CARTAS AL DIRECTOR
 

Arbitraje y reconciliación




TEÓFILO MARCO ESTELLA
13/01/2020


En el programa económico de Unidas Podemos leo: "subir el IRPF a las rentas de más de 100.000 euros al 47 %, que llegarían al 55 % en el caso de las que superen los 300.000, y un impuesto especial para las grandes fortunas".

Parece que para elevar el nivel social de los menos favorecidos (uno piensa que eso pretenden y no otra cosa) la izquierda solo aplica el exprimir a los que tienen bienes, sean empresarios pequeños y empresarios grandes. Esto puede ser, al decir popular: "matar la gallina de los huevos de oro". Si las empresas no ganan dinero, porque las exprimen como a un limón, el empresario irá mandando obreros a la calle, al paro obrero, y que se haga cargo de ellos el Estado; cosa que nos perjudica a todos los ciudadanos.

Opino que es mejor ayudar a las empresas a ganar dinero, y entonces animarles a crear nuevos puestos de trabajo, que esto es medio eficaz para contribuir al desarrollo social y por tanto creación de nuevos bienes y por ello de progreso.

Los sindicatos procuran lograr mejoras para el obrero, y es normal que lo hagan, pero también debían hacer que el trabajador haga su trabajo bien hecho, con dominio técnico del campo o sector en que se ejerza. Porque hay obreros "chapuzas" que hacen cosas, obras defectuosas, mal, como las hacía el albañil del dicho popular, que al terminar su trabajo decía: "pared tente mientras cobro". Y los hay también vagos, que rinden poco en su trabajo. Y para estos se les aplica otro dicho popular que dice que un obrero al llegar al trabajo les decía a los compañeros: "hoy es San Bruno, así que a trabajar poco por si despiden alguno".

En resumidas cuentas: no hay que hundir al capital por aupar mucho al trabajo, sino que el Gobierno busque la reconciliación entre ambos con un buen arbitraje.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS