Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DIARIO DEL ALTOARAGÓN dispone de un sistema de gestión certificado de acuerdo a las normas ISO 9001: 2008 en calidad e ISO 14001:2004 en medio ambiente por SGS iCS
MARTES
22
MAYO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 
DIÁSPORA ALTOARAGONESA
  Eva Almunia y Felipe Pétriz explicaron las oportunidades

"De cara al 2020, sólo el 10% de los empleos que se produzcan será para personas sin cualificación"

Eva Almunia y Felipe Pétriz explicaron las oportunidades del Espacio Europeo de Educación Superior

Eva Almunia, secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, y Felipe Pétriz, director general de Universidades, trataron en Huesca las oportunidades del Espacio Europeo de Educación Superior, dentro de la Diáspora Altoaragonesa organizada por Fundesa y DIARIO DEL ALTOARAGÓN y patrocinada por las consejerías de Ciencia, Tecnología y Universidad y Educación, Cultura y Deporte, con presencia de sus titulares, Pilar Ventura y María Victoria Broto.



Javier GARCÍA ANTÓN
13/05/2009

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


HUESCA.- En la cena-coloquio (celebrada en el Lillas Pastia donde se sirvieron vinos de Bodega Reino de los Mallos), los conferenciantes explicaron cuestiones relacionadas con el Plan Bolonia, la Formación Profesional, el Espacio Europeo, las acreditaciones en proceso de regulación para profesionales sin titulación que hayan constatado su excelencia en el desempeño de su oficio o la potenciación de Erasmus. Mensajes claros como el que esgrimió Almunia basándose en estudios que auguran que, de cara al 2020, sólo un 10% de los empleos que se produzcan en Europa va a ser para personas sin cualificación, o el de Pétriz y Bolonia: "Debemos acostumbrarnos a reconocer las competencias adquiridas no en un aula, no en una asignatura, sino también en la experiencia profesional". A continuación, reproducimos íntegro el coloquio que sucedió a la cena.

PREGUNTA.- Propongo sugerencias. Primero, la Educación debería empezar en la base, es decir, desde los 3 años. Hay nuevas fórmulas muy experimentadas que funcionan en otros países, aprenden a leer a los 3 años y de forma divertida. Métodos para mejorar las neuronas, con un poco de gimnasia de neuroplasticidad. ¿Por qué no indagan por ahí para corregir problemas de PISA de leer mal o no entender lo leído?. Igual tienen problemas o simplemente para evitar que la media de carreras sea de siete años. Ver la web de lentes Chromagen, reeducación auditiva y terapia de movimientos rítmicos. Segundo, buena formación y novedosos métodos para los profesores. Tercero, los idiomas no se aprenden estudiando, afirmo, sino escuchando, como lo aprendimos nosotros en casa. Cuarto, algo de disciplina: preguntar a los que saben, D. Emilio Calatayud, juez de Menores de Granada. Y quinto, educación en valores, ética, religión,... Hay una fundación Once (creo) en Bilbao que enseña a los niños de manera divertida y probada con globos, agua, etcétera.

FELIPE PÉTRIZ.- Educación desde la base, desde luego. El sistema educativo no entiende de edades. Educación en la familia también. Educación en valores siempre, con los niños y con los universitarios. Hay una componente que se llama formación de profesorado y en ese ámbito estoy especialmente motivado. Creo que algunos indicadores que nos comparan con los sistemas europeos, con algunas debilidades, se pueden corregir con una mejor formación del profesorado. Hay una idea del Máster de Educación del Profesorado de Secundaria que creo que es una oportunidad para abordar y corregir algunas debilidades del sistema. En idiomas, tenemos que avanzar y un recorrido importante, aunque hay que reconocer que se ha avanzado en los últimos años y mucho, porque coinciden el interés no sólo de las autoridades del sistema educativo, sino también de las propias familias, que son los principales interesados desde el principio. De la componente de disciplina, también la entiendo, aunque me gusta hablar más de corresponsabilidad. Queremos ciudadanos bien formados, responsables y respetuosos con valores que tienen que permanecer en la sociedad. Creo que, si en algo se diferencian los sistemas educativos, es en esa formación en valores. Creo que Bolonia tiene una oportunidad y está favoreciendo esa formación en valores a la que hago referencia. Respecto a ética y religión, prefiero hablar de ética, de los valores éticos y los profesionales, valores de respeto al medio ambiente, de respeto a los ciudadanos, a los compañeros y a las religiones. El sistema educativo tiene que vigilar más los valores éticos que los religiosos.

MERCEDES GARCÍA (CHA).- Actualmente, los ciclos formativos superiores ya tienen acceso directo a la Universidad sin PAU (licenciaturas afines). ¿Qué novedades se recogen en el nuevo R.D. de Acceso a universidades para otros ciclos formativos? ¿Se recogen posibles convalidaciones?

EVA ALMUNIA.- Una cosa es el Decreto que posibilita que sin selectividad tú vayas a una carrera universitaria, a una titulación universitaria, y otra cosa distinta es el decreto que estamos trabajando de convalidación de asignaturas de los ciclos formativos de grado superior con las titulaciones universitarias. Pero en los dos sentidos, es decir, también de las titulaciones universitarias a ciclos formativos de grado superior. Porque, en estos momentos, sí hay una evidencia: hay mucho licenciado universitario que está optando al terminar su licenciatura por ir a un ciclo formativo de grado superior para conseguir la profesionalidad. Creemos que tiene que ser la convalidación en los dos sentidos. Hay un ejemplo muy claro: hay mucho licenciado en Periodismo que quiere dedicarse al mundo de la radio o al de la televisión, termina su licenciatura y va a un ciclo formativo de grado superior de imagen y sonido. Esto ocurre porque en los ciclos formativos de grado superior, desde el primer momento, tienen acceso y posibilidad de entrar en contacto con ese material que después se van a encontrar cuando desarrollen su profesión. Por tanto, son dos cosas diferentes: una es cómo accedes a una carrera formativa de tu ámbito en el que has desarrollado tu ciclo formativo superior y otra cosa es cómo te convalidamos. Eso es lo que ahora trabajamos. Se ha trabajado en la parte de la educación que no responde a la Universidad y que estamos valorando y evaluando con la Universidad para buscar ese vínculo en ambos sentidos.

FELIPE PÉTRIZ.- Quiero añadir una reflexión. Oigo hablar de convalidación y a mí me parece que el concepto lo debemos sustituir por reconocimiento. Hoy no tiene sentido que digamos que no haces esto porque ya lo hiciste, sino que debemos llevarlo al concepto de "te reconozco que estas competencias ya las has adquirido y, por tanto, no tienes que cursar una materia para alcanzar estas competencias". Por tanto, Bolonia habla en términos de reconocimiento, no de convalidación. Y debemos acostumbrarnos a reconocer las competencias adquiridas no en un aula, no en una asignatura, sino también en la experiencia profesional. La vida también es aprendizaje y también se adquieren competencias con el ejercicio de una profesión. No tiene sentido que ahora unas personas tengan que pasar por una asignatura para adquirir unas competencias que han adquirido con el ejercicio de una profesión. Por lo tanto, en lugar de convalidación, reconocimiento y en el más amplio sentido de la palabra. Si tú ya eres competente en una cosa, no te tengo que obligar para que hagas una cosa para adquirirla, porque ya la tienes.

FRANCHO NAGORE.- Las becas Erasmus se quedan un poco "cortas" económicamente. ¿Cuándo y cuánto se piensa incrementar su dotación económica?

FELIPE PÉTRIZ.- Yo le agradezco que diga que se quedan un poco cortas. Se quedan muy cortas. La cantidad es reducida, no atiende a la demanda que debiera y tampoco los criterios de reparto y distribución son los adecuados. Se ha dicho muchas veces que no vayamos a complicar el sistema porque complicaremos el sistema de gestión y hoy en día no hay suficiente dinero y no se reparte de la mejor manera. Hay muchas familias que no pueden asumir el promedio de 6.000 euros que supone sacar a su hijo un año a una universidad fuera de España. El diagnóstico es que hay que poner más dinero y hay que mejorar en el modelo de gestión y de distribución, y en esas dos direcciones se está impulsando desde este ministerio. Esperemos que la primera convocatoria tenga novedades en cuantía y distribución. En todo caso, en los Presupuestos Generales del Estado de 2003-2004, había 4,64 millones de euros. En los de 2009, 66 millones.

EVA ALMUNIA.- Desde hace dos años, por primera vez desde el Ministerio se aporta mucho más dinero a las becas Erasmus de lo que nos llega desde Europa. Y significa un esfuerzo muy importante en los dos últimos cursos que debemos completar y complementar. Es justo que reconozcamos el esfuerzo que se ha hecho.

MIGUEL LUCAS.- ¿En qué estado se encuentran actualmente los certificados de profesionalidad? ¿Y las pruebas o exámenes libres para conseguirlos?

EVA ALMUNIA.- Se refiere a las acreditaciones. Antes Felipe hacía referencia también y va vinculado a un Real Decreto que tenemos ya en Consejo de Estado, que va a posibilitar reconocer la experiencia profesional de mucha gente que no tiene ningún tipo de titulación, pero sí mucha experiencia desde el punto de vista laboral. Desde los medios de comunicación, se ha enfocado fundamentalmente, intuyo que porque es atractivo, a las amas de casa, pero estamos pensando no sólo en ellas, sino en muchos jóvenes que abandonaron el sistema educativo sin tener ninguna titulación. Y, precisamente porque estamos hablando de cómo construir Europa, tenemos estudios que demuestran que, de cara al 2020, solamente un 10 por ciento de los empleos que se produzcan en Europa van a ser para personas que no tengan ningún tipo de cualificación. Queremos, como españoles, estar mejor preparados y que los jóvenes que abandonaron el sistema porque encontraron un trabajo rápidamente puedan incorporarse si quieren. Por eso, al principio de mi intervención, les invitaba a que empezáramos a seducir a los más jóvenes precisamente para que volvieran a recorrer un camino que abandonaron. Hemos crecido en muy poco tiempo mucho y eso ha hecho que el valor que le hemos dado a la educación y a la formación haya perdido el matiz que tenían. Y, por lo tanto, intentamos recuperarlo sobre todo en aquellos que se han ido a trabajar, y les vamos a reconocer el trabajo que han realizado estos años y la competencia que tienen en ciertas materias. Eso no quiere decir que tengan un título. A partir de ahí, hay un trabajo de orientación y de formación, y qué deben hacer para además tener ese título que les requerirán en un momento determinado. Desde allí, la experiencia profesional se va a poder demostrar de dos maneras: o bien con el trabajo que has realizado o, si no tienes nada que te vincule a una empresa o un trabajo, por un tribunal en la que pasarás una prueba para demostrar que eres competente en aquello que se te va a exigir o que tú quieres tener. La primera convocatoria a nivel nacional se quiere poner en marcha en el último trimestre y trabajamos para que se pueda desarrollar en todas las comunidades autónomas.

MONSERRAT COSTA.- En un estudio sobre Universidades que se publicó en el País, se decía que había 1,7 universidades por millón de habitantes, similar a Inglaterra, y que el problema era que daban similares titulaciones. 140 carreras se repetían más de 3.000 veces. ¿Cree que se ha aprovechado el plan Bolonia para reordenarlas?

FELIPE PÉTRIZ.- España tiene en este momento en el sistema universitario español 77 universidades, 50 son públicas, 27 privadas o de la Iglesia, la mayoría de éstas creadas en los últimos años. También ha habido un importante número de públicas que nos ha llevado al resultado que hoy tenemos. Hay un problema de competir siendo buenos en todo con tantas. No pueden todas las universidades ser buenas en todo. No todas deben ofrecer todo, pero sí debemos garantizar que todo ciudadano sea atendido en lo que quiera hacer en el mejor sitio. Y, entre esos dos extremos, hay que conseguir un equilibrio, y unos se decantan más por tener al lado de casa una Universidad, y otros se decantan más por tener, aunque sea un poquito más lejos, la mejor opción para el joven. Entre esas dos opciones, la de Aragón, modelo único de universidad pública descentralizada es el punto medio que permite dar respuesta a las demandas sociales con el nivel de calidad y de exigencia que permitirá ser exigentes y destacar en el panorama internacional.

MONSERRAT COSTA.- Mi confianza después de haber escuchado a Eva Almunia sobre la formación profesional en el sentido de que va a desarrollarla y colocarla en el lugar que debería ocupar.

EVA ALMUNIA.- Espero que sí, pero me gusta repetir que se está haciendo de forma importante, pero que el esfuerzo lo tenemos que continuar haciendo entre todos, no sólo desde la administración del Estado o autonómica. Y lo digo por una razón fundamental. Yo creo que los empresarios se han de vincular mucho más a lo que es la Formación Profesional en dos sentidos: en indicar el camino por donde deben ir las profesiones y también en el de que tenemos que empezar a ser conscientes de que tenemos que exigir a las personas que entren en nuestra empresa cierta formación. Ha habido unos años en que no lo hemos conseguido, hemos crecido muy rápidamente y creo que un momento de crisis como éste también es una oportunidad para que la condición para quien entre en trabajar a nuestra empresa sea que tiene cierta formación y que podamos vincular su contrato a esa formación. Eso nos irá bien a todos, también a la sociedad en general.

MONSERRAT COSTA.- Señor Pétriz, ¿a qué cree que es debido que ninguna universidad española figure entre las diez primeras del mundo?

FELIPE PÉTRIZ.- Soy muy crítico con la elaboración de los ránquines en los temas universitarios, porque tendemos a simplificar diciendo que estamos en la posición tal, entre las 100 o las 25 primeras. Tengo la sensación de que criticamos los criterios de elaboración en los ránquines, pero, si salimos bien en la foto, decimos que qué bien se ha hecho, y si salimos mal decimos que se ha hecho con poco rigor. Cuando se habla de un ranquin, hay que ver qué se mide para posicionar las universidades. Cuando uno mira qué es lo que valoran, la secretaria de Estado me susurraba un valor: premio Nobel de una Universidad. Alguna puede decir que, si ha estado una semana colaborando, lo cuenta como que es profesor de esa universidad y en ese ranquin lo posiciona con un privilegio tremendo. A veces simplificamos el valor. Las universidades españolas han hecho el mejor trabajo que han podido con los recursos que han tenido, han contribuido al progreso de este país y del mundo, porque tenemos profesionales repartidos por todo el mundo formados en nuestras universidades y, creyendo que hay que competir y ser universidades de excelencia, debemos medir con un poquito más de rigor y compartiendo los criterios con los que, hasta ahora, se establecen esos órdenes de prioridades entre las instituciones universitarias. Creo que simplificar sólo por esas posiciones es un error y creo que hay que ir más a valorar en qué puede destacar una universidad. Como queramos ser una universidad buena en todo, no vamos a destacar y va a ser muy difícil. Por otra parte, tenemos un tamaño de universidad que, por esas 77 y la población que tiene, no nos coloca en la mejor posición. El Ministerio ha promovido una iniciativa que se llama Campus de Excelencia Internacional, que, sumando las fortalezas de instituciones no sólo universitarias sino también de su entorno, podamos sumar fortalezas y destacar en el panorama internacional. Y nos hemos marcado en el horizonte de la estrategia Universidad 2015 posicionar cinco universidades en esos niveles de preferencia.

MARIANO BERGUA.- Creo que el plan de Bolonia no pretende sólo tener el conocimiento sino aplicarlo directamente. Desde la experiencia particular en el mundo del Derecho, ¿cree usted que el gran problema que existe es, una vez terminada la formación universitaria, encauzarla en la realidad? Segundo, ¿considera que la sociedad, y en especial para las profesionales liberales, los colegios que las tutelan tienen consciencia y conocimiento de que van a ser parte importante del engranaje para que sean aplicados? Y, tercero, ¿se ha previsto u organizado esa situación y relación entre el ex alumno de la universidad y el que empieza en el mundo laboral?

FELIPE PÉTRIZ.- Es una componente esencial de la reforma. Me he rebelado siempre con la idea de que quien recoge el título en una secretaría de un centro universitario al día siguiente se empieza a formar para el ejercicio profesional en el puesto laboral. El que coge el título debería estar preparado para el ejercicio profesional. Si no, ¿de qué estamos hablando? Si es una academia que da un título sólo para que al día siguiente lo forme la empresa, me parece una barbaridad. Esta reforma pretende que un título de grado o de máster tenga detrás bien definido el perfil profesional y tenga establecidas las competencias claras que hay detrás de ese título y lo que hasta ahora era un plan de estudios diseñados en base a materias que decimos que tiene que aprender, ahora son materias que tiene que cursar para adquirir unas competencias, y primero va la columna de competencias y segundo la de módulos formativos, no al revés, que es lo que normalmente se venía haciendo. Si esa definición está concretada en términos de competencias, se enseña lo que tiene que aprender para ser competente en lo que queremos que sea competente. Eso facilita mucho, pero hay profesiones que están tan bien reguladas en este país y de la manera que están reguladas. Yo he echado en falta que, paralelamente a la reforma académica, se abordara la reforma en lo profesional, porque miramos a Europa para lo que nos conviene, y no en la regulación profesional. No hay la misma dinámica en la mayoría de los países en Europa en reconocimiento de un profesional para el ejercicio de una profesión que aquí es un trámite con una componente burocrática muy elevada. El título da derecho a casi todo, independientemente de cuándo lo aplicas. Un titulado de ese año puede estar quince años sin ejercer esa profesión y dentro de quince años reclamar que está bien preparado porque tiene el papel o el título. No está asociado a si puede ejercer esa competencia o esa profesión. El presidente del Gobierno se comprometió a una reforma en lo profesional. Hay directrices europeas que nos están obligando a esas directivas de servicios de acomodo de las profesiones. Lo único que reivindico en esta temporada tan complicada en "lo Bolonia" es que se nos entienda que estamos haciendo el mejor ejercicio para formar en lo académico a la regulación de hoy, pero que esa regulación hay que cambiarla y la academia ya cambiará y adaptará como siempre lo ha hecho. Está pendiente la adecuación profesional y, en el ámbito del ejercicio del Derecho, hay una ley además del ejercicio de la Abogacía y la Procuraduría que nos obliga a que diseñemos una formación de postgrado que, en este caso, la propia ley obligó a que fuera a caballo entre las universidades y los colegios profesionales. Ahora, se está trabajando en la regulación de un real decreto de diseño de ese máster que habilite para el ejercicio de la profesión de Abogacía y Procuraduría, y eso pasará por garantizar esa componente práctica. Aspiro a que, en las facultades de Derecho, en el hall, veamos en una puerta que es el laboratorio del Derecho, y que allí se pueden hacer juicios y se haga la práctica del Derecho para que esos estudiantes estén cerca de la profesión, porque Bolonia lo que busca es la aproximación de la formación al ejercicio profesional. Y exige que, en Primero, aunque el estudiante no sepa nada de cualquier ámbito del Derecho, ya ese ejercicio en grupo de cuatro estudiantes que trabajan en equipo y pensando en las habilidades y competencias es algo que debe impulsar la reforma, más la componente práctica que hasta ahora se ha atendido por las escuelas de práctica jurídica que hay que incorporar al proceso formativo de la manera que establece. Es la componente fundamental para eso que tantas veces hemos oído de desajuste de formación académica y ejercicio profesional. La sociedad se merece que el titulado sea competente ya para el ejercicio de la profesión, no que se formará después.

PREGUNTA.- He podido constatar que en algunas comunidades autónomas se estudia una historia "falseada" de España. ¿Es consciente el Ministerio de este tema? Si es así, ¿va a hacer algo al respecto?

EVA ALMUNIA.- Hace muchos años, decidimos en España cómo teníamos que resolver ciertos problemas que veníamos arrastrando, y se buscó un modelo en el cual había un gobierno de España y unas comunidades autónomas, que tienen competencias en materia educativa porque se las dan sus propios Estatutos de Autonomía y la Constitución. No creo que haya comunidades autónomas que tengan una historia falseada. No nos parecerá de acuerdo a algunos, pero no es falseada, como tampoco estoy de acuerdo con que haya comunidades autónomas donde los chavales no aprendan castellano o español, como tampoco lo estoy con que haya comunidades que hagan de su capa un sayo en materia educativa. Hay una normativa básica que habitualmente se suele acoger y la suelen desarrollar todas las comunidades autónomas, que es más común de lo que nos suelen dar a entender, porque una cuestión es lo que nos cuentan y otra la realidad de los centros educativos. No creo que haya ninguna editorial que hagan historias falseadas de España.

FERNANDO LAFUENTE.- Hemos hablado de futuro. Muchos alumnos inician sus estudios universitarios y se les advierte que, desde 2010, se aplica el plan Bolonia. ¿Qué va a ocurrir, cómo va a evolucionar su titulación, cómo van a acabar sus estudios?

FELIPE PÉTRIZ.- El estudiante que está en tercero de una licenciatura, cuando se acercó a la universidad y se matriculó, adquirió un derecho, que es a terminar con el plan de estudios con el que la universidad se comprometió. De incertidumbre, nada. Tiene el derecho a terminar sus estudios con el esquema con el que empezó, porque nadie le dijo que a lo largo de esos cinco años se iban a cambiar las condiciones, pero es que la reforma no dice que, cuando llegue a tercero, le van a cambiar las condiciones. No, es que es un derecho. Otra cosa es que a la vista de que el año que viene o este año haya empezado un grado y a él le interese pasar al grado. Eso es otra cosa. Cuando se elabora en la Universidad la memoria, ha de contemplar las condiciones de extinción del plan antiguo y las pasarelas o condiciones en las que un estudiante puede venir. Eso, respecto del que está en el curso que sea. Pero el que termine ese año, los derechos académicos y laborales que le da ese título, de por vida garantizados. Incertidumbre, ninguna. Pero eso es lo que ha pasado cuando, con cualquiera de nosotros, en los cinco años de carrera, la universidad ha cambiado de plan de estudios. Si es que hemos hecho un problema de una cosa que no lo es, que es natural y, si se explica, y es verdad que a lo mejor falta esa explicación, no hay que poner más incertidumbre en la cabeza de los jóvenes que la que supone a final de curso aprobar o suspender. Pongamos en sus cabezas la certidumbre de los derechos que tienen y las garantías de esos derechos. Y, si alguna universidad con la reforma hace alguna barbaridad con esos chicos, yo estaré con ellos. Eso es lo que tenemos que hacer desde los gobiernos, porque las reformas no son buenas o malas por definición. A veces, desde el paraguas de la reforma, se puede hacer alguna barbaridad que otra. Pues esa es la labor del Ministerio: vigilar los derechos adquiridos. Y el estudiante que se ha matriculado en una licenciatura tiene el derecho a terminarla. Es un derecho social que ha establecido con esa institución a la que se ha acercado para cursar la carrera. Yo aconsejaría que se informen de cómo ha planteado la memoria en ese ámbito de formación la propia universidad por si le interesa pasarse, no porque le vayan a obligar a pasarse.

PREGUNTA.- ¿No creen que es importante la comunicación en materia universitaria?

FELIPE PÉTRIZ.- Este tema me ocupa. Se ha hablado mucho de la ausencia de comunicación, que no se ha explicado. Digo muchas veces que, como empecé a hablar en Bolonia en el año 99, ahora me encuentro gente en el paseo de la Independencia en Zaragoza que me dice: Felipe, pero si me empezaste a hablar de Bolonia, ya he terminado la carrera, llevo tres años trabajando y aún estáis empezando con aquello que decías en el año 99 que ibais a hacer. ¿Qué pasa? Que cada año entran en la Universidad de Zaragoza 5.000 alumnos nuevos. El rector que se ha empeñado en explicarles a los que tiene este año, en septiembre tiene cinco mil jóvenes que no le han oído hablar del Espacio Europeo. Donde tenemos la obligación de explicar bien Bolonia no es en la Universidad. Es a los orientadores de los centros de Secundaria, a los padres de los chicos que están haciendo Bachiller, a los que tenemos en Bachiller, y a los de FP. Por lo tanto, el problema de la comunicación de la importancia de esta reforma no está tanto en los que están en las aulas hoy de la universidad, sino en los que van a estar en los próximos años. Las políticas que podamos hacer ahora en el mismo Ministerio de Educación van a salir beneficiadas de estar en el mismo espacio, pero pensando sobre todo en los futuros que van a llegar a la universidad más que en los que están en este momento. Las sesiones más importantes que yo he vivido en la Universidad de Zaragoza el pasado año fueron el día que hicimos una jornada para las familias, otra para los orientadores de todos los centros de Aragón y otra para los jóvenes que quisieron acercarse pero del nivel no universitario. Es allí donde tenemos que hacer el máximo esfuerzo para que se nos entienda todo lo que estamos hablando hoy aquí.


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6


Encuesta
¿Le parece bien que Montero e Iglesias hayan adquirido un cotoso chalet?
•  Sí, tienen su derecho.
•  No, es incoherente con los ideales que critican.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 1

Imágenes del día
71 y 72 de 113

Enlace interno 4

Enlace interno 8

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí