde inmemorial, habiéndosele guardado siempre los privilegios e inmunidades propias de los hidalgos.

Boltaña: Algunos de sus miembros fueron Escribanos Reales entre los años de 1750 y 1770, de los que se citan especialmente a Miguel y Francisco Morillo. Otro miembro destacado fue el eminente filósofo, humanista y teólogo Padre Francisco-José Morillo, nacido en 1741, que ejerció como Superior del Convento de San Vicente de Paúl, de Barbastro.

Ceresa: Antonio Morillo figuraba como vecino en el censo de 1495 y un descendiente suyo del mismo nombre fue admitido como Infanzón para asistir a las sesiones de las Cortes aragonesas celebradas en 1626. Otro llamado Juan Morillo constaba en 1663.

Esplús: El Concejo municipal en reunión celebrada en 1737 daba fe y verdadero testimonio de que entre los vecinos considerados como hidalgos de esta Villa se hallaban los llamados Francisco y Manuel Morillo.

Fonz: Los vecinos Jusepe Morillo, padre e hijo, tras la presentación de las pruebas documentales relativas a su condición de hidalgos, resultaron admitidos para tomar parte en las sesiones de las Cortes aragonesas de 1626.

Gerbe y Griebal: En la primera mitad del siglo XVIII tenía su residencia en esta localidad Domingo Morillo y su sucesor José Morillo era reconocido y empadronado como Infanzón por el Concejo municipal, en sesión celebrada por éste en 1787.

Laperdiguera: En fecha 5 de agosto de 1733 el Ayuntamiento de este lugar acordaba y daba verdadero testimonio de que reconocía y empadronaba como Infanzones en los libros catastrales municipales a los vecinos Pedro Morillo Pérez, Pedro Morillo Escartín y Jaime y Pascual Morillo.

Monzón: Presentadas y aceptadas las pruebas presentadas acreditativas de su calidad de hijodalgo, Millán Morillo era admitido como noble para participar en las sesiones de las Cortes aragonesas celebradas en el año de 1626.

Naval: El Infanzón Tomás Morillo tomó parte en las sesiones de las Cortes aragonesas de 1626. En el siglo XIX vivían Joaquín y Francisco Morillo, el primero casado con Teresa Revilla y su hijo Eustaquio, marido de María Sobrevía; y el segundo casado con Teresa Naya y su hijo Francisco, esposo de Melchora Salanova.

Puértolas: En 1662 constaba como Señor de Bies Miguel Morillo y en el mismo tiempo ejercía las funciones de Escribano Real en Bestué Miguel-Juan Morillo.

Samitier: Por acuerdo adoptado por el Concejo municipal en el año de 1733 los vecinos Pedro y Domingo Morillo, en consideración a los documentos exhibidos por los mismos, eran empadronados como verdaderos Infanzones de sangre y naturaleza.

Sampietro

Linaje desde tiempo antiquísimo asentado en los siguientes lugares en el territorio altoaragonés:

Albella: Johan Sampiero era titular de un fuego en 1495 y con otros familiares ganó Salva de Infanzonía en 7 de mayo de 1614, así como su sucesor Domingo Sampietro fue reconocido como hidalgo por el Concejo en 1737.

Banastón: Martín Sampietro, acreditada su condición de Infanzón, tomó parte en las Cortes aragonesas de 1626.

Boltaña: En el siglo XVII María Sampietro contrajo matrimonio con Pedro Sanvicente, con el que tuvo larga descendencia. En 1726 y 1727 Tomás y Catalina Sampietro casaban con María y Pedro Lacort. En 1736 Domingo Sampietro se unía a Teresa Salinas y en 1741 Juan Sampietro lo hacía con orosia Ximénez.

Campol: En 1653 Juan-Francisco Sampietro Villacampa, hijo de Domingo y Ana, casaba con Isabel Maurín, de Azanuy. El Concejo General del Valle de la Solan reconocía en 1788 como Infanzón a Pedro Sampietro. En los años siguientes Lorenzo Sampietro y Antonia Ceresuela eran padres de Lorenzo, marido de Nicolasa Agón.

Castillazuelo: En los inicios del siglo XVII constaba como vecino Cosme Sampietro, quien, tras probar su calidad de hidalgo, participó en las Cortes aragonesas de 1626.

Escartín: En los años de 1680 vivía Isidro Sampietro, marido de Orosia Valle y padre de Orosia, casada en 14-enero-1680 con Miguel-Juan Ger y Duaso. En el siglo siguiente vivía Fernando Sampietro, marido de María Navarro y padre de Juana, mujer de Miguél Turón.

Ginuabel: Orosia Sampietro, descendiente de una familia hidalga, contrajo matrimonio en los finales del siglo XVII con Pedro Duaso, de Muro.

Sarsa de Surta: Diego Sampietro fue admitido, como hidalgo, en las Cortes de 1626.

Torruellola del Obico: El Infanzón Domingo Sampietro asistió a las Cortes aragonesas de 1626 y su descendiente Francisco Sampietro fue reconocido en tal condición por el Concejo municipal en 1787 y 1788.

DOCUMENTACIÓN

Iglesias Costa, M.- Arte religioso del Alto Aragón.- Vol 1/2.- Barcelona, 1987.

Marqués de Siete Iglesias.- Caballeros, Infanzones e Hijosdalgo aragoneses en las Cortes de 1626.-S Madrid, 1961.

Serrano Montalbo, A.- La población de Aragón según el fogaje de 1495.- Zarag., 1997.


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6

Enlace interno 7


Encuesta
¿Considera que hay que cambiar la Constitución?
•  Sí.
•  No.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
211 y 212 de 424

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí