Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DOMINGO
17
FEBRERO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

GENTE DE AQUÍ
 

Félix Tabueña, el último pastor de Pallaruelo de Monegros

Félix Tabueña en su casa.
123
A sus 86 años, posee un carácter afable, labrado en la aridez monegrina



MARGA BRETOS
24/11/2013

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 5 votos


SARIÑENA.- Cuando por todas partes se debilita hasta perderse esa memoria colectiva que se transmitía de padres a hijos, de abuelos a nietos, y que es un auténtico legado de sabiduría de los antepasados, en los Monegros, Joaquín Ruíz aporta día a día algo muy importante para salvaguardar las señas de identidad de esta comarca: los relatos de tradición oral que se preocupa de recuperar, escarbando en la memoria de los más mayores, de los auténticos sabios de esta zona, aquellos relatos que sus padres y sus abuelos les contaron y ellos supieron conservar con cariño.

Son relatos que sirven para encontrarle sentido a algunos lugares, torreones, peñas, fuentes, charcas de aquí y también de otros pueblos, cuenta.

En esta ocasión, Ruíz aúna su investigación a su reconocimiento a Félix Tabueña, que nos traslada al siglo pasado, cuando había muchos pastores respetados y queridos en las pequeñas y desperdigadas poblaciones monegrinas. "El homenaje para Félix Tabueña Tabueña, no deja de ser también mi reconocimiento a la figura del pastor y a todos los pastores que aún encontramos por nuestros montes".

A los pies de la sierra monegrina de Alcubierre, por el puerto de la Portellada, se extiende un amplio y extraordinario sabinar. Nos adentramos por los montes de Pallaruelo de Monegros, campos salpicados por enormes sabinas albares centenarias, en una zona árida donde abunda el romero, la ontina, el sisallo y otras plantas esteparias. Es una tierra que históricamente ha sido recorrida por pastores apacentando sus rebaños, buscando los pobres pastos y la escasa agua que se recogía en antiguas balsas. Los pastores han forjado una forma de vida, una cultura que desaparece, que no encaja en un mundo acelerado y de grandes explotaciones, es triste que desaparezcan, que se estén documentando batallas y conquistas, dedicando nombres de calles y libros, pero que la labor de unas personas anónimas que han dedicado su vida a mantener el ganado ni tan siquiera parece merecer el más mínimo reconocimiento, es una gran pérdida del legado cultural de un pueblo.

Nacido en el año 1927, Félix Tabueña Tabueña podría ser considerado como el último pastor del municipio de Pallaruelo de Monegros. De mirada y conversación honesta, con muchas ganas de hablar, para compensar sus largas horas de soledad, con ideas claras, expresiones sin tapujos, "al pan pan y al vino vino", Félix Tabueña comienza su relato hablando de su familia: "Siempre trabajamos de pastores, éramos siete hermanos, de los que dos marcharon al frente en la guerra civil cuando yo tenía nueve años". Al comenzar la guerra murió su madre y a los tres meses murió su abuela y aunque en Pallaruelo de Monegros no sucedió nada grave durante la guerra civil, al padre del pastor lo encarcelaron durante seis años en Astorga "por tener ideas izquierdistas", comenta Félix.

Félix se casó con María Soñen, también de Pallaruelo, y en su casa siempre se han narrado interesantes historias. "El abuelo de María conoció a Mariano Gavín, el bandido Cucaracha. El abuelo también era pastor y más de una noche la pasó durmiendo con el Cucaracha por alguna paridera o masada en el monte", explica Félix, a quien una vez se le presentó por el corral del "ahogau"; llegó andando con su cuadrilla y a los pocos días se enteró de que los bandoleros habían robado en la iglesia de Villanueva, iban a la sierra de Alcubierre para esconderse. "También pasaron por Pallaruelo cuando secuestraron al rico de Alcubierre, al Ruata lo llevaban en una mula para esconderlo en la cueva de Jubierre y en una ocasión intentó quitar un cordero", dice Félix, que a raíz de esto ya no quiso saber nada del Cucaracha.

Como buen pastor de esta parte de los Monegros, conoce muy bien la historia de una localidad desaparecida, Moncalvo. "Siempre he oído que a los de Moncalvo los fusilaron por no pagar los tributos al estado". Del lugar aún queda el "torrejón", donde está la inscripción del hermano de María, Santos, que murió en la guerra civil.

Cuenta la leyenda que Pallaruelo de Monegros fue fundado por una mujer, la única superviviente de un incendio que destruyó Moncalvo y que, según cuentan, creó el primitivo núcleo urbano al pie de la cantera donde todavía se alzan los restos de un bizarro torreón vigía.

Y era en esta zona donde se cazaban muchos conejos y liebres, comenta Félix, que trabajaba de pastor para la casa Servando, la casa rica de Pallaruelo, anteriormente casa L´aguau que hoy se conoce como casa Ruata. La casa actual data de 1926, aunque conserva una parte más antigua. Fue su suegro el que enseñó a Félix a grabar con una navaja la madera. Un arte de decorar cucharas, tenedores, marcos de madera, formas geométricas perfiladas con una navaja en los días de pastoreo en el monte.

Las cucharas las elaboraba con madera de boj, colocaba la madera en un zoque y con la astraleta las iba haciendo. Después las adornaba en el monte, especialmente cuando era primavera porque había mucho pasto verde y el ganado corría poco, las tardes eran más largas y había mucho tiempo.

Félix ha regalado muchas cucharas y algunas las conserva en su casa. Todas son diferentes, cada pieza es única. Aún conserva la cuchara del padre de María, siempre comía con esa cuchara. Es un arte, un trabajo delicado y de precisión que solamente el tiempo y la paciencia lo permite. La gran bonhomía define a Félix, un carácter labrado en la aridez secana monegrina, con un gran conocimiento de quien ha observado la vida y ha sabido aprender. La vida de pastor posee ese privilegio entre la dureza que tanto la define, el contacto tan estrecho con la naturaleza y la necesidad de entenderse con ella para sobrevivir, que sin duda han conseguido forjar mejores personas en la libertad del tiempo y del espacio monegrino, dominado por imperturbables sabinas centenarias y a su resguardo ante un sol intenso e implacable.


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6


Encuesta
¿Tiene la jota proyección internacional?
• 
•  No
•  Me es indiferente
•  No sabe, no contesta

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
189 y 190 de 491

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí