LA ENTREVISTA
 

Mercedes Gascón: "Mi tendencia normal es hacia cosas más sintéticas y concentradas"

Su obra "La muñeca desnuda" (Ediciones Alféizar, 2019) se centra en tiempos de crisis y las afecciones que tienen en las personas



ÁNGEL HUGUET
10/12/2019


BARBASTRO.- Adolescentes que se abren paso en un mundo de adultos extraviados, inmigrantes que luchan por encontrar su lugar en una sociedad que se tambalea, mujeres fuertes bamboleadas por los vientos que corren y personas que se intentan proteger, sin éxito, entre un escenario desalentador es la trama de la novela La muñeca desnuda (Ediciones Alféizar, 2019) escrita por la turolense Mercedes Gascón. La ascendencia barbastrense de la autora no pasó desapercibida en la presentación en el Museo Diocesano, por iniciativa de Librería Castillón, en el ciclo Otoño en Femenino, en el que han participado Luz Gabás, Inés Plana y Eva Tejero.

En la conversación con la filóloga María Pilar Ezquerra, cerca de cien personas conocieron de cerca la solución inaudita a la situación económica desesperada del arquitecto Mario Puigvert de la que parte la novela.

"Se centra en tiempos de la crisis y las afecciones iniciales con la gente. En concreto sobre la situación de un arquitecto que tiene que cerrar el despacho para dedicarse a ser acompañante de mujeres. Lo hace por su hija adolescente a la que mimaba bastante y no quiere que pierda nada de lo que tenía. Es evidente que realiza su trabajo a escondidas y la novela se enriquece con historias de personajes. Hasta ahí se puede contar".

Mercedes Gascón, que reside en Barcelona, viaja mucho a Barbastro, donde residió con sus padres; es licenciada en Filosofía y Letras y profesora de Lengua y Literatura Castellanas durante años. En el género de narrativa es su primera incursión con precedentes de poemas en obras colectivas, publicadas entre los años 2013-2016; además es autora de los relatos cortos La decisión y Chicago en el Club Marina de escritores.

La decisión de escribir su primera novela surgió de las reflexiones propias de una jubilada. "Tengo tiempo y me plantee la posibilidad de sacar adelante el proyecto en solitario. Los resultados han sido satisfactorios porque se publicó en mayo y ha tenido buena satisfacción, propia de una editorial humilde. En la presentación en Barcelona, la respuesta dejó buenas sensaciones si tenemos en cuenta el espacio y lugar. A la gente no le ha disgustado". En su opinión, "el tema encaja en este tipo de vida social, de hecho, sucede y creo que seguirá, por desgracia".

Respecto al reencuentro con Barbastro, según dijo, "he vendido obras compartidas porque tengo muchos amigos y gente conocida que saben de mi condición de autora. En la primera novela no me he complicado la vida y tenía claro que tampoco habría editoriales en lista de espera. En dos concursos me aconsejaron que la publicara". Gascón conoce la buena aceptación que han tenido las autoras barbastrenses Inés Plana y Eva Tejero con sus respectivas primeras novelas, sin necesidad de comparaciones, "ambas han tenido buen soporte editorial, de lujo. Por algo será", indica.

No sabe si acometerá una segunda novela, "porque -dice- mi tendencia es hacia cosas más sintéticas y concentradas. Me lo preguntan muchos y nunca se sabe".



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS