PROGRAMACIÓN SAN VICENTE
 

Un auditorio casi lleno asiste a la XXVIII Muestra de Danza y Folclore

Casi 200 participantes ofrecieron un espectáculo marcado por la convergencia de estilos



ANA ROSA MAZA
23/01/2020


HUESCA.- La agrupación Folclórica Santa Cecilia fue la encargada de abrir la XXVIII Muestra de Danza y Folclore Ciudad de Huesca, que tuvo lugar este miércoles en el Palacio de Congresos de Huesca, incluida dentro de la programación que el Ayuntamiento ha preparado para la celebración de la fiesta patronal de San Vicente. "Traemos lo que sabemos hacer que es el folclore y la jota aragonesa", explicaba Javier Garvín Marín, componente de la Agrupación, minutos antes de comenzar la actuación.

Las bambalinas del Palacio de Congresos bullían, mientras las y los participantes ajustaban los últimos detalles en sus vestuarios: mallots y cabellos recogidos en ajustadas trenzas se entremezclaban por los pasillos con melenas encordadas en lazos ansotanos, moños de picaporte y trajes originarios de Hecho, Ansó, Fraga o Chistau: "Hemos intentado mostrar la riqueza de la indumentaria tradicional que hay en la provincia de Huesca", explicaba la también integrante de la Agrupación Jara Expósito.

 

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES

 

Canto, baile y rondalla; la Jota a San Vicente, seguida de la Jota Cruzada, "una jota muy movida muy rápida", y la ya habitual jota a San Lorenzo, "muy emblemática, muy vistosa y con mucha fuerza en el final" -matizaba Garvín- sirvieron para abrir una gala en la que se dio cuenta del trabajo que las escuelas de danza presentes en Huesca "siguen haciendo por la danza, con compromiso, con una filosofía basada en el aprendizaje, el esfuerzo y el disfrute", explicaba el presentador de la gala, el actor y también bailarín Manuel López.

Un escenario que con luces y proyecciones acompañó a las casi 200 personas participantes de esta 28ª edición. Tras un cambio de escenario llegó el Nuclear Disaster de Espacio Danza, espectáculo ya premiado en otros certámenes", como explicaba José Espinosa, director y coreógrafo de la academia. Le siguió el espectáculo lírico In my Blood, de Dolce Vita, la danza contemporánea de la mano de la Escuela de Danza Odil, la danza clásica de Escuela de Danza y Folclore Elenco, y la danza moderna, danza jazz, o el hip hop, entre otros, de Academia Bailalé que sirvieron para cerrar la Gala. Una convergencia sobre el escenario de géneros y estilos que muestra "en qué están las escuelas de la ciudad y la versatilidad que tiene para formar tanto en folclore tradicional como en estilos más modernos", apuntaba López.

Ania Savalli, coreógrafa y directora de Dolce Vita, presente en la Muestra desde hace dos años, incidía en lo "enriquecedor" de este encuentro, pues "cada escuela tiene su guiño, lo que nos caracteriza es la motivación del grupo -de edades comprendidas entre 7 y 16 años- y la energía que transmiten" al subirse al escenario. José Espinosa insistió en la importancia de que "se vea recompensado el esfuerzo" puesto en las coreografías.

La XXVIII Muestra de Danza y Folclore Ciudad de Huesca congregó a una audiencia que a punto estuvo de completar el aforo del Auditorio Carlos Saura, pese a la lluvia.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS